Carmen & Santiago: “Al volver a pisar juntos un escenario, se nos hizo un nudo en el estómago” – GENTE Online
 

Carmen & Santiago: “Al volver a pisar juntos un escenario, se nos hizo un nudo en el estómago”

Actualidad
Actualidad

Esto de que te morís es mentira. Está todo el mundo corriendo por vos, tus hijos van de un lado para el otro, ‘se muere el viejo, no se muere’. Ahora el viejo está bien. No puede ser, estabas más cerca del arpa que de la guitarra. Vos no te morís de caprichoso… ¿Sabés qué dice mi mamá? ¡Que no te vas al cielo porque Dios no te abre la puerta!”. 

Así de picante es el diálogo entre Carmen Barbieri (61) y Santiago Bal (80) en el momento cumbre de uno de los tanques que tendrá la temporada en La Feliz. La gran revista de Mar del Plata –que dirige la capocómica y fue escrita y tiene como protagonista principal a su ex– debutó el fin de semana largo en el teatro Corrientes y volverá a levantar el telón el 2 de enero para bajarlo el 20 de marzo. El lunes 12, ambos evaluaron el espectáculo, consideraron que estaba largo y se encerraron a trabajar para adecuarlo a la hora y 45 minutos que pretenden para llegar a las dos funciones diarias.

Al pie del avión que la trajo de regreso a Buenos Aires, Carmen señaló: “Estamos muy bien con Santiago, como si ayer hubiésemos dejado de trabajar juntos. Además, puedo dividir la ficción de la realidad: yo lo dirijo, él se deja dirigir, nos respetamos, y no tiene nada que ver lo que nos sucedió en la vida. Igual, pasó mucha agua bajo el puente. Fueron muchos años separados y seis que no estoy con él sobre un escenario”. 

–¿Y no te pasó nada?

–Y… un nudo en el estómago se me hizo, fue raro. Al público le encantó vernos juntos, lo gritaban. Cuando se reestrene en enero, vendré a trabajar a Mar del Plata una vez por semana, a subir al escenario y chequear que todo esté bien. Ahora voy a Buenos Aires, el martes hago dos o tres notas, armo las valijas y las de mi mamá y nos vamos a Carlos Paz, a montar La revista de Carmen en el teatro Melos. Ahí estamos, otra vez en la palestra, cada uno encabezando un elenco. 

............................................................................. 

Mientras tanto, Santiago Bal nos decía que estaba “fascinado y encantado con trabajar con Carmen. Fue una maravilla, la cosa más normal del mundo, como si nunca nos hubiéramos peleado. Acá ella es la gran cómica, y yo ocupo el rol del segundo. Con respeto, habla de mi salud, de mi vida, dice que casi me pisa el cañito del respirador cuando estaba internado, jaja. A Federico no le gusta para nada, pero él todavía no la vio”. 

–De todas maneras, usted le responde a Carmen… 

–Sí, por supuesto.

–Le dice que ya está grande. 

–Es que ella me acusa de que me gustan las chicas jóvenes. Y le respondo que son más fáciles, porque las mujeres grandes son complicadas, les tenés que desabrochar la blusa, sacar la enagua, bajar los breteles, la faja, y ya se aburrió. En cambio, ¡con las chicas bajás un cierre y listo! 

–¿Ya le echó el ojo a algunas de las vedettes que lo acompañan? 

–Jaja, no. Son hermosas, realmente. Un grupo de mujeres espectaculares. 

–Algunos han dicho que la revista es un género que ha muerto. 

–¡Qué se va a morir! Mientras Carmen y yo estemos vivos, va a gozar de buena salud. Es un género maravilloso.

–Y ahora que con Carmen las cosas andan bien, ¿con quién va a pasar las fiestas? –Ah, eso no va a cambiar. Las voy a pasar solo, como siempre. 

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig