Cada cual atiende su amor – GENTE Online
 

Cada cual atiende su amor

Actualidad
Actualidad

Ya no se clavan los puñales por la espalda. Por el contrario, se están demostrando que pueden vivir del amor y con (otro) amor. A un año y medio de haber pasado por el Registro Civil para casarse hasta que la muerte los separe, y a doce meses de su separación (en vida, claro), Julieta Cardinali (34) y Andrés Calamaro (50) han puesto la parte de adelante de sus vidas apuntando hacia otros corazones. El músico encontró refugio en los jóvenes brazos de la modelo Micaela Breque (23), y hoy no temen mostrarse, enamorados, por las calles de Palermo. Y la actriz, a diez mil kilómetros allende el Atlántico, también consolida su relación (retratada en primicia por GENTE en enero pasado en Madrid) con el cineasta español Juan Carlos Fresnadillo (44); para que no queden dudas, a fines de noviembre, Julieta y el director nacido en Tenerife fueron fotografiados nuevamente por las calles de la capital española, esta vez sin tanta sorpresa.

JULIETA CON ANDRES. Tras romper con Mónica García (la famosa Flaca), relación que lo enfrentó duramente con Charly García hacia 1995, Calamaro venía de vínculos poco duraderos. Julieta, en cambio, estaba de novia con otro rocker, con otro Andrés: Ciro, el líder de Los Piojos, su primera pareja conocida luego de Alejandro Agresti (cineasta como Fresnadillo, nacido en 1961, como Calamaro). En enero de 2005, GENTE fue testigo de las vacaciones de Ciro y Cardinali en Cariló.

Al mes siguiente, en el casamiento de Vicentico y Valeria Bertuccelli –otra pareja de rocker y actriz–, el Salmón y Julieta se vieron por primera vez en sus vidas, aunque casi no cruzaron palabra. Recién volvieron a verse a mediados de marzo, en la casa de Fito Páez y Romina Ricci (¡más parejas entre el mundo rock y el de la actuación!), para el cumple número 42 del rosarino. Esa noche sí charlaron y Andrés ya la miró con otros ojos. Pero tuvieron que pasar ocho meses más para que empezaran a salir como novios.

Durante esos cinco años, el amor entre AC/JC (tatuado así en la piel de Andrés) parecía uno de los más consolidados del ambiente. Se mudaron al departamento de Calamaro en Sinclair y Seguí (Palermo), y en el de ella, en Ciudad de la Paz y Olleros (en verdad, era el que había compartido Agresti con Julieta), montaron una sala de ensayos para el rocker. A los seis meses de noviazgo, en mayo de 2006, Cardinali quedó embarazada y el 9 de enero de 2007 nació Charo Calamaro Cardinali. ¿Qué más se podía pedir para reflejar la estabilidad de la pareja? El paso por el Registro Civil se dio tres años más tarde, el 23 de julio de 2010, casi transmitido en vivo y en directo por todos los canales, mostró a Julieta sonriente, con la famosa libreta roja en su mano. Sí, parecían una pareja consolidada (“Almorzamos y cenamos los tres juntos, con la TV apagada –declaraba entonces Andrés–. Charo habla mucho y duerme poco. Es la genética, creer o reventar”). Sin embargo, los nubarrones ya se aproximaban a sus vidas.

Apenas tres meses duraron conviviendo como el señor y la señora Calamaro, ya que entre octubre y noviembre ella le dijo que necesitaba tomarse un tiempo para reflexionar qué sería de ellos en el futuro, y le pidió que dejara el hogar. En una especie de enroque, ella se quedó en Sinclair, él fue a parar a Ciudad de la Paz, y a partir de allí, más allá de los encuentros como padres, lo cierto es que cada uno emprendió su ruta. Andrés, con escalas varias y no muy duraderas, hasta que apareció la modelo Micaela Breque. Julieta, apostando fuerte por España: en lo laboral, porque está protagonizando Una carta para Evita, junto a consagrados de la talla de Carmen Maura y Ana Torrent. Y en lo afectivo, porque de un año a esta parte, el cineasta Juan Carlos Fresnadillo va ocupando un lugar cada vez más importante en sus días.

ANDRES SIN JULIETA. El 2011 fue ajetreado pero fructífero. A las extensas giras por España, México y Estados Unidos, al final del año se sumaron varias participaciones en discos: con Pablo Lescano (el ex Damas Gratis), con Enrique Bunbury (el español, ex Héroes del silencio) y sobre todo la movida encabezada por Alejandro Sanz y Médicos sin Fronteras, con el disco Positive Generation, destinado a reunir fondos para la lucha contra el virus del HIV en Zimbabwe. En la personal, decidió dejar el departamento de Ciudad de la Paz –demasiados recuerdos– y alquilar uno en Palermo Hollywood, que desde agosto es el refugio del rocker y su chica, la modelo Micaela Breque (23), quien –basta mirarlo– ha colmado de paz los días de El Salmón.

JULIETA SIN ANDRES. Su clave está en España, decíamos. Una carta para Evita (coproducción de TVE y Televisión Catalana) es su trabajo más importante en la pantalla, sin contar que es la segunda vez que le toca en suerte interpretar a Eva Perón. España también la reconectó con Fresnadillo, a quien había conocido en 2008, durante el Festival de Cine de Málaga. Cuando en enero pasado ella viajó a España para comenzar las grabaciones de la miniserie, fue Fresnadillo su cicerone y anfitrión. Precisamente, el 17 de enero GENTE los sorprendió caminando cerca de la Plaza de la Paja, toda una primicia de la relación. Y aunque Cardinali haya tratado de desmentirlo en un reportaje a mediados de octubre, diciendo “no tuve ni tengo novio”, primero fue la revista Paparazzi quien la fotografió junto a Fresnadillo en Palermo (el director se alojó en un hotel frente al departamento de Sinclair, para cuidar las formas, tanto en junio como en octubre), en una de las dos visitas que le hizo a Julieta este año en Buenos Aires. Y días atrás, GENTE los volvió a retratar –el 25 de noviembre– paseando por Madrid, muy cerca de la casa de Fresnadillo, sobre la calle Justiniano, mientras Charito, su hija, estaba en Barcelona al cuidado de su niñera porteña.

BUENA SUERTE Y HASTA LUEGO. El matrimonio Calamaro-Cardinali no tiene vuelta atrás. Además de que cada uno ya tiene nuevo amor, los términos del divorcio ya han sido puestos en la mesa de las negociaciones. Extraoficialmente se supo que el intento de conciliación fracasó por amplias diferencias económicas: Julieta habría solicitado una cuota de 15 mil dólares mensuales sólo para los gastos de alimentación, más otro monto para expensas, mucamas, dos niñeras y erogaciones varias. Andrés habría contraofertado una cifra bastante menor, más acorde con el ingreso de un músico, que no siempre es constante, esgrimió.

De todos modos, pocos dudan de que llegarán a un acuerdo, porque si en algo todavía coinciden es en que Charito –que cumple cinco años el 9 de enero– no debe ser afectada por las diferencias entre los padres. Los dos la aman con locura. Cada vez que tuvo unos días libres, Calamaro viajó a Barcelona para visitarla, mientras mamá Julieta grababa la miniserie. En octubre fue el rocker quien llevó a Charito a España para que estuviera cerca de mamá Julieta, y este fin de semana ya estaba de regreso en Buenos Aires, tras viajar con su niñera.

La Navidad, el Año Nuevo y el cumple de Charito los encontrará nuevamente a todos en la Argentina. Será el momento de poner las cosas en claro, de resolver los términos del divorcio, y –por qué no– de la mutua presentación de quienes hoy ya forman parte de sus respectivas vidas. Calamaro conoció a Micaela Breque en Chile, cuando ella subió al escenario a hacer coros con otras chicas en uno de sus conciertos.

Calamaro conoció a Micaela Breque en Chile, cuando ella subió al escenario a hacer coros con otras chicas en uno de sus conciertos.

Cineasta como su primera pareja, Juan Carlos Fresnadillo encabeza la generación de jóvenes directores españoles. GENTE dio la primicia de la relación en enero pasado.

Cineasta como su primera pareja, Juan Carlos Fresnadillo encabeza la generación de jóvenes directores españoles. GENTE dio la primicia de la relación en enero pasado.

Julieta y Andrés el 10 de julio de 2010, después de pasar por el Registro Civil.

Julieta y Andrés el 10 de julio de 2010, después de pasar por el Registro Civil.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig