“Amado es un caballero, de regalar flores, un dulce…” – GENTE Online
 

“Amado es un caballero, de regalar flores, un dulce...”

Actualidad
Actualidad

El la llama Bombón. Ella lo bautizó Chiqui Baby. Como casi todas las historias de amor, la del ministro de Economía Amado Boudou (46) y la periodista Agustina Kämpfer (28) comenzó por casualidad. Hace aproximadamente un año, ella lo entrevistó cuando él estaba al frente de la Anses –Administración Nacional de la Seguridad Social– para consultarlo acerca de la Ley de Movilidad Jubilatoria. Todo fue muy serio y profesional. Cada uno siguió en lo suyo, más allá de que ambos sintieron algún escozor cuando cruzaron miradas. Después transcurrió un período en el que no se vieron, hasta que Agustina fue a cubrir un evento al que Amado tenía que asistir pero faltó sin aviso. Pese a la no concurrencia, su mensaje de texto no se hizo esperar: “¿Cómo estuvo todo?”, consultó el funcionario, vía MSN, a la movilera. Como no sabía quién le escribía, ella no contestó. Después protagonizaron un encuentro circunstancial en la fiesta de Fin de Año del canal C5N, donde Agus trabaja. Cruzaron palabras y mohínes, pero no más que eso. Claro que el por entonces mandamás de la Anses no se dio por vencido. Averiguó el teléfono a través de un amigo, la llamó y la invitó a cenar con luz de velas. Ahí empezó todo...

Digamos que Amado Boudou tiene fama de playboy. Su historia dice que nació en Capital pero se crió en Mar del Plata. Le dicen Aimé –apodo que surge de traducir su nombre al francés y que heredó de su padre–. De muy joven, mientras estudiaba Economía en la Universidad Nacional de Mar del Plata, se destacaba como dirigente de Unión para la Apertura Universitaria (UPAU), brazo político de la Ucedé. Por ese entonces también diversificaba sus tareas, ya que era uno de los responsables del boliche boom de la costa atlántica: Frisco Bay. Boudou era dj, le fascinaba la música, tan es así que hasta hoy colecciona guitarras eléctricas, que interpreta cuando la situación lo amerita. Pero su máximo logro en organización de shows fue la producción de un recital en la playa llamado Rock in Bali, que convocó casi 20.000 personas y grupos como Soda Stereo, Sumo, Virus y Los Violadores. También siente pasión por las motos –tiene una Harley Davidson, con la que suele pasear– y juega al golf.

Como economista ingresó en 1990 a la empresa de recolección de residuos Venturino Eshiur, y años más tarde, junto a un grupo de allegados, fundó otra empresa dedicada al ramo de juntar basura, denominada Ecoplat. A la Anses llegó en 1998 como analista, hasta convertirse en director, siempre al amparo del ex jefe de gabinete Sergio Massa. Ahora dicen que su próximo paso sería disputar la intendencia de Mar del Plata, o bien pelear la jefatura de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en 2011.

Por su parte, Agustina Kämpfer –apellido alemán– empezó trabajando como periodista en la revista Planeta Urbano en 2001, fue productora en Canal 9, y un día decidió marcharse a México como mochilera. Allí se desempeñó en Televisa Networks, conduciendo programas de viajes, recorriendo países de toda América, y entrevistando a personajes de la música como Emilio Estefan, el grupo Molotov, Juan Luis Guerra y Shakira. Cuando regresó a la Argentina trabajó para Fox Sports y luego entró a C5N como cronista. Su mamá se llama Beatriz (62), tiene dos hermanas –Luciana (34) y Mariana (25)– y una sobrina, Delfina, de dos años y medio, su debilidad, más allá de Boudou.

Hace pocos días, los tórtolos viajaron juntos a Bariloche, en una especie de mini-luna de miel. Boudou participó junto al senador Miguel Pichetto y el secretario de Turismo, Enrique Meyer, de una reunión con empresarios locales. Pero también aprovechó para esquiar –dicen que es un experto– y mimar a su amada. Parece que el hombre conquistó a Agustina con su galantería. “Amado es un caballero, de regalar flores, un dulce, con un espíritu muy joven...”, confió ella a una de sus íntimas. Ojalá el ministro suene también tan seductor para los organismos de crédito y los mercados financieros. El domingo 9, el ministro de Economía, Amado Boudou, lo dedicó a un paseo más que romántico por Palermo Soho. Con look canchero, mimó a Agus, su novia, toda la tarde.

El domingo 9, el ministro de Economía, Amado Boudou, lo dedicó a un paseo más que romántico por Palermo Soho. Con look canchero, mimó a Agus, su novia, toda la tarde.

Siempre de la mano o muy abrazados, Amado Boudou y Agustina Kämpfer disfrutaron de una tarde de sol. Ella lució calzas y un saco de cuero. El, jeans, campera de cuero y zapatillas Converse.

Siempre de la mano o muy abrazados, Amado Boudou y Agustina Kämpfer disfrutaron de una tarde de sol. Ella lució calzas y un saco de cuero. El, jeans, campera de cuero y zapatillas Converse.

La periodista y el funcionario en pleno coqueteo, después del almuerzo en la esquina de El Salvador y Gurruchaga. Comieron ensalada con mariscos, tomaron agua mineral y de postre compartieron una ensalada de frutas con helado.

La periodista y el funcionario en pleno coqueteo, después del almuerzo en la esquina de El Salvador y Gurruchaga. Comieron ensalada con mariscos, tomaron agua mineral y de postre compartieron una ensalada de frutas con helado.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig