Amor en tiempos de cuarentena: el auge de las bodas virtuales – GENTE Online
 

Amor en tiempos de cuarentena: el auge de las bodas virtuales

||||||||||||
Actualidad
Actualidad

En plena temporada alta de matrimonios, el coronavirus echó por tierra el sueño de miles de contrayentes y los obligó a cancelar o postergar sus festejos. Los casos más emblemáticos en los que la tecnología ayudó a las parejas a resignificar esta adversidad, el número de uniones civiles según el Registro Civil porteño y las celebs afectadas por la cuarentena.

Con la bendición del pastor

“Nos íbamos a casar por Civil el 26 de marzo en el CPC Pueyrredón e íbamos a celebrarlo el 28 en Granja Lihuén”, arrancan contando Diego Aspitia (42) y Sofía Cuggino (32), dos cordobeses que se conocieron en un club de lectura. “Nuestra convivencia iba a arrancar después, pero estaba por salir el aislamiento obligatorio, el contrato de Sofi iba a vencer y no nos quedó opción. Así que dijimos: ‘Ya fue. El 21 hagamos online lo mismo que teníamos pensado para la ceremonia religiosa’. Llamamos a Guillermo, el pastor de la comunidad cristiana Aviva, le explicamos lo que pasaba y él se copó con darnos la bendición online. Después, con ayuda de amigos, sacamos las fotos, creamos el Instagram @mecasoencasa y convocamos a nuestros invitados a un Zoom en el que hubo unas 40 personas, y otras 500 nos siguieron por Instagram. Duró una hora y fue hermoso, sobre todo por el cariño y el apoyo de la gente. Eso sí, la ropa que usamos fue la del Civil; la otra la guardamos para cuando podamos hacer nuestra fiesta, en septiembre u octubre”.

“Nos gustó protagonizar una linda historia en medio de todo lo horrible que está pasando, pero no podríamos haber hecho nada sin el apoyo de nuestros amigos y nuestra comunidad”

Una idea que se hizo viral

“El sábado en que nos íbamos a casar, el 21 de marzo, la gente nos mandaba mensajes diciendo que brindaba por nosotros… y nosotros, que habíamos decidido casarnos después de quince años juntos, estábamos re mal. Y a Nahuel (Ponce, 33) se le ocurrió hacer un video como si estuviéramos en la ceremonia”, arranca contando Carolina Gudiño (33), la rosarina que, en el living de su casa, se puso su vestido de 15 y le colocó a su prometido un pañuelo “haciendo juego con su short”. El resultado, musicalizado con la marcha nupcial, se lo enviaron a los conocidos… “¡y de pronto arrancó el festejo! Nos empezaron a mandar videos vestidos, bailando y tomando como si estuvieran con nosotros. Fue re improvisado, genial. Después compartieron el video en Twitter y alcanzó 1.3 millones de reproducciones. Es todo tan bizarro que me siento en otra dimensión, ¡sin contar que ahora tendríamos que estar en la India! Cambió todo, y yo por dentro no estoy bien, pero trato de poner la mejor cara… Qué sé yo… Espero que el 9 de enero, la única fecha que conseguimos sin aumentos, tengamos revancha”.

597

Es el número de matrimonios postergados en la Capital Federal según fuentes del Registro Civil y Capacidad de las Personas del Ministerio de Gobierno porteño. De ellos, 26 se iban a celebrar en lugares privados entre el 16 de marzo y el 4 de abril, 24 en lugares emblemáticos entre el 16 de marzo y el 14 de abril, y 547 se iban a realizar en la Sede Central y en las diversas Comunas entre el 20 de marzo y el 3 de abril. Todos ellos quedaron “a reprogramar” cuando todo se reanude. ¿Cuándo se celebró el último casamiento porteño pre-cuarentena? Fue el miércoles 18 de marzo a las 13 horas, con público reducido, es decir, con la sola presencia de la pareja y los testigos, modalidad que se emplea desde el 13 de marzo. Es importante tener en cuenta que en un año se celebran entre 12.500 y 13.500 casamientos, y en el período afectado hasta ahora por la pandemia solía haber 1.100 por mes.

De la planificación a la sorpresa

“Nos casamos en el Registro Civil de San Isidro (al Norte del Gran Buenos Aires) el 13 de marzo, el día que sacaron el decreto de que no podía entrar gente, pero por suerte la jueza decidió hacer una excepción con nosotros, porque no les habían avisado ni a ellos”, arrancan contando Felicitas Torreguitar (32) y Nicolás Barbosa (35), los recién casados ante la ley que planeaban desde hace un año casarse por Iglesia y festejar su boda el 27 de marzo, “una fecha en la que, cuando cancelamos, pensamos que no íbamos a poder ni saludar a nuestros invitados, por el tema de las distancias, ¡un chino! (…) Y ahora que está explotando el volcán Krakatoa deberíamos estar de luna de miel en Indonesia. Por cierto que con esa devolución –la de los pasajes– es con la que peor nos fue”, reconoce la mujer, que el 27 último a las 20 horas asistió a una fiesta digital sorpresa con cotillón, organizada por sus amigas en complicidad con Nico, “que estuvo buena porque me levantaron el ánimo (…) O sea, yo ya me mentalicé que me voy a casar el 2 de octubre, pero nunca me hubiera imaginado que cambiaría la fecha de mi casamiento por una pandemia”, cierra la novia, que en septiembre volverá a probarse el vestido.

“Puede pasar que los novios se separen o que fallezca un familiar cercano, pero nunca te imaginás que una pandemia va a cambiar tu casamiento. ¡Nadie lo podría haber anticipado!”

¿Qué dice la ley?

El doctor Pablo Feito, gerente operativo del Registro Civil porteño, habló con GENTE sobre los nuevos “casamientos virtuales” y dijo: “El matrimonio celebrado de modo virtual no cumpliría con las exigencias que requiere la ley, fundamentalmente que la celebración sea pública, con conocimiento del lugar donde se realizará y la presencia de los contrayentes y testigos ante el oficial público. Además, el acto público admite que quien quiera manifestar una oposición la pueda realizar y fundar, tal como prevé el Código Civil y Comercial. A su vez, los recaudos matrimoniales se encuentran resguardados por la adhesión de nuestro país a la Convención de Nueva York de 1962 sobre Matrimonio (Ley N° 18.444), la cual, en relación a los requisitos matrimoniales sostiene en su artículo 1°: ‘No podrá contraerse legalmente matrimonio sin el pleno y libre consentimiento de ambos contrayentes, expresado por éstos en persona, después de la debida publicidad, ante la autoridad competente para formalizar el matrimonio y testigos, de acuerdo con la ley’”.

“El matrimonio celebrado de modo virtual no cumpliría con las exigencias legales”

Celebs afectadas

Tras su Civil, Eduardo Costantini (73) y Elina Fernández Fantacci (30) planeaban “su gran boda” para fines de marzo.

Jennifer López (50) y Alex Rodríguez (44) iban a decir “sí, quiero” este invierno; hoy dicen “tendremos que esperar”.

Los futuros padres Katy Perry (35) y Orlando Bloom (43) ya cancelaron la boda que iban a celebrar en Japón.

Por Kari Araujo.
Fotos: AFP y gentileza Almendra Fantilli, C.G., F.T. y Registro Civil y Capacidad de las Personas.

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig