“Benjamín me hace sentir más joven” – GENTE Online
 

“Benjamín me hace sentir más joven”

Actualidad
Actualidad

La noticia conmovió al mundo entero. “Nació el nieto de Dios”, titularon los medios más importantes del planeta. Y en ese momento, cuando las páginas de Internet, los canales de televisión y las radios confirmaban que Gianinna Maradona (19) acababa de ser madre, Diego lloraba como un chico en la sala de espera de la clínica Montepríncipe de Madrid. Unos minutos antes le habían ofrecido presenciar el parto detrás de un vidrio, junto al padre de la criatura, Sergio Agüero (20), pero el técnico de la Selección argentina se negó. Bastante había tenido durante toda la madrugada cuando su hija había sido internada de urgencia, en medio de fuertes contracciones. “Anoche no durmió nadie. Todos estuvimos pendientes del teléfono celular, hablando con Madrid cada media hora”, le confesaba Dalma a GENTE el jueves 19 de febrero a las cuatro de la tarde desde Mar del Plata, desmintiendo lo que muchos medios daban entonces por cierto: que el bebé ya había nacido.

Pero tres horas después, exactamente a las 19.02, su hermana daba a luz por parto natural a un varoncito de 3,660 kilos. Media hora antes, la propia Gianinna había sido la encargada de tranquilizar al inminente abuelo. “Papá, quedate tranquilo que estoy bien. ¡Al final estás más nervioso vos que yo!”, le dijo cuando la partera aseguraba que la dilatación, producto del goteo, era la indicada para que el chico naciera. Enseguida, el beso de papá y las lágrimas. “Cuando me dijeron ‘ya nació, salió todo bien’, salí corriendo como un loco. Fue como un calor que me invadió el cuerpo. Yo estaba a 15 metros, y cuando el doc me lo mostró por el vidrio, no lo podía creer. Es chiquitito y tiene mucho pelo. Pero no lloraba. ¡Tienen tanto c... que son papás de un bebé hermoso y que no llora!”, confesó Diego el lunes, recién llegado al país, en la conferencia de prensa organizada en el predio que la Asociación del Fútbol Argentino tiene en Ezeiza.

Después, acompañado por su novia, Verónica Ojeda (34), se refugió en su casa del barrio El Trébol, también en Ezeiza. Pero antes de un merecido descanso tras el vuelo procedente de Madrid, respondió unas preguntas de GENTE.

–Diego, ¿qué fue lo primero que se te cruzó por la cabeza cuando viste a Benjamín?
–Me acordé de los nacimientos de Dalma y Gianinna. Cuando el médico acercó al bebé ya cambiado y con el sombrero, me hizo acordar cuando Claudia me mostró a mis hijas. Y me emocioné mucho, claro.

–¿Tuviste algo que ver en la elección del nombre?
–No, aunque estuve presente el día que tiraron algunos nombres. Fue en mi casa de Devoto, con mi hija y con Sergio, y ahí se tiraron dos: Bautista y Benjamín. Nunca se habló ni de Diego ni de Leonel. Y como al Kun le gustaba mucho Benjamín, quedó.

–¿Sentís que con tu nieto cerraste el círculo?
–Absolutamente. Yo tuve la suerte de tener a Dalma y a Gianinna, pero Benjamín es todo lo que me faltaba.

–¿Y no te preocupa que ahora te llamen “abuelo”? ¿No te hace sentir más viejo?
–No, al contrario. Benjamín me hace sentir más joven; la palabra “abuelo” me revitalizó. Antes creía que era de viejo, de nono, pero cuando lo vi a Benja me entró un aire de juventud muy grande... ¿Sabés por qué?

–No.
–Porque me lo imagino diciéndome: “Abuelo, tirámela acá” (los ojos se le ponen vidriosos). Ya me veo jugando con él, tirando paredes. Esas cosas me devuelven la vida y me dan una sensación hermosa.

–¿Cómo lo viste a Sergio?
–¡Embobado con su hijo! Está como todos nosotros, muy bien. Fue a jugar con el Sevilla, pero volvió enseguida. Lo que más quiere es estar al lado de Benjamín.

–¿A quién se parece?
–Es 60 por ciento Maradona y 40 por ciento Agüero... ¡Pero por la madre, eh!

–Argentina jugará ante Venezuela el 28 de marzo. ¿Puede ser que ahí viaje toda la familia para que los bisabuelos lo conozcan?
–¿Toda la familia? ¡Primero hay que ver si lo convoco al Kun! (carcajadas). No, con Gianinna ya lo hablamos: aunque su marido no esté convocado, ella se viene igual para que el bebé conozca su tierra.

–Hablemos de los bisabuelos. ¿Cómo están doña Tota y don Diego?
–Bien, felices. Hablan todos los días por teléfono. Y van a estar ansiosos hasta que los vengan a visitar al país.

–Al principio, muchos familiares deseaban que fuera nena, así Benjamín evitaba las comparaciones –en el caso de que juegue al fútbol– con vos o con el Kun. ¿Vos qué pensabas?
–Yo siempre quise y supe que iba a ser varón; si venía otra nena, todo bien, pero ya tengo dos. Y en cuanto a la presión, hay que dejar que decida él, que haga lo que quiera.

–Es cierto. Sin embargo, fijate que tanto Boca e Independiente como el Atlético ya se disputan su condición de socio e hincha.
–Sí, pero eso también ya lo hablamos: él solito va a decidir si quiere ir a la Bombonera, a la cancha de Independiente o a la del Atlético. Igual, nosotros, los bosteros, tenemos muchas chances: ya hicimos la cuenta entre todos los allegados íntimos y les sacábamos un 40 por ciento a los demás. Gianinna y Diego, unidos en un abrazo que refleja el feliz momento que viven. La nena, de 19 años, fue mamá y convirtió a Diego en un abuelo muy joven de sólo 48 años.

Gianinna y Diego, unidos en un abrazo que refleja el feliz momento que viven. La nena, de 19 años, fue mamá y convirtió a Diego en un abuelo muy joven de sólo 48 años.

Diego, Giani y el Kun juntos. Desde el primer momento, Maradona aceptó a su yerno y lo adoptó. Hoy lo dirige en la Selección.

Diego, Giani y el Kun juntos. Desde el primer momento, Maradona aceptó a su yerno y lo adoptó. Hoy lo dirige en la Selección.

Gianinna y el Kun se conocieron en el boliche Sunset hace dos años y ya no se separaron. Claudia enseguida dio el visto bueno a la relación.

Gianinna y el Kun se conocieron en el boliche Sunset hace dos años y ya no se separaron. Claudia enseguida dio el visto bueno a la relación.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig