Año nuevo… ¡novio nuevo! – GENTE Online
 

Año nuevo... ¡novio nuevo!

Actualidad
Actualidad

Fue un gran año, y el que viene… ¡va a ser mucho mejor!”, no se cansa de exclamar la morocha en sus salidas esteñas. Las razones de tanta felicidad están a la vista. Describamos las fotos: besos, sí; abrazos, sí; mimos, sí… nuevo amor, ¡sí! De haber pedido tal deseo para terminar 2008 y arrancar el 2009, a Isabel Macedo (33), acaba de cumplírsele. Si no, basta con mirar las fotos –en el Este, en pleno verano– que acompañan a la presente nota…

¡AH, EL AMOR! La “mala” de Don Juan y su Bella Dama y su nuevo chico (Pablo Giancaterino, un abogado de 37 años) se conocieron en Buenos Aires, durante una fiesta de unos amigos en común. Los íntimos dicen que fue lo que se conoce como un verdadero flechazo. Desde aquella noche, no volvieron a separarse. Tanto, que juntos decidieron viajar a Punta del Este para descansar y pasar las Fiestas, aprovechando los días libres que tiene ella antes de retomar las grabaciones de la novela. Por lo pronto, se instalaron en la casa de un amigo, desde donde inician los distintos programas: chapuzones en la pileta, caminatas por la arena, cenas románticas y alguna que otra salida al boliche Tequila, donde no dudan en mimarse sin prejuicios ante la mirada general. “Están enamoradísimos, van a full, no se separan un minuto”, afirman los que observan de cerca el romance. Y hasta se animan a arriesgar: “Ojo, que acá pronto habrá sorpresitas…”. Habrá que leer la frase entrelíneas.

EL CHICO DE LOS BONOS. Abogado especialista en Economía, el nuevo novio de Isabel tiene 37 años y ningún compromiso: es soltero y vive en Belgrano R. Una abuela bien podría definirlo como “ese chico me gusta, nena”. Pero hay más. Giancaterino es, aparte, el representante en la Argentina del bufete de abogados norteamericano Proskauer, que defiende los intereses de los bonistas argentinos en Nueva York. En cifras concretas, maneja números que superan los tres mil millones de dólares ¿La yapa? Su antecedente amoroso famoso se llama Verónica Lozano, claro, antes de que ella comenzara a salir con Jorge Corcho Rodríguez. Ahora, la pasión por los números tuvo que cederle un gran espacio a su nueva chica, que no lo deja solo ni a sol ni a sombra.

¿YO SEÑOR? NO SEÑOR… Fue inevitable. Apenas se conoció la noticia de que Facundo Arana y María Susini esperaban su segundo hijo, todas las miradas se posaron sobre Macedo, quien fuera novia del galán a lo largo de una década. Ella, como una lady (o una bella dama) ni se dio por aludida. Apenas comentó el tema con sus más allegados y se dedicó a sonreír para los flashes, como si nada pasara. Lo mismo que hizo cuando, en septiembre del año pasado, terminó su relación con el empresario gastronómico Simón Brochard, o cuando se la vinculó a Benjamín Vicuña y al modelo Mario Guerci (ex de la Leona, Luciana Aymar). Todos rumores sin fundamentos.

Hoy tampoco habla sobre su nuevo chico desde que llegó al Este, a fines de diciembre. Pero su sonrisa y las imágenes, todo lo dicen: Isabel volvió a enamorarse. Y cuando las imágenes abundan, las palabras huelgan. En la casa ­­­esteña donde están alojados, la actriz se animó a tomar sol en topless. Eso sí, Pablo la custodia muuuuy de cerca.

En la casa ­­­esteña donde están alojados, la actriz se animó a tomar sol en topless. Eso sí, Pablo la custodia muuuuy de cerca.

Isabel y Pablo aprovecharon a full los días de calor. En Buenos Aires, ella debe volver a la grabaciones ­­­­ y él, a su estudio de abogados.

Isabel y Pablo aprovecharon a full los días de calor. En Buenos Aires, ella debe volver a la grabaciones ­­­­ y él, a su estudio de abogados.

La ceremonia de ponerse bronceador es una excelente ocasión para los mimos. Aunque, para Isabel y Pablo, toda ocasión es buena para besarse...

La ceremonia de ponerse bronceador es una excelente ocasión para los mimos. Aunque, para Isabel y Pablo, toda ocasión es buena para besarse...

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig