“Apenas nos casemos, vamos a buscar otro hijo” – GENTE Online
 

“Apenas nos casemos, vamos a buscar otro hijo”

Actualidad
Actualidad

Casarse o no: ésa fue la gran decisión. El resto surgió, va surgiendo y surgirá. Ella quiere que sus padres se bailen un buen tango en plena fiesta. El planea micrófono en mano dedicarle un tema. Un sacerdote amigo los bendecirá. Y, luna de miel mediante, encargarán el próximo baby. Nancy Dupláa y Pablo Echarri sueñan con darle un hermano a Morena (3). Y si es varón, mucho mejor...

SI, QUIERO.La decisión del casamiento tiene que ver con que sea el corolario de una historia que está cada vez más buena” (Nancy Dupláa).
Quiero una gran fiesta con video, fotos, anillos y libreta. Quiero todo. Quiero decir: ‘¡Nos casamos, carajo!’. Eso quiero”. (Pablo Echarri).
Y en eso están desde hace cuatro meses…

Lo decidieron el año pasado. Aunque ya lo venían soñando, la propuesta formal llegó durante una cena. Pablo acababa de volver de viaje, llevó a su mujer a un restaurante y de golpe, entre bocado y bocado, transformó el clásico “¿Y si nos casamos…?” que le tiraba de vez en cuando, en un juicioso “¿Te querés casar conmigo?”, que sonó mucho más romántico y serio. Hubo un “sí” rotundo de ella y un pase de pelota con un dejo de humor de parte de él: “Bueno, mi amor. Entonces lo dejo en tus manos”. Y desde ese momento Nancy Dupláa se encarga de todos y cada uno de los detalles.

No había otra opción: mientras Pablo graba entre 12 y 14 horas su rol protagónico en Montecristo, su mujer había decidido tomarse el 2006 para estar con los chicos. ¿Quién si no ella? Y suficiente tarea tiene hoy. Porque cuidar a Luca (el hijo que tuvo hace siete años con el conductor Matías Martin), a Morena y organizar una boda no es poca cosa.

LOS DETALLES.
La fecha fue el primer punto en discusión. Debía ser con el programa éxito de Telefe terminado, antes de que comiencen las clases en marzo, querían calor, verano y que fuese un sábado. Almanaque de por medio y la boda quedó registrada para el 10 de febrero. El lugar no tuvo peros: los dos quedaron alucinados con el Tattersall de Palermo después del casamiento de unos amigos. Sólo debían ver si estaba libre para esa fecha. Y sí, suerte de por medio, lo consiguieron. El vestido fue y es todo un tema. Porque Nancy admira y adora a dos diseñadores locales, Laurencio Adot y María Pryor. Y, para que no haya ofensas, les jugó limpio: tras algunas premisas del estilo, tela y color que deseaba, fue directo al grano y les dijo que se quedaría con el modelo más lindo y barato. Hoy, se sabe, ambos designers trabajan sobre los primeros bosquejos. Es que si en algo estuvieron muy de acuerdo de entrada, tanto Echarri como Dupláa, fue en que pagarían absolutamente todo de sus bolsillos y no aceptarían regalos ni canjes de ningún tipo. “Queremos algo muy íntimo, especial. No vamos a conformarnos con cualquier cosa porque venga de arriba”, le comentaron a los pocos que hoy están al tanto de la boda.

Y OTROS SECRETOS. Cuentan que la novia dejaría el peinado en manos de Diego Impagliazzo y le confiaría el maquillaje a Betina Frúmboli. Echarri se encargaría de comprar las alianzas y se vestiría –una vez más– con un diseño de Etiqueta Negra. Dicen que el DJ Poppy Manzanedo será el encargado de todo lo que sea iluminación, sonido, cotillón, coordinación, logística y seguridad, aunque todavía no acordaron el minuto a minuto de la fiesta. “Esas son cosas que comenzarán a ver recién en el mes de octubre. Al igual que la comida. Pidieron entre tres y cuatro presupuestos a distintos caterings para ver con cuál se quedarán. Lo que sí ya está hablado es el manejo que tendrán los novios respecto a la prensa: montarán una carpa, con comida y mozos para que los atiendan como reyes, y repartirán distintos CDs con las fotos de la boda para que no haya celos ni quejas”, revelaron algunos allegados. Se sabe también que Luca Martin y Morena Echarri integrarán el cortejo. Los invitados serán 300, y ya se comenta que Matías Martin (el ex de Nancy) y su nueva mujer, la modelo Natalia Graciano, estarían dentro de la estrictísima lista de elegidos. La noche de bodas será en una suite del hotel Alvear y se tomarán una semana de luna de miel. “No hicieron las reservas, pero los dos están con ganas de irse a una isla del Caribe”, cuentan.

FINAL DE NOVELA. Nancy y Pablo se enamoraron hace seis años en los sets de televisión. Se conocieron en Los buscas, donde interpretaban a dos medio hermanos. Más tarde, ya siendo pareja, hicieron de novios en la película Apasionados. La vida en común no tardó en llegar. El debió aprender a convivir con el hijo de ella. Y Dupláa tuvo que animarse a formar una nueva familia. Pero eso de “el mío y la nuestra” o “el tuyo y la nuestra” resultó mejor de lo soñado. “No bien nos casemos, vamos a buscar otro hijo. Queremos que el próximo bebé venga con todas las de la ley”, los escucharon decir sin ningún reparo en una de las entrevistas pre-casamiento. Será una fiesta privada, íntima, relajada, con amigos, familiares y algunos compromisos ineludibles. Quieren música bien divertida, movida y un solo vals, como para la foto. “Vayan preparándose un tanguito”, les pidió Nancy a sus papás, Julio y Elsa, dos amantes del 2x4, quienes ya planean lucirse esa noche. No habrá ceremonia religiosa, pero un cura amigo los bendecirá frente a todos y para toda la vida.

A los 34 años, esta mujer que se crió en Villa Urquiza y triunfó en el cine y la tevé, se siente plena. Y no le faltan motivos. A los 36, el pibe de Avellaneda que llegó a galán rendirá la única materia pendiente que le quedaba: en cinco meses se casará con la mujer que eligió para siempre. Sin duda, el gran amor de su vida.

Antes de buscar otro hijo, Pablo y Nancy quieren legalizar su matrimonio. Morena (la hija que tuvieron hace 3 años) y Luca (el hijo de Nancy y Matías Martin) estarán en el cortejo.

Antes de buscar otro hijo, Pablo y Nancy quieren legalizar su matrimonio. Morena (la hija que tuvieron hace 3 años) y Luca (el hijo de Nancy y Matías Martin) estarán en el cortejo.

Con look casual, más formales o de gala, se los ve radiantes y enamorados. Quienes los ayudan a organizar la fiesta confiaron que entran y salen de la mano a cada entrevista. “<i>Eso sí: la que decide y lleva los pantalones es ella</i>”, aseguran.

Con look casual, más formales o de gala, se los ve radiantes y enamorados. Quienes los ayudan a organizar la fiesta confiaron que entran y salen de la mano a cada entrevista. “Eso sí: la que decide y lleva los pantalones es ella”, aseguran.

Nancy se encarga de los chicos y de organizar la boda, que será en cinco meses.

Nancy se encarga de los chicos y de organizar la boda, que será en cinco meses.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig