Amor (secreto) a la mexicana – GENTE Online
 

Amor (secreto) a la mexicana

Actualidad
Actualidad

El es mexicano. Ella, argentina. Y desde hace una semana, Gael García Bernal y Dolores Fonzi están reviviendo un amor que los tiene de protagonistas desde hace algunos años, pero con interrupciones varias, aquí en Buenos Aires. El actor llegó el viernes 16 desde Frankfurt, Alemania, y pasará cerca de dos meses en el país filmando El pasado, bajo la dirección del reconocido Héctor Babenco. El rodaje todavía no empezó, y al parecer ése no sería el único motivo de su estadía.

GALÁN MEXICANO. Gael García Bernal tiene 27 años, pero a los 11 ya era un actor en ascenso en México (participó de la telenovela Teresa junto a Salma Hayek, entre otras). Pero su ambición pudo más y a los 17 años se mudó a Londres para estudiar en The Central School of Speech and Drama. Allí, Gael se dedicó por entero al arte dramático, hasta que la llegada del siglo XXI le cambió la vida. En enero del 2000, el director Alejandro González Iñarritu lo convocó para protagonizar Amores perros, y su carrera explotó. A partir de la personificación de ese joven marginal que traiciona a su propio hermano, García Bernal se transformó en la fantasía de todas las chicas latinas. Su carrera avanzó sin parar y cineastas de todas partes del mundo empezaron a disputarse al mexicano. Alfredo Cuarón, director de Y tu mamá también, Pedro Almodóvar con La mala educación, y Walter Salles con Diario de motocicleta, fueron algunos de los directores que lo sedujeron lo suficiente para que fuera parte de sus producciones.

La primera vez que Gael visitó Buenos Aires fue hace cinco años. Fito Páez preparaba su ópera prima, Vidas privadas, con la presencia estelar de su mujer de ese entonces, Cecilia Roth. La historia contaba una versión moderna de Edipo rey: la relación incestuosa de una madre y un hijo, sin conocer la verdad. Y nada mejor que Gael García Bernal para el rol de Gustavo. El actor viajó y se enamoró del lugar y de su gente. Hace dos años volvió para promocionar Diario de motocicleta, sin el acento del Che Guevara que había estudiado con ferocidad, pero con los puntos recientes de una operación de hernia. Sin embargo, la incomodidad no le impidió pasarla bien con sus amigos argentinos. Pero la visita fue corta. Promoción, algún que otro recorrido por los barrios porteños y de vuelta a Europa y Estados Unidos para seguir filmando. Hoy, además de prestar su cuerpo para la actuación, es el artífice junto a su amigo de la infancia, el actor Diego Luna, de una serie de documentales llamados Ambulante, por todo el territorio mexicano. Y por si esto fuera poco, debutará como director en su país, con su productora Canana Films. En cuestión de amores, Gael mantiene su vida muy privada. Hace tres años conoció a la actriz israelí Natalie Portman en Los Angeles, durante una entrega de los Oscar. Fue amor a primera vista y aunque vivían en diferentes ciudades (ella en Nueva York, él en Distrito Federal), los viajes para el reencuentro se repitieron muchas veces. Pero se dice que los enamorados se separaron en varias oportunidades. La última vez que se los vio juntos fue en abril pasado, en el estreno de Three days of rain, la obra de teatro que protagonizaba hasta hace unas semanas Julia Roberts. Sin embargo, algunos aseguran que esa relación ya se terminó y que la chica tiene novio nuevo, Jake Gyllenhaal.

MUÑECA BRAVA. Lo primero que se ve cuando uno mira a Dolo, como la llaman sus amigos, es su belleza angelical. Es una de las actrices más lindas del mercado local. Empezó a los 17 años en una remake de La nena y de ahí saltó a Verano del 98. Cuando la vieron en la pantalla le vaticinaron un futuro extraordinario. Ella les creyó y se ocupó de que así fuera. Hizo televisión, teatro y cine, y fue la musa de varios directores jóvenes. Entre las películas más reconocidas participó en Plata quemada, La mujer rota y la última, El aura, junto a Ricardo Darín. Pero no satisfecha con su labor artística, Fonzi se animó a más. Se transformó en empresaria y puso una productora –Esther Produce– junto a su socia, Constanza Novick. Y así nació Soy tu fan, la novela alternativa de Canal 9, en el 2005. En los asuntos del corazón, Dolores tuvo más acción que su enamorado. Su primer novio fue Luis Ortega, el menor de los varones de Palito y Evangelina Salazar, con quien estuvo, entre distancias y reconciliaciones, durante seis años. Tuvo un romance fugaz con el músico Emmanuel Horvilleur, pero después llegó Alvaro Sueiro a principios de 2004, un empresario gastronómico que produjo el film La mujer rota, que la tuvo de protagonista. Pero el amor no fue tan fuerte y tras las fotos hot de Dolo en Playboy la cosa se enfrió. “A mi novio no le gustó mucho que yo me desnudara en una revista”, le había confesado a Susana Giménez en su programa de tevé. Pero muy triste no se la vio. Es que la chica tenía un as bajo la manga: Gael García Bernal, ni más ni menos.

LOVE STORY. Esta historia tendría años de fuego. La seducción comenzó cuando compartieron el set de Vidas privadas. Fueron novios en esa ficción y se transformó en realidad. Pero el shooting se terminó y Gael voló a México. La comunicación siguió a la distancia. Cuando él volvió en el 2004, hubo un reencuentro fogoso. Pero el más fuerte fue durante el año pasado, cuando el actor quedó subyugado por la belleza de Dolores. El le prometió terminar con Portman, su pareja de entonces… En diciembre del 2005, la actriz viajó al DF para grabar escenas de Soy tu fan junto al actor. Pero ningún fotógrafo pudo retratarlos juntos. Y los íntimos de ella dijeron que la situación se había enfriado, que eran sólo buenos amigos, y que él seguía en brazos de Natalie Portman, la nenita que se había hecho famosa con El perfecto asesino y que luego consolidó su estrellato con La guerra de las galaxias.

Ahora el romance Fonzi-García Bernal se reavivó desde que él desembarcó en Buenos Aires. Cuando ella no graba El tiempo no para y él no tiene reuniones de pre-producción de El pasado, están juntos. El viernes 23 vieron Amor prohibido en el hotel Faena. Se sentaron muy juntos y ella coreó todas las canciones interpretadas por Anita Alvarez de Toledo y Carlos Casella. Está feliz, y se le nota. Después, junto a sus amigos, comieron pizza en un bodegón de San Telmo. Y de ahí a casa (la de ella, una típica construcción chorizo de Palermo, el bunker de este amor secreto. Y la lluvia del sábado, y el partido Argentina-México. Pero entre ellos la contienda no existe. Al menos hasta ahora.

  García Bernal al volante del Citroen de Dolores Fonzi. Comieron pizza en San Telmo con amigos y después partieron a la casa de ella.

García Bernal al volante del Citroen de Dolores Fonzi. Comieron pizza en San Telmo con amigos y después partieron a la casa de ella.

 Sábado 24, una de la mañana. Después de presenciar un espectáculo musical, Gael y Fonzi partieron a un bodegón de San Telmo. Cuando vieron al fotógrafo intentaron ocultarse. Viven un romance fogoso, pero todavía no se presentan como novios.

Sábado 24, una de la mañana. Después de presenciar un espectáculo musical, Gael y Fonzi partieron a un bodegón de San Telmo. Cuando vieron al fotógrafo intentaron ocultarse. Viven un romance fogoso, pero todavía no se presentan como novios.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig