Camino a la gloria – GENTE Online
 

Camino a la gloria

Actualidad
Actualidad

"Che, rubio, ¿cómo la ves? ¿Los argentinos alguna vez volveremos a salir campeones de algo en equipo?". El pibe -cara de desfachatado, 14 años, 1,77 de estatura- encara il
usionado al gigante Marcos Milinkovic (30) -2,04 de altura, capitán y número 1 de la selección argentina de voley, uno de los mejores del mundo- después del entrenamiento. La respuesta del Maradona del equipo no se hace esperar: "Soñá, nene, soñá, que nosotros vamos a hacer todo el esfuerzo para que el país vuelva a emocionarse en cada partido".


LO QUE VIENE, LO QUE VIENE
. Del 28 de setiembre al 13 de octubre los argentinos volveremos a tener la oportunidad de palpitar otro Mundial de voley en nuestra tierra. Y la ilusión está intacta. Porque resulta imposible no recordar aquella actuación memorable del año 82, cuando como local el equipo se coronó en el tercer puesto al derrotar a Japón. Argentina, con mucho esfuerzo, volverá a ser sede de un torneo que, de acuerdo con algunos números que trascendieron, promete sorprender al mundo:

- 190 países verán por tevé el Mundial de Voley Argentina 2002.
- 500 millones de hogares de todo el planeta recibirán la transmisión que se realizará por la cadena
ESPN
- 6 ciudades serán sedes durante los 15 días que durará la competencia: Buenos Aires, Córdoba, Mar del Plata, San Juan, Salta y Santa Fe.
- 24 selecciones participarán del certamen más importante de la especialidad, divididas en 6 grupos de 4 equipos cada una.

La Argentina debutará el 28 de setiembre enfrentando a Australia en el Luna
Park
, equipo que presenta una curiosidad que puede favorecerle en el debut: su director técnico es el argentino Jon Uriarte, que en la Liga Argentina de Clubes 2000/2001 sacó campeón a Olympikus de Azul. Otro coach nacional que formará parte del certamen será Julio Velazco -multicampeón con Italia-, que conducirá a la República Checa. Nuestra selección completará la fase en el estadio Aldo Cantoni del Parque de la ciudad de San Juan -con capacidad para 8.000 espectadores- cuando enfrente a China y Portugal. Si sale primera, jugará la segunda ronda en el
Luna, y si clasifica en el segundo lugar, deberá continuar dando pelea en el estadio Orfeo de Córdoba.

CREER QUE SE PUEDE
. "Tenemos la convicción de que a través del deporte y el turismo podremos mostrar las bellezas de nuestra geografía y las habilidades de todos nuestros profesionales. Con la realización de este campeonato, dotaremos al país de mayor infraestructura deportiva e invitaremos al mundo para que observe a nuestro país", aseguró el secretario de Deporte y Turismo de la Nación, Daniel Scioli, cuando distinguió a los jugadores y al cuerpo técnico del seleccionado como "embajadores deportivos", tal cual lo hiciera con José Meolans, Juan Curuchet, los planteles de fútbol y atletismo, y los tenistas que participaron en la Copa Davis. "La imagen luchadora que tiene este grupo va a contagiar a todos los argentinos", agregó Scioli durante la ceremonia. El técnico del conjunto nacional, Carlos Getzelevich, agradeció emocionado en nombre de todos: "Esto es un reconocimiento a la entrega y el sacrificio que el equipo demostró en los últimos tiempos".

"Veinte años no es nada", comenta a GENTE con filosofía, Hugo Conte (39) -el más veterano, figura emblemática de aquel grupo del 82, e integrante de esta selección nacional del presente-."Aquella vez en la hinchada estaban mis viejos; en cambio ahora, mis hijos y mi esposa. El voley me dio todo en la vida. Te juro que a veces me siento un poco papá de algunos chicos. Siempre les aconsejo y recuerdo una cosa: que se diviertan jugando. ¿Me estaré volviendo demasiado viejo?", consulta mientras le da la bienvenida a Gustavo Scholtis, uno de los más altos -2,05 metros- y el más joven de todos -19 años-. "Ser el más pibe para mí es una ventaja -afirma el larguirucho cordobés que juega en Alianza de Jesús María-.
En este Mundial el planeta me va a conocer. ¿Sabés lo que significa eso?", pregunta con la clásica tonadita mediterranea.

A LO LARGO Y A LO ANCHO.
El Luna Park de Buenos Aires con capacidad para 12.000 espectadores y los estadios Delmi de Salta (10.000), Aldo Cantoni del Parque de San Juan (8.000), Malvinas Argentinas de Mar del Plata (8.000), Orfeo de Córdoba (8.500), y del club Unión de Santa Fe (5.500) fueron puestos a punto para recibir a los 432 jugadores de todo el mundo que pisarán estos campos de juego. La Argentina contará en su plantel con cinco jugadores de los denominados "extranjeros", porque juegan en equipos del exterior. Ellos son: Marcos Milinkovic -Asystel Milano, de Italia-, Jorge Elgueta -Orestíada, de Grecia-, Javier Weber -Unisul, de Brasil- y Alejandro Spajic y Leandro Maly -Poitiers, de Francia-. El resto participa en clubes de la Argentina.

Cada una de las torres del equipo confía en que, con sacrificio, el sueño se puede lograr. "Tenemos experiencia y buena altura", aseguran todos mirando a uno: Hernán Ferraro (34) -jugador del Rojas-Scholem y el más petiso del equipo, con 1,70-, que pide derecho a réplica: "Dejame que diga dos cosas. Una, a mis compañeros: con mi altura, debo ser bastante bueno para haber sido seleccionado. Además, a los grandotes no les tengo miedo. Y otra para los argentinos: que se queden tranquilos porque esta copa se queda en casita".


Los 18 integrantes de la selección nacional en un alto del entrenamiento en el CENARD. Soñamos con ser campeones. Y vamos a demostrar que somos capaces de lograrlo".">

Los 18 integrantes de la selección nacional en un alto del entrenamiento en el CENARD. "Soñamos con ser campeones. Y vamos a demostrar que somos capaces de lograrlo".

Javier Soldi, Pablo Peralta y Alejandro Spajic son los más lungos con 2,05, metros de altura. Javier Weber -1,80 metro-, el más petiso después de Hernán Ferraro.

Javier Soldi, Pablo Peralta y Alejandro Spajic son los más lungos con 2,05, metros de altura. Javier Weber -1,80 metro-, el más petiso después de Hernán Ferraro.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig