“Aunque muchos nos ven como estrellas, somos chicos muy normales” – GENTE Online
 

“Aunque muchos nos ven como estrellas, somos chicos muy normales”

Actualidad
Actualidad

Estoy asustadísima, aterrada!”, dice alguien en inglés. En la suite presidencial del Sheraton Park Tower el clima es el mismo que se respiraría si allí dentro estuvieran los Rolling Stones. Hay asistentes que corren de acá para allá, agentes de prensa en crisis, guardias de seguridad que meten miedo con la mirada, gente que dice cuándo sí y cuándo no sacar fotos, maquilladoras con ataques de nervios porque se corrió un rímel y tres camarógrafos de la crew sólo para cubrir el back de la producción exclusiva de GENTE. Ahí adelante, posando contra un fondo dorado, hay seis chicos de entre 18 y 26 años, aparentemente normales. Es que mañana y pasado, cuando entren a la cancha de River, dejarán de serlo para convertirse en un fenómeno: High School Musical, el éxito mundial de Disney que llena estadios, vende discos, dvd, agendas, camisetas, y lo que se te ocurra. Se sabe: más de cien mil argentinos vibrarán el martes y el miércoles con ellos en el Monumental. Pero ahora están acá: Vanessa Hudgens (18 años, Gabriella Montez en la película), Corbin Bleu (18, Chad), Monique Coleman (26, Taylor), Lucas Grabeel (22, Ryan Evans), Ashley Tisdale (22, Sharpay Evans) y Drew Seeley (25, que reemplaza a Zac Efron en el papel de Troy Bolton durante las giras) son los seis protagonistas, los responsables de semejante movida.

Monique, la chica negra del grupo, vuelve a decir: “En serio, lo de mañana a la noche es aterrador: ¡55 mil personas! Igual, tengo muchas ganas de que llegue la hora del show”.

–¿Alguna vez habían estado frente a tanta gente? ¡Ciento diez mil fans en dos días!
Lucas:
No, el máximo fueron 20 mil. Este escenario es el doble de grande de lo que acostumbramos. Tuvimos que cambiar la coreografía para amoldarla a sus dimensiones y para que la gente se sienta más cerca nuestro. Es medio intimidante, pero vamos a salir ahí afuera y dar lo mejor de nosotros.
Vanessa: Compartir esa energía con toda esa cantidad de chicos y padres… Nuestra alegría y nuestro sueño van a ser increíbles. Grupos muy importantes pasaron por ese lugar antes que nosotros, y es una gran oportunidad. Es genial. Espero poder estar a la altura.

....................................................................................

Además de sus canciones pegadizas, sus coreografías tan calculadas, sus historias de amor entrañables, el fuerte de High School Musical son, sobre todo, sus números. Porque la última apuesta fuerte de Disney, en forma de telefilm, ya fue vista por más de 100 millones de personas y 6,5 millones compraron el DVD, el segundo más vendido en la historia después de Titanic.

En noviembre del año pasado, después del rotundo éxito, llegó el momento de salir a la ruta como verdaderos rockstars. Y fue una gira de dos meses por cuarenta y ocho ciudades estadounidenses, sesenta días arriba de un bus todos juntos, cruzando los Estados Unidos, de este a oeste, con todos los estadios sold out. “Me encanta dar shows en vivo, pero odio estar de gira –se queja Vanessa Hudgens–. Me gusta pasarla en casa, con mis perros, mi cama, mi ropa… Y aunque adoro viajar, conocer ciudades, detesto eso de salir a la ruta. Lo positivo es que nos convertimos en una gran familia”.

La troupe de High School Musical (alrededor de 150 personas entre actores, bailarines, asistentes, etcétera) llegó el domingo a las 9 de la mañana a Ezeiza para comenzar su tour latinoamericano. Cuando aterrizaron en Buenos Aires, un micro los esperaba para llevarlos hasta el Sheraton, donde la crew ocupó más de cien habitaciones. Una vez allí, después de dejar los bolsos y almorzar algo ligero, los protagonistas de uno de los mayores éxitos juveniles de la historia decidieron aprovechar su único día libre en Buenos Aires y salir a pasear. Primero hicieron shopping en el Paseo Alcorta, después anduvieron por Plaza Francia, se probaron collares y anillitos en la feria hippie y, de ahí, partieron hacia el campo en Pilar para probar nuestro clásico asado por primera vez.

El lunes fue el día de la exclusiva con GENTE, de la conferencia de prensa y de ir hasta Núñez para conocer el estadio y someterse a los ensayos. “Estamos orgullosos y emocionados de pisar el mismo escenario que ocuparon los Rolling Stones y U2”, dice Lucas. “Cuando estábamos en los estudios, en California, probamos el equipo de sonido más grande, y es increíble. Hay tantos espacios para cubrir en una hora y media de show, y todo ese escenario… ¡Va a ser una locura!”, sospecha Drew Seeley.

–¿Qué expectativas tenían antes de venir a la Argentina?
Monique:
Muchos de nosotros nos metimos en internet para ver, y sabemos que el público argentino es uno de los más vibrantes y excitantes que vayamos a tener.
Vanessa: Yo estoy muy contesta de estar acá, porque Gabriella Montez representa un poco a los latinos. Sé que en Sudamérica tengo muchos fans.
Lucas: Presentarse ante tanta gente es algo aterrador y excitante a la vez. Ninguno de nosotros soñó con algo como esto. Es algo para nada común… y mañana va a ser una realidad.

–¿Por qué creen que los chicos se engancharon tanto con la película?
Corbin:
Creo que es por varias razones. Una es la música: conecta mucho con la gente, te hace bailar, y además transmite un mensaje esperanzador de que tenés que pelear por tus sueños y no desalentarte por lo que alguien pueda decirte.
Ashley: Además, muestra que si hacés deporte también te puede gustar el teatro. Rompe con esos prejuicios que suele haber en las secundarias: los nerds, los skaters, los deportistas… ¿Por qué hay que elegir entre el básquet y el teatro si te gustan los dos?

–En Latinoamérica hay una gran rivalidad entre las fans de Gabrielle y las de Sharpay…
Ashley:
(Risas) Eso es bastante gracioso porque nosotras, de hecho, somos muy buenas amigas. Es más: éramos amigas antes de la película. Somos todos una gran familia… Pero bueno, para alimentar la rivalidad, en la segunda película tendremos una pelea en serio… (risas) Ya lo verán después de agosto...

–¿Pudieron pasear un poco por Buenos Aires?
Vanessa:
Sí, estuvimos en un shopping comprando un montón de cosas. Ropa, sobre todo. Y después en una feria muy linda.
Drew: Y a la noche fuimos a un asado en un campo. Comimos chorizos, chinchulines, cosas que nunca había probado… ¡Muy rico, eh!

–¿Desde que salió la película conocieron a alguien que hubieran admirado toda tu vida?
Vanessa:
¡Sí! A Beyoncé, en una entrega de premios en Los Angeles. Ah, y en un festival nos saludó Robert DeNiro, que es tan intimidante. ¡Lo asustada que estaba cuando nos vino a hablar! Me quedé muda. Y cuando se fue me quería matar… La gente puede pensar que somos estrellas, pero lo cierto es que somos chicos normales, ¡y tímidos!, a los que nos está pasando algo fantástico.

–¿Cómo es eso de ser popstar?
Vanessa:
A mí me encanta. Es increíble. Aunque el otro día me pasó de que me siguieran unos paparazzi, y fue muy raro. Algo que nunca pensé que pudiera ocurrirme a mí. Una locura. ¿A quién le puede interesar lo que yo hago? Después de todo somos chicos, nada más… No creo que mi vida pueda interesarle a alguien.

........................................................................................

Vanessa cuenta esto porque hace unos meses la fotografiaron en una playa de Hawai de la mano de Zac Efron, también protagonista de la película. Y esas fotos sirvieron para terminar de cerrar el círculo entre realidad y ficción, algo que no hizo más que alimentar la fiebre de los fans, que ahora no sólo esperan para ver cómo continúa el romance de ficción en la segunda película, sino que también están atentos a ver qué sucede en la vida real.

–¿Lo decís por esas fotos que salieron?
–Oh, sí Ese fue mi debut. La verdad, me gusta guardar las cosas de mi vida para mí. Si me voy de vacaciones me gusta estar sola… Pero supongo que la popularidad es así y que no queda otra que acostumbrarse. Creo que todavía no somos conscientes de la fama que tenemos.

Lucas, Ashley, Corbin, Vanessa, Drew y Monique, los protagonistas del musical teen más taquillero de la década, posan para la cámara de GENTE.

Lucas, Ashley, Corbin, Vanessa, Drew y Monique, los protagonistas del musical teen más taquillero de la década, posan para la cámara de GENTE.

“Estamos orgullosos y  emocionados de pisar el mismo escenario que ocuparon los Rolling Stones y U2”

“Estamos orgullosos y emocionados de pisar el mismo escenario que ocuparon los Rolling Stones y U2”

Ashley, Vanessa y Corbin sonríen para sus fans, mientras Drew, Monique y Lucas se divierten con una pocket digital.

Ashley, Vanessa y Corbin sonríen para sus fans, mientras Drew, Monique y Lucas se divierten con una pocket digital.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig