«Aunque lo busqué, después de Ara no pude encontrar un nuevo amor» – GENTE Online
 

"Aunque lo busqué, después de Ara no pude encontrar un nuevo amor"

Actualidad
Actualidad

"Hola Suar!", lo saluda un caballero a cuatro metros de distancia,
sobre el velero Bonnie, en la vera del Río de la Plata a la altura de
Beccar. "¿Qué hacés, papá?", le responde Adrián. "…¿Quién es Suar?",
brota de adentro un amigo del primero. "¿Cómo quién es Suar? ¿Vos vivís en un
barco o en un submarino…?
", lo reta el compañero. Y así, de repente, el
único argentino del país que no conocía a Adrián Kirzner (léase Suar, lógico),
acaba de conocerlo.

-Bueno, esto es parecido a cuando terminé Pelito y la novela Por siempre
amigos, me fui a Miami en 1987 y vendí panchos para un amigo de mis hermanos
-comentará media hora después el protagonista de la disquisición-. Recién el día
que vinieron unos argentinos a preguntarme si era quien ellos creían que era, me
planteé qué hacía yo vendiendo panchos afuera.

-Cuando venía hacia acá me vino a la mente el primer reportaje que le
hice. Nota que no aceptó dar "hasta que termine de armar el piloto de un
proyecto que viene bárbaro
". ¿Sabe que pasó una década y que aquel "proyectito"
era Poliladron?
-Me acuerdo, la entrevista fue en Paseo de la Infanta.

-¿Y qué le pasó en estos diez años?
-No sé si paso todo, pero seguro que mucho. Experimenté lo que a otros
productores les lleva un cuarto de siglo. Tanto que siento estar a punto
caramelo en mi profesión. Cuando miro hacia atrás y veo que hice 25 programas de
los cuales 17 ó 16 fueron éxito, me sorprendo.

-Hoy, además, se le notan ciertas arrugas antes inexistentes. ¿En qué
siente que ya no es un pibe de 20?
-Físicamente, pero hasta ahí. Lo que puedo confirmarte es que el periodo de
los 35 para adelante me parece una excelente edad. Me van las arrugas. Curtir el
rostro, vale. Todo lo que viví me fue al cuerpo y a la cara, y está bárbaro. Por
suerte, el pelo no se cayó. Al contrario, sigue abundando.

-¿Se encontró canas?
-Muchas. Igual, el carmelazo, nunca, eh. Atento contra la teoría de Ringo
Bonavena.

-… "La experiencia es un peine que te dan cuando te quedaste sin
cabello…
"
-Siento que asimilé lo vivido. Me acuerdo patente de los errores y de haber
recapacitado sobre ellos. Estoy más sereno y mucho mejor con el afuera que
tiempo atrás.

-¿Y cómo anda el corazón de Suar?
-Está libre, doctor. Está solo, doctor (risas). No, en serio, siento que la
profesión me ha dado un montón en lo laboral y me ha quitado un montón de lo
personal. Por decisión propia, y subrayalo, por entregarle tanto descuidé otras
cosas.

-Corazón libre suena a corazón ilusionado. Corazón solo suena a corazón
triste. ¿Disfruta y pena su actualidad?
-Es que no tengo ganas de forzar ninguna situación. Obvio que cuando uno
está libre puede presentarse alguien. Es más, aunque después de Araceli lo
busqué mirando atento alrededor, aún no pude encontrar un nuevo amor. El día que
lo encuentre, no me lo guardaré. Aparte, reconozco, estoy un poquito a la
defensiva.

-¿Por qué?
-Por ser una figura pública. Siento que soy como una cajita de problemas.
Existe una cosa alrededor de querer encontrarme un amor o que vuelva con Ara.

-¿Sabe detectar a quienes se le acercan por portación de apellido?
-Sé. Nunca me comí la película de creerme Alain Delon.

-Alain Delon posiblemente no, pero uno imagina con cierta envidia que
usted disfruta una segunda soltería y que de cada diez mujeres a las que les
cabecea, nueve caen rendidas a sus pies.
-El inconsciente colectivo… Puedo resultar más agradable que desagradable.
No obstante, soy un tipo solitario. Cuando no laburo, estoy con mis hijos o con
amigos.

-¿Con novias? ¿Tuvo novias después de Araceli, o asuntos, o affaires,
o algún touch?
-No tuve novias después de Ara.

-Salteó lo de asuntos, affaires, algún touch
-Estuve bastante relegado, bastante tranquilo, bastante…

-Lo touch no quita lo valiente. ¿Alguno hubo, verdad?
-Un caballero no debe tener memoria.

-¿Alguna mujer últimamente le rompió la cabeza?
-Ni con una piedra.

-¿Dónde vive, Suar?
-En un décimo piso de Martínez, con vista al río. Solo.

-¿Solo? Relate un día suyo saliendo del departamento.
-Trabajo bastante. Entro a la productora tipo 10. Me quedo hasta las 13,
13:30, y voy al canal hasta las 7, 8 de la noche. Trabajar con la cabeza me
gasta un toco de energía. Después, veo a mi hijo, voy al cine o a cenar afuera.
Y vuelvo a casa, cansado.

-¿Antes de bajar del ascensor ya encendió la tele?
-Hace un año que no lo hago. Salvo que den fútbol, que no es tele, es
fútbol. Entro, si no comí, morfo una ensalada -soy bastante disciplinado-, pongo
La Bersuit, algo de jazz o música americana de los sesenta y setenta. A
las 22:30 me gusta estar metido en la cama.

-¿Con quién?
-Solo.

-¿Cuántos días a la semana duerme solo?
-Siete.

-¿Cuántos cepillos de dientes guarda en su baño?
-Uno… Miento, ahora dos.

-¿¡Perdón!?
-El mío y el de Tomás (risas).

-¿Hay ropa de mujer? ¿Un camisón debajo de la almohada, algo que haya
quedado por ahí extraviado?
-No hay ropa de mujer porque jamás ha entrado, jamás ha estado una mujer…
Bueno, la empleada… (carcajada)… La gente tiene una imagen mía que… A mí siempre
me mató la cara de atorrante. La gente cree que tengo 30 novias.

-Terrible la gente… ¿Y eran 29?
-Nada que ver. A lo largo de mi vida he tenido pocas relaciones y buenas. No
soy de dos o tres nov… Pasa que la percepción es más fuerte que la realidad.
Estoy contento de tener cara de atorrante porque con ella mal no me fue, pero
muchas veces me he encontrado más solo y más triste de lo que afuera se creía.
Un día puse un programa y escuché "Suar tiene dos novias", cuando estaba
tirado solo en la cama…

-¿Qué extraña de la familia?
-En el amor tengo una asignatura pendiente.

-¡…!
-Y a esta altura estoy más maduro que a los 25 para comenzar una historia.
Puedo asimilar varias cosas que hice mal. Pagué un costo caro por tener que
liderar a corta edad. Lo digo a los 36, pero a los 26 lo sufría. Podía y puedo
estar al mismo tiempo grabando un programa, discutiendo otro y en la edición de
un tercero. ¿Viste que al Diego le sale hacer jueguito con los limones? A mí me
sale eso, es un don. Después, en el resto, soy un desastre. Y capitalicé el
desgaste de armar una productora, de generar un cambio en la televisión… Siento
que pagué un alto precio, como lo pagan los médicos, los periodistas, los tanos
y gallegos que vinieron a América y trabajaban 18 horas… ¿Qué extraño de la
familia?, me preguntabas.

-Le preguntaba.
-Cosas de Ara (37), a Tommy (6), a Flopy (Florencia, 16, la hija de Araceli
González y Rubén Torrente), la cotidianeidad. Porque no estoy peleado con
Araceli. Nos separamos por cuestiones de pareja, porque la cosa no venía
funcionando, por sanidad o porque llega el momento de cierto desgaste, pero
nunca hubo un tercero. Ara, mi mujer desde 1991 y durante casi una década, fue
el amor más importante de mi vida y creo que lo va a ser por siempre. Y como si
fuera poco, es la madre de mi hijo.

-De haberse conocido diez años después, o sea ahora…
-… Hoy estaría con ella y nos hubiésemos jubilado juntos.

-¿Cuándo fue la última vez que lloró?
-La posta, porque no lloro mucho. Lloré hace dos meses viendo a Totó, sin
que él supiera, robarle la pelota a un rival y metiendo un gol en un partido de
cinco contra cinco. Se me cayó todo. "Estoy perdido", pensé. "Esto es
tener un hijo
."

-¿Qué clase de padre es?
-Uno que tiene mejor relación con su hijo de la que tenía con su padre. El
otro día oí comentar respecto a Sin código que yo era un tipo de códigos, y es
algo que me propuse cuando nació Tomás: lo mejor que puedo dejarle antes que una
profesión y un bienestar económico, es que le cuenten "Tu viejo era un buen
tipo
". Otra cosa que extraño es despertarme con el piojo.

-¿Se siente solo?
-Solo solo, no. Me siento vulnerable. No soy un tipo depre pero tengo picos.
Hay días en que viene el bajón y lo tomo como parte de la dinámica de mi
crecimiento. Me pasa porque no soy de esas personas que llenan la soledad con
gente y con ruido. Cuando estoy mal me la banco solo. Pongo a Cafrune, me tiro
en la cama y listo (risas).

-¿No le queda grande la cama?
-Aunque es de dos plazas, no. Sí, hay momentos en que la siento fría.

-¿Será cuestión de irse a dormir al country de Araceli?
-Yo no me quedo a dormir en el country de Ara ni cuando visito a la familia
los fines de semana.

-Busquemos otra opción. ¿Qué debería tener una dama para soportarlo?
-Entender que a veces quedo capturado por esta profesión tan absorbente. Por
suerte aprendí a expresarme. Vivía comiéndome mis problemas, y a veces el otro
podía pensar "¿Qué le pasa a este pibe?". Yo antes no hablaba y ahora
hablo. Los siete años de análisis me estabilizaron. Me ayudaron a ser mejor
persona, a comunicar mejor.

-¿Y qué pretende usted del otro sexo? ¿Suele comparar a las potenciales
candidatas con Araceli?
-De ninguna manera. Primero, pretendo que la candidata tenga piel conmigo.
Por ejemplo, el humor. Ojo, yo no ando el día entero divertido. Soy un tipo de
buen carácter, que es distinto. Y una persona que ahora necesita estar en aguas
más tranquilas.

-¿No es como el Gabriel que interpreta en su miniserie, obsesivo con su
pareja?
-Nada. Soy un pajarito con las mujeres. Lo de Sin código es un guiño
para el público.

-¿Con cuánta presión lanzó el programa teniendo en cuenta que es el
director de Contenidos del 13 y "al jefe no le puede ir mal"?
-Con bastante presión. Sucede que cada tanto necesito actuar, porque me
rejuvenece y porque siento que la gente tiene ganas de verme. Entré a su casa a
los 14 pirulos. Conoce detalles de mí: dónde arranqué, cuándo gané mi primera
plata…

-¿El psicólogo escuchó las palabras Claudio Villarruel (su par en
Telefé
)?
-No le llevo ciertas cosas a terapia.

-¿La competencia no es tema de diván?
-Sí, obvio, pero nada puntual. Como estoy en el mejor canal…

-Un canal que camina segundo… ¿Usted observa a la competencia?
-Para saber dónde estoy parado, y punto. Me ocupo de mis platos. La
competencia le hace bárbaro a la industria. Después, existe una pelea mediática,
que surgió porque yo arranqué pésimamente el año.

-¿Estuvo a un tris de renunciar?
-Jamás.

-Bueno, temporadas atrás Villarruel había superado un rumor parecido.
-Pero yo estoy en un canal serio (lanza una carcajada). A mí se me hundía el
Titanic. Ocurre que me tranquilicé, laburé, tuve temple y superé la
tormenta. Y a partir de la mitad de 2004 logré tener al canal como lo quería:
prestigioso y popular. Que ellos no lo tienen.

-¿Cómo es el de 'ellos'?
-Popular. Y para mantener el nuestro prestigioso y popular pronto arrancará
la parte más fuerte mía, la del "textilero". Me refiero a definir la
próxima temporada. Y no me pidas detalles, que Claudio está leyendo la nota con
un anotador al lado.

-Suponemos que quizá también su ex está leyendo la nota con un anotador al
lado… Araceli acaba de declarar en GENTE que no está abierta a un nuevo amor,
usted acaba de enfatizar en GENTE que no aparece un nuevo amor, ¿por qué no
cortan por lo sano y…?
-A lo mejor en algún momento volvemos.

-¿No fue final-final, acaso?
-No. Con el corazón nunca se sabe.

-"Nunca se sabe" equivale a que pueden reincidir, a que pueden
empezar otra historia de amor por separado y a que usted puede entrar al medio
siglo en soledad.
-Me preocupa la última opción. En serio, no quiero llegar solo a los 50
(pausa)… Sería un triste final.

Reflexivo, en calma, el dueño de <i>Pol-ka</i> y director de Contenidos de <i>Canal 13</i>, sostiene que no es de las  personas que llenan la soledad con gente. Cuando estoy mal me la banco solo. Suelo llevarme bastante bien conmigo", apunta.

">

Reflexivo, en calma, el dueño de Pol-ka y director de Contenidos de Canal 13, sostiene que no es de las personas que llenan la soledad con gente. "Cuando estoy mal me la banco solo. Suelo llevarme bastante bien conmigo", apunta.

Durante la semana, Adrián trabaja aproximadamente entre las 10 y las 20. Luego, ve a su hijo o come con amigos. Le gusta acostarse a las 22:30. Los fines de semana visita a su familia.

Durante la semana, Adrián trabaja aproximadamente entre las 10 y las 20. Luego, ve a su hijo o come con amigos. Le gusta acostarse a las 22:30. Los fines de semana visita a su familia.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig