ALEJANDRO Y NAHUEL FANTINO: “Esta es una gran historia de amor entre un padre y un hijo” – GENTE Online
 

ALEJANDRO Y NAHUEL FANTINO: “Esta es una gran historia de amor entre un padre y un hijo”

Actualidad
Actualidad

Alejandro: Si responde a la genética –y lo plantea alguien pensando en sus antiguas épocas–, la última prueba que le falta al Pequeño Saltamontes para demostrar que es...

–¿Su hijo?
–Exacto, para demostrar que es mi hijo, ya no consiste en levantar el yunque y que le queden los escorpiones marcados en los antebrazos, como a Kwai Chang Caine, el héroe de la serie Kung Fu: a partir de ahora debería empezar a no dejar títere con cabeza (risas)... Bueno, le resta esa prueba y honrar la caballerosidad. Porque un verdadero hombre toma la píldora de la amnesia luego de estar con una mujer.

Nahuel: Me matás con eso del títere. Yo no soy así... Llegué solito a la Capital Federal.

A: Mirá que el otro día vi la foto de un “caramelito” en tu celular, un 9,99. ¿No vas a admitir nada?

N: Sólo que tengo mis amigas... (risas compartidas).

Hay una segunda nota fuera del grabador: la del que no está contestando, del que escucha la respuesta del otro. Una nota que abunda en miradas cómplices. En emoción. En tentadas y carcajadas. En aplausos. En admiración. Porque ésta es una historia extraordinaria, más allá del sustancioso ingrediente que la convierte en portada de GENTE (la presencia del periodista-conductor más completo de la Argentina): nos referimos a la de un padre – Alejandro Fantino– y un hijo –Nahuel Fantino– que supieron del otro trece años atrás y convirtieron aquella sorpresa inicial en un culto al amor.

“Admiro su total indiferencia a ser conocido”

“Sí –confirma el Fantino mayor–. Se dio extraordinariamente y termina siendo una historia extraordinaria, que excede lo común. De todas maneras, siempre lo llevamos con naturalidad. A veces las relaciones que se exponen mucho en los medios son más frágiles. Siento que la nuestra fue como un iceberg: apareció poco en la superficie porque lo fuerte estaba bajo el agua. Con el correr del tiempo íbamos encontrándonos desde el corazón. Ahora él tiene 24, yo 43; coincidimos en que ésta es por sobre todo una gran historia de amor entre padre e hijo, y eso es lo que la hace extraordinaria”, repite el término.

“Tal cual. La palabra literal es `natural´ –se suma el Fantino menor–. Yo siempre me sentí cómodo. Si tuviera un hijo, me gustaría que la relación fuera así”, expresa.

–Entonces, aceptar por primera vez una nota juntos fue más una consecuencia natural que una decisión.
A: Seguro. Se lo comenté varias veces, pasa que... Una de las condiciones que le admiro es su indiferencia a ser conocido, y que no chapea con el apellido. Viene a Animales sueltos y prefiere quedarse atrás, el bajo perfil. Estoy acostumbrado a ver bastante gente que se la cree, y poca tan humilde como él. El pedido de la foto, el autógrafo, que se me acercaran y nos interrumpieran..., mi hijo fue entendiendo y aceptando que hacerse público también es una forma de vivir con incomodidad.

N: Si nunca hubo nada que esconder, no había nada que forzar. Yo era chico. Ahora siento que gané en madurez como para hacer una nota. La aceptamos juntos.

–¿Cómo se llaman entre ustedes?
A: Yo, “Nahu” o “¿cómo andás, Nahuelito”?”.
N: Yo, “viejo”. Me costó llamarlo “pá”. Al principio lo veía más como un big brother. “Alejandro” o “Ale”, no. Suena lógico que un padre te llame por tu nombre, pero al revés... mmmm...
A: Gran definición. Que vos lo trates a tu viejo por el nombre es raro.
N: ¿Cómo me tenés guardado en tu celular?
A: “Nahu”. ¿Vos a mí?
N: Un mix: “Pá viejito”.

Lé la nota completa en la edición 2609 de GENTE. “Lo nuestro se dio cuando debía darse, y así es maravilloso”, comparten Ale y Nahu, cómplices y compañeros, desde el gimnasio montado en la Cúpula Florida del edificio Bencich, donde funcionan los Estudios Caracol.

“Lo nuestro se dio cuando debía darse, y así es maravilloso”, comparten Ale y Nahu, cómplices y compañeros, desde el gimnasio montado en la Cúpula Florida del edificio Bencich, donde funcionan los Estudios Caracol.

“A veces las relaciones que se exponen mucho en los medios son más frágiles. La nuestra fue como un iceberg: apareció poco en la superficie porque lo fuerte estaba bajo el agua” (Alejandro)

“A veces las relaciones que se exponen mucho en los medios son más frágiles. La nuestra fue como un iceberg: apareció poco en la superficie porque lo fuerte estaba bajo el agua” (Alejandro)

“Si nunca hubo nada que esconder, no había nada que forzar. Yo era chico. Ahora siento que gané en madurez como para hacer una nota. La aceptamos juntos, padre e hijo” (Nahuel)

“Si nunca hubo nada que esconder, no había nada que forzar. Yo era chico. Ahora siento que gané en madurez como para hacer una nota. La aceptamos juntos, padre e hijo” (Nahuel)

Nombre: Jonatan Nahuel Fantino. Nacimiento: 15 de junio de 1991 (24), San Francisco, Córdoba. Padres: Sandra Algarbe y Ale Fantino. Ojos: Castaños. Cabello: Morocho. Altura: 1,76 metro. Peso: 73 kilogramos. Calzado: 43. Estudios: Secundarios, “y seguí Diseño gráfico por un par de años, hasta que me rajé”. Estado civil: Soltero y sin pareja.

Nombre: Jonatan Nahuel Fantino. Nacimiento: 15 de junio de 1991 (24), San Francisco, Córdoba. Padres: Sandra Algarbe y Ale Fantino. Ojos: Castaños. Cabello: Morocho. Altura: 1,76 metro. Peso: 73 kilogramos. Calzado: 43. Estudios: Secundarios, “y seguí Diseño gráfico por un par de años, hasta que me rajé”. Estado civil: Soltero y sin pareja.

“Cuando vi su primer video entrando a pelear, sentí orgullo y admiración. Hay que tener bolas para meterte en una jaula y cagarte a piñas ahí con otro” (Alejandro)

“Cuando vi su primer video entrando a pelear, sentí orgullo y admiración. Hay que tener bolas para meterte en una jaula y cagarte a piñas ahí con otro” (Alejandro)

“No me cansa ni me molesta que me pregunten si soy el hijo de Fantino. Siento más admiración por él que, por ejemplo, por Albert Einstein, jajá” (Nahuel)

“No me cansa ni me molesta que me pregunten si soy el hijo de Fantino. Siento más admiración por él que, por ejemplo, por Albert Einstein, jajá” (Nahuel)

“El pedido de la foto, el autógrafo, que se me acercaran y nos interrumpieran... Nahu fue aceptando que hacerse público también es una forma de vivir con incomodidad” (Alejandro)

“El pedido de la foto, el autógrafo, que se me acercaran y nos interrumpieran... Nahu fue aceptando que hacerse público también es una forma de vivir con incomodidad” (Alejandro)

Miriam Lanzoni: “Ojalá nuestros hijos tengan el diez por ciento de sus valores”. Esposa de Alejandro desde hace casi nueve años, Miriam Lanzoni (32), opina sobre Nahu: “Es el pibe más genuino y noble que conocí. Lo adoro y lo banco a muerte. A mi marido le comento: ‘Ojalá nuestros hijos tengan el diez por ciento de los valores de Nahuel’. A través de él –continúa La Gringa– veo la versión más linda de mi pareja: maravilloso como hombre, pero increíble como papá”. Y remata esta bella chaqueña nacida en Pampa del Infierno. “Nahu me despertó las ganas de ser mamá con Ale”.

Miriam Lanzoni: “Ojalá nuestros hijos tengan el diez por ciento de sus valores”. Esposa de Alejandro desde hace casi nueve años, Miriam Lanzoni (32), opina sobre Nahu: “Es el pibe más genuino y noble que conocí. Lo adoro y lo banco a muerte. A mi marido le comento: ‘Ojalá nuestros hijos tengan el diez por ciento de los valores de Nahuel’. A través de él –continúa La Gringa– veo la versión más linda de mi pareja: maravilloso como hombre, pero increíble como papá”. Y remata esta bella chaqueña nacida en Pampa del Infierno. “Nahu me despertó las ganas de ser mamá con Ale”.

“Entre otras cosas, papá me acercó dos consejos fenomenales: ‘No tomes decisiones cuando estás enojado’ y ‘No prometas nada cuando estás contento’” (Nahuel)

“Entre otras cosas, papá me acercó dos consejos fenomenales: ‘No tomes decisiones cuando estás enojado’ y ‘No prometas nada cuando estás contento’” (Nahuel)

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig