«Bailar sobre un escenario es lo más parecido a volar» – GENTE Online
 

"Bailar sobre un escenario es lo más parecido a volar"

Actualidad
Actualidad

Una chica de 15 años sale corriendo del American Ballet Theatre. Está en
Nueva York y grita de alegría. Todavía tiene el pelo tirante hacia atrás y
revolea los brazos por el aire, intentando agradecer al cielo. Acaba de firmar
un contrato para cumplir su sueño. Al pie, su nombre: Paloma Herrera. Recién
después llama a la familia en Buenos Aires y cuenta las novedades: fue
contratada por la gran compañía de ballet de los Estados Unidos y se queda a
vivir en Nueva York.

-¿Cuáles son tus primeros recuerdos relacionados a la danza?
-A los siete años dije: "Quiero bailar". Nadie en mi casa bailaba pero yo quería
zapatillas de punta. Y mi mamá me llevó al Colón. Desde el primer día me
fascinó. Ni siquiera me quería ir de vacaciones para no dejar de bailar. Así que
todos los días, después del colegio, al Colón.

Sus compañeros ya sabían que ella era "Paloma, la bailarina". No iba a las
fiestas con sus amigos, pero era feliz de otra manera. Cuando a los 15 años el
American Ballet Theatre la contrató, se instaló en los Estados Unidos sin saber
inglés, lejos de su familia, sin sus amigos, pero con la felicidad de saber que
estaba entrando por la puerta grande al mundo de la danza.

-¿Cómo fueron esos primeros días en Nueva York?
-Cuando era chiquita siempre veía videos de Alessandra Ferri, y de golpe estaba
con ella en el camarín. No lo podía creer. Pero también sabía que si eso no se
hubiera dado, yo habría bailado hasta en el balcón de mi casa. La danza, para
mí, es una adicción.

-¿Qué es lo que te atrapa?
-Todo. Me gustan las clases, los ensayos, la función, me encanta llegar al
teatro temprano, seguir agarrando la barra y hacer los mismos ejercicios que
hacía a los siete años.

Con ese entusiasmo y esa pasión, a los 19 se convirtió en la primera bailarina
de la compañía, representó los grandes roles clásicos y fue la inspiración para
ballets únicos ideados por los más prestigiosos coreógrafos. Bailó con los
mejores del mundo, y los grandes de la Argentina. Fue elegida como una de las
diez estrellas de la danza del siglo XX por la revista Dance Magazine y nombrada
una de las líderes del milenio por la revista Time y CNN.

-¿Te costó dejar el país?
-Siento que nunca me fui. Amo a la Argentina y vengo cada vez que puedo. Hasta
llegué a venir por un solo día.

-Y bailar en la Argentina…
-Me encanta. Vengo a bailar una vez al año. En noviembre vuelvo a estar en el
Colón.

-¿Sabés por qué tus padres eligieron tu nombre?
-Nada que ver con volar. Fue por un cuadro de Carlos Alonso que se llama Paloma
y los gatos, y en el cuadro está Paloma, la hija del pintor.

-¿Qué es para vos volar?
-Esa sensación de estar en el escenario, el público, las luces, esa magia... es
lo más parecido a volar.
 

Esa chica que salió corriendo a los 15 hoy tiene 28, vive en un departamento
frente al American Ballet Theatre que la consagró. Cruza caminando todos los
días para ir a trabajar. Vuela cuando se levanta el telón.

por Analía Sivak
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sergio Barbaro
Maquilló: Valeria Pulido
con productos Trucco. Peinó: Ale Lamenta

También con jean y camisa, Paloma posa frente a la cámara como mejor lo sabe hacer: pasos de baile que desbordan destreza y elegancia.

También con jean y camisa, Paloma posa frente a la cámara como mejor lo sabe hacer: pasos de baile que desbordan destreza y elegancia.

 Aunque vivo en Nueva York, siento que nunca me fui amo a la argentina, y hasta llegue a venir por un solo día para reencontrarme con mis afectos"">

"Aunque vivo en Nueva York, siento que nunca me fui amo a la argentina, y hasta llegue a venir por un solo día para reencontrarme con mis afectos"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig