“Aún hoy, los hombres tienden a considerar a la mujer como una propiedad” – GENTE Online
 

“Aún hoy, los hombres tienden a considerar a la mujer como una propiedad”

Actualidad
Actualidad

Bar del Infierno, se llama la obra, el último libro de Alejandro
Dolina. Quien, como todo el mundo sabe, además de esa legión de fieles que viene
trasnochando desde hace años para escuchar su La venganza será terrible
(por Continental, el programa radial de más éxito de dos décadas a esta
parte) también se dedica a escribir. Así que ahora la consigna es remitirnos a
la mesa de un bar y abordar los tres temas fundamentales para los argentinos,
mientras un mozo va y viene portando una bandeja poblada con pocillos y cerveza:
minas, fulbo y política.

–Sentados a la mesa de un bar, Dolina, ¿cuál de los tres sería el
prioritario?
–Para mí las minas, evidentemente. En estos días donde la gente va al bar a
repetir lo que oyó por televisión, pareciera que las minas estuvieran un poco
más a salvo de esa opinión oficial mediática sobre el fútbol y la política.

–¿Y qué es lo primero que habría que decir al respecto?
–Casi siempre que se habla de mujeres se trata de una confidencia. Yo creo que
casi nadie puede en estos tiempos mantenerse a solas con sus dificultades
amorosas. La gente desea expresarse al respecto incluso –no sé si le ha pasado,
César– ya no en forma privada sino en forma pública. A mí muchas veces algún
taxista me contó sus problemas domésticos. Pero es en los bares donde la
confidencia resulta más razonable que en un taxi o en un programa de
televisión...

–Leí por ahí que estuvo hace poco en España, haciendo La Venganza… desde
Barcelona. ¿Pudo constatar algo respecto a ese axioma nacional que dice: “No hay
mujeres como las argentinas”?

–Es una de las pocas cosas que decimos que tiene algo de verdadero. Yo estoy en
contra de estas afirmaciones del orden de: “los ingleses son flemáticos”,
los franceses son mesurados”, pero sí se puede hablar de algunos
interesantes cruces que se producen en la gestación de las argentinas.

–¿Por ejemplo?
–Digo, cruces de inmigraciones, cada una de las cuales tiene de por sí un
elemento de belleza y de atracción, y que aquí se han mixturado convenientemente
mucho más, me parece, que en otros países. Y desde un punto de vista
groseramente estadístico, también podemos afirmar que uno aqui se cruza una
mujer hermosa en cada cuadra; eso, en otros países, no es tan frecuente,
estimado amigo...

Dolina y una charla a fondo sobre minas... fútbol y política.

Dolina y una charla a fondo sobre minas... fútbol y política.

En el levante callejero no hay segunda chance. Salvo que uno insista: `dele, ¿qué le cuesta?´, dice el tipo, y así durante seis cuadras"">

"En el levante callejero no hay segunda chance. Salvo que uno insista: `dele, ¿qué le cuesta?´, dice el tipo, y así durante seis cuadras"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig