No creo que haya un apoyo incondicional. De ser así, ya habría surgido"." /> «Bush quiere saber si Kirchner es un Lula, un Chávez o si tiene identidad propia» – GENTE Online
 

"Bush quiere saber si Kirchner es un Lula, un Chávez o si tiene identidad propia"

Actualidad
Actualidad

El encuentro estaba programado para septiembre. Sin embargo, George Walker

Bush anticipó la invitación, y Néstor Kirchner -cuando esta nota aterrice en los
kioscos- ya habrá descendido de la escalerilla del Tango 01 en Washington casi
sin haber desarmado las valijas de su viaje por Europa. El cambio de planes
-algo poco habitual en la estricta agenda de la Casa Blanca- causó sorpresa. Y
aunque los motivos reales están guardados bajo siete llaves y recién los
conocerá Kirchner de boca del propio Bush, dos de los principales consejeros del
presidente norteamericano, el secretario de Estado Colin Powell y la asesora en
temas de seguridad nacional Condoleeza Rice, no fueron ajenos a este
adelantamiento. Por ejemplo, el primero de ellos apuró todos los trámites
necesarios para que José Octavio Bordón, flamante embajador argentino en los
Estados Unidos, pudiera presentar las cartas credenciales antes del viaje
presidencial. El detalle, por sí solo, marca la importancia de este encuentro.

Daniel Viotto, mendocino de 42 años, es desde enero de 1997 uno de los
presentadores de noticias de la cadena CNN en Español. Desde Atlanta, Georgia, y
recién llegado de sus vacaciones, el conductor de Encuentro con Daniel Viotto,
Directo desde Estados Unidos y Las Noticias -junto a Patricia Janiot en el prime
time informativo- dialogó con GENTE sobre lo que le espera a Kirchner en
Washington.

-¿Qué saben de Kirchner en los Estados Unidos?
-En realidad, los medios norteamericanos no han hecho mayores comentarios sobre
el gobierno del presidente Kirchner, pero no es nada particular contra
Argentina. Poco y nada se habla aquí de los mandatarios de otros países, sin
importar de qué parte del mundo sean. A menos que ocurra algo extraordinario,
como fue el desfile de mandatarios en la crisis posterior al alejamiento del ex
presidente Fernando de la Rúa.

-En los círculos de poder norteamericanos, ¿qué imagen tienen de él?
-Quizás esa incógnita podría ser una de las razones por las cuales la Casa
Blanca adelantó la visita del presidente Kirchner. Quieren conocer de primera
mano los planes de Buenos Aires para el futuro en varios frentes: política,
economía, deuda externa, default, política exterior y cómo será la relación
bilateral. Aunque la Casa Blanca está muy enfocada en la guerra contra el
terrorismo, la seguridad interior y el futuro de Irak, no pierde de vista otros
temas en marcha de su agenda, como el Tratado de Libre Comercio de las Américas
(ALCA) para el 2005. Creo que por allí puede pasar gran parte del interés de la
Casa Blanca por conocer qué piensa el presidente Kirchner. Si piensa negociar
individualmente como lo hizo Chile, o en bloque desde el Mercosur. Es bien
conocido el interés de Washington por llegar a ese mercado común negociando país
por país. Mientras tanto, Kirchner ha dejado bien en claro que quiere fortalecer
los lazos con los vecinos de la Argentina en el Mercosur. Allí podría haber
mucho para dialogar, negociar y prometer de uno y otro lados.

-¿Lo ven más próximo a Lula o a Chávez?
-Tal vez, Bush quiere saber si Kirchner es un Lula, un Chávez o un presidente
con identidad propia. Qué visión de país y región tiene. Qué piensa hacer con
las relaciones bilaterales. Qué viene después de las relaciones carnales del
pasado. Hacia dónde conducirá el tema de la deuda externa y el default. No nos
olvidemos de que la Argentina está en incumplimiento con sus acreedores y esto
pesa mucho en el presente y futuro de la relación bilateral.

-¿Es común que un presidente de los Estados Unidos cambie imprevistamente su
agenda e invite a otro mandatario de una semana para otra, como ocurrió en este
caso?

-La Casa Blanca es muy estricta en estos temas. Me llama la atención que la
visita de un mandatario sea adelantada, pero sinceramente desconozco los motivos
por los cuales Bush tomó esa decisión.

-¿Bush lo espera con los brazos abiertos o con los puños cerrados?
-Creo que lo espera con la agenda abierta, y seguramente tomará nota de lo que
diga su par argentino. Kirchner es un mandatario que recién comienza, y ambos se
deben conocer y dialogar para poder disipar dudas o, como dije antes, conocer de
primera mano qué piensan hacer en temas comunes a ambos países.

-¿Habrá apoyo del presidente Bush para que la Argentina pueda acordar cuanto
antes con el FMI?
-Todo dependerá de las reformas que esté dispuesto a hacer el gobierno de
Kirchner. No creo que haya un apoyo incondicional. De ser así, ya habría
surgido.

-¿Cómo cae en Washington cuando en la Argentina el Gobierno dice que desde ahora
las relaciones internacionales serán multilaterales y no bilaterales, como
ocurría con los Estados Unidos hasta hace poco?
-Quizá con cierto grado de desconcierto. Por un lado, por lo de las relaciones
carnales, que al parecer son cosa del pasado. Y por otro, debido a que la Casa
Blanca quiere negociar el ALCA país por país y no con bloques como el Mercosur.
Ambos países han cambiado sus políticas bilaterales ajustándose a las
circunstancias. Esto ha hecho más permeable la relación y es por allí donde
puede filtrarse la desconfianza mutua. Después de todo, ese fue el clima de la
relación bilateral por muchas décadas.

-Aquí se dice que Kirchner no quiere que le mencionen un pedido de colaboración
para las fuerzas norteamericanas en Irak, y para que los militares se involucren
en la lucha contra el narcotráfico. ¿Serán temas de discusión?

-Tal vez analicen ese tema. Honduras ya prometió enviar tropas a Irak y la
Argentina participó en varias fuerzas multinacionales en el pasado. Desconozco
si se está negociado este tema a nivel de cancillerías. No me sorprendería que
la Casa Blanca le pidiera a la Argentina el envío de tropas a Irak.

-¿Qué se espera de las reuniones con representantes de la comunidad judía en
Nueva York sobre el tema AMIA?
-Un cambio de actitud desde el Gobierno argentino para que ayude a esclarecer el
atentado. En años recientes no fue fácil abrir paso en la investigación de ambos
atentados -AMIA y Embajada de Israel- en Buenos Aires. La justicia argentina
está en deuda no sólo con la comunidad judía del país, sino con la ciudadanía
toda. Fue un ataque terrorista contra todos los argentinos. La comunidad judía
de los Estados Unidos insiste en respuestas e insistirá hasta que se conozca la
verdad y se encuentre a los culpables. Justicia es igual a verdad, y eso espera
la comunidad judía internacional de la Argentina. El presidente Kirchner ha
prometido cambios en la justicia y de hecho ya se están viendo. Quizás ahora esa
deuda atroz sí se cancele y no con dinero ni bonos, sino con verdad.

El matrimonio Kirchner ya está en Washington. Según el periodista argentino de la CNN Daniel Viotto, George Walker Bush quiere saber qué posición tomará nuestro presidente sobre el ALCA.

El matrimonio Kirchner ya está en Washington. Según el periodista argentino de la CNN Daniel Viotto, George Walker Bush quiere saber qué posición tomará nuestro presidente sobre el ALCA.

En las dos reuniones que mantuvo con el premier británico Tony Blair, nuestro Presidente puso sobre el tapete la necesidad de discutir la soberanía de las islas. Blair dijo:

En las dos reuniones que mantuvo con el premier británico Tony Blair, nuestro Presidente puso sobre el tapete la necesidad de discutir la soberanía de las islas. Blair dijo: "Comprendo", y sonrió.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig