“Busco un hombre que me proponga algo serio” – GENTE Online
 

“Busco un hombre que me proponga algo serio”

Actualidad
Actualidad

Está sola. Nadie la pasa a buscar, aunque todos la inviten a salir. Se peleó (se separó, mejor dicho) del futbolista Matías Mantilla, hoy jugador de Defensores de Belgrano en la Primera B. Hace seis meses que su novio obtuvo el agregado “ex”. No hace mucho se dijo que tuvo un touch and go con Diego Maradona. Pero ella lo niega. Que “nada que ver”. Y, por las dudas, insiste: “No volví a salir con nadie desde que corté”. Medio año de soledad, suma, entonces. Y no cualquier soledad: sino la de una argentina (“codiciadas mujeres terrenales si las hay”, dicen por el mundo), de una argentina famosa (fama que se ganó con Gran Hermano II en los tiempos del boom de los reality shows para echarse a andar), de una argentina famosa y sexy (porque, ¿hará falta decirlo?, figura en la lista de las más deseadas).

Increíble. A Silvina Luna (era tiempo de presentación: 25 años, modelo, actriz de plumas, comedia y tevé) le sobra trabajo y le anda escaseando el amor. Por estos días se vino a Punta del Este con la excusa de relajarse. Es que de miércoles a domingos hace teatro: está en El champagne las pone mimosas, la comedia que Gerardo Sofovich impuso en la glamorosa Corrientes. Además, está ensayando para la tele: hará Los gladiadores de Pompeya, un proyecto que la tiene ilusionada, porque trabajará con Andrea del Boca, su máximo ídolo.

–¿Dónde están los hombres Luna, si usted anda sola?
–Eso mismo me pregunto yo (risas).

–Anda en busca de compañía, imagino…
–Ese es todo un tema. No busco, pero sueño con encontrar un buen compañero algún día.

–A ver, explíquese.
–Me distancié de Matías, mi novio de hacía dos años. Y desde entonces estoy sola. Extraño estar en pareja. Hace seis meses que no intimo con nadie. Ahora estoy aprendiendo a disfrutar de mi soledad, atravesando una etapa de introspección y autoconocimiento. Está bueno.

–Extraña, pero hace introspección. Quiere pareja, pero está sola. ¿Anda de duelo?
–Duelo no. Es sólo que decidí concentrarme en mi trabajo y en mí. Cuando llegue el amor, llegará. No soy de ese tipo de mujeres que están por estar con alguien. Prefiero estar sola hasta que aparezca la persona.

–Y mientras… ¿cuántos candidatos intentan hacerla cambiar de opinión?
–(Risas) Algunos hay. Llamar, llaman. Invitaciones para salir no me faltan, la verdad. Pero por ahora prefiero rechazarlas. Igual estoy muy bien. Muy apasionada con esto de la comedia, todo un desafío para mí. Ahora tengo una exigencia más intelectual que física. Me tengo que meter en la piel de un personaje durante 90 minutos todas las noches. Digamos que dejé la vedette para convertirme en actriz. Y yo quiero ser actriz. Este año se pronostica muy bueno para mí: voy a hacer tele con Andrea del Boca, que la admiro desde chica porque miraba todos sus programas. Hasta tuve un oso que lo bauticé con el mismo nombre que tenía un muñeco de ella en la novela Antonella.

–¿Ya averiguó qué le vaticinan los astros en el amor?
–No. ¡Y dale con lo mismo! Aunque no lo creas, no me resulta tan fácil encontrar un hombre. Ven mi exposición y no se relajan, por miedo. Después, se dan cuenta que detrás de mi nombre hay una chica simple y sencilla. Pero al principio todo me resulta difícil y complicado...

–¿Y qué pasó con Maradona?
–(Se pone seria) Nada. ¿Qué va a pasar? Nada de nada. Y lo juro. No sé por qué tengo que andar jurando cosas, pero en este medio pareciera ser así. Igual, el que quiera creerlo que lo crea y el que no, no.

–No le importa…
–No es que no me importe. Me cansa. Me importan y mucho mis viejos, por ejemplo, que se creyeron lo que dijeron por los medios y me llamaban preocupados para preguntarme si era cierto.

–Imagine de dónde salió el rumor, entonces…
–Ni idea. La primera vez que lo vi fue en la fiesta de GENTE, la que hicieron en diciembre, en la Rural, y ni tuve la oportunidad de saludarlo, porque estaba lejos. Me hubiera gustado presentarme porque me parece un genio, pero tampoco iba a andar empujando a la gente para quedar como una cholula. Después, Gerardo (se refiere a Sofovich, su productor) lo invitó al teatro y al día siguiente él me envió un ramo de flores. Calculo que eso habrá iniciado todo. Yo creo que me las envió porque le gustó la obra, de caballero que es, nada más.

–Ahí quedó todo…
–Ahí. Bah, en realidad no. Porque me ofrecieron plata para que vaya a la televisión a insinuar que tenía una historia con Maradona. Los mandé al diablo. Yo no sé mentir. Diego me mandó flores, pero jamás tuve algo con él. Lo mejor de mí es que a pesar de mi alta exposición, nunca perdí mis raíces. Sigo siendo transparente. Detesto las mentiras, el chusmerío y las peleas.

–Cuestión…
–Cuestión: aunque no lo parezca, soy una mujer chapada a la antigua, que quiere algo de a dos para toda la vida, que pretende formar una familia como las de antes. A veces pienso que soy de otra época, porque por amor resignaría todo: mi prioridad es encontrar un compañero para casarme, para tener un hijo antes de los 30 y formar una linda familia. Busco un hombre que me proponga algo serio.

–Eso de dejarlo todo, ¿incluye plumas, purpurinas, teatro y tevé?
–Amo lo que hago y me gustaría seguir viviendo de esto. Pero cuando digo todo es todo. Así, tajante, como yo.

Trabajo le sobra: hace una comedia en la calle Corrientes y también en la televisión junto a Andrea del Boca, su ídola. En lo personal, le falta mucho amor.

Trabajo le sobra: hace una comedia en la calle Corrientes y también en la televisión junto a Andrea del Boca, su ídola. En lo personal, le falta mucho amor.

“<i>Me ofrecieron plata para que vaya a la televisión a insinuar que tenía una historia con Maradona. Los mandé al diablo. Yo no sé mentir. Diego me mandó flores, pero jamás tuve algo con él</i>”

Me ofrecieron plata para que vaya a la televisión a insinuar que tenía una historia con Maradona. Los mandé al diablo. Yo no sé mentir. Diego me mandó flores, pero jamás tuve algo con él

“<i>Extraño estar en pareja. Hace seis meses que no intimo con nadie. Ahora estoy aprendiendo a disfrutar de mi soledad, atravesando una etapa de introspección y autoconocimiento</i>”

Extraño estar en pareja. Hace seis meses que no intimo con nadie. Ahora estoy aprendiendo a disfrutar de mi soledad, atravesando una etapa de introspección y autoconocimiento

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig