Buenos Aires, tierra de rugby – GENTE Online
 

Buenos Aires, tierra de rugby

Actualidad
Actualidad

Supo marcar a fuego su nombre en la historia grande de Los Pumas a partir del 85'. Cuando emigrar al rugby profesional no era algo común, dejó por un tiempo a su Banco Nación de toda la vida para hacer carrera en Italia, cuna de grandes en ese entonces. Por eso se sumó a la li
sta de aquellos que por ser de los primeros en irse a jugar al exterior sufrieron la prohibición de integrar el seleccionado nacional. Hoy, a los 37 años, no se arrepiente de nada, es técnico de Buenos Aires, y cuando se le pregunta si le gustaría dirigir a la selección nacional aclara que "ser el entrenador de Los Pumas no es un anhelo. Si se diera algún día sería fantástico, pero no es algo me quite el sueño."

-Ser entrenador es una forma de continuar con tu pasión.
-Dejé de jugar a fines del 98'. Me tomé casi un año de tiempo para determinar mi siguiente paso. Sólo continué divirtiéndome con amigos en Los Pumas Classics. Recién al año siguiente surgió la posibilidad de empezar y de a poco me fui metiendo. Hoy lo vivo como un gran sacrificio, pero con la satisfacción de saber que es un aporte que puedo brindar por la experiencia que gané en tantos años de actividad.

-Además te diste el lujo de sacar campeón a Buenos Aires y recuperar el título.
-Es una alegría muy grande. Buenos Aires tiene la obligación de ser protagonista debido a la cantidad de buenos jugadores que tiene. Y este título sirve para saldar esa deuda.

-Cuando ves a Los Pumas, ¿qué jugadores te despiertan ganas de dirigirlos en tu equipo?
-Sin dudas que Pichot es un rugbier distinto. También destaco la figura de Quesada, que fue clave en el último Mundial. Y a Lisandro Arbizu, por la sumatoria de experiencia y las batallas libradas todos estos años.

-En tu paso por Los Pumas también participaste de numerosas batallas, ¿cuál es la que más recordás?
-La que más recuerdo es la de mi debut con la camiseta de los Pumas. Fue en el año 1985, en la Argentina, y nada menos que contra Francia. El partido forma parte de la historia de nuestro rugby porque fue la primera vez que les ganamos aquí. Además hice un try, es inolvidable para mí. También recuerdo la serie de tests con Australia tras el fracaso del Mundial 87': empatamos el primero y ganamos el segundo (doble mérito si se tiene en cuenta que los Wallabies habían sido semifinalistas en la copa del mundo).

-¿Y el empate ante los All Blacks del 85'?
-También fue histórico y todo un orgullo para quienes lo protagonizamos. Ocurrió algo paradójico que siempre comentamos con el equipo de aquel entonces. En el primer test jugamos diez veces mejor y terminamos perdiendo 33 a 20 después de haber estado sólo un punto abajo durante todo el partido, mientras que en el empate en 21 todos los puntos fueron con patadas de Hugo -Porta- y ellos nos hicieron cuatro tries.

-Demasiada humildad para haber empatado contra la leyenda negra.
-Se trata de partidos aparte. Los neocelandeses son una tradición, un mito viviente que transmite un gran respeto. Cuando hacen el Haka te das cuenta cómo sienten el deporte.

-¿Mantenés tu relación con Hugo Porta?
-Hugo es un gran amigo y una excelente persona. Además fue muy importante para mí, aprendí mucho a su lado. De chico era mi imagen a seguir como hoy algún pibe tiene la de Quesada o Contepomi. Además ocurre algo muy curioso con su persona: es más valorado en el extranjero que en nuestro país. Yo vi caballos de los más caros del mundo con su nombre y hasta quesos neocelandeses con la imagen de su rostro en el envase.

-¿Cómo ves hoy la suspensión que recibiste junto a otros jugadores como Dengra, Milano y Gómez por haber sido de los pioneros en irte a jugar al exterior?
-Pienso que dimos el primer paso y con el pasar de los años el éxodo fue mucho mayor e inclinó a la nueva dirigencia a hacer un cambio. Hoy la mayoría de Los Pumas son profesionales y eso los hace más competitivos. Pagamos nosotros... pero quedó en el recuerdo. Lo bueno es que nuestro rugby cambie en función de lo que sucede en el mundo, para no quedarnos aislados.
------------------------------------------------------------------------------------------------------

Sin rencores. Con un camino transitado, pero con un presente y un futuro relacionados con su deporte. Así de simple, así de rugbier. Fabián Turnes es el ex Puma que jugó junto a grandes como Kirwan, Botha, Green, Campese o Porta. Es el jugador que compitió en Italia y abrió el mundo del profesionalismo a las futuras generaciones. Es el actual técnico de Buenos Aires, y también es el mismo que recuerda que su primera guinda fue "de goma espuma" , y que la usaba para bañarse. Es todos esos, es uno solo.<i>">

"Los neocelandeses son una tradición, un mito viviente que transmite un gran respeto. Cuando hacen el Haka te das cuenta cómo sienten el deporte."

<i>, asegura el técnico del seleccionado.">

"Buenos Aires tiene la obligación de ser protagonista debido a la cantidad de buenos jugadores que tiene", asegura el técnico del seleccionado.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig