«Al Chueco le atraen mi delantera, mi defensa y mi mediocampo» – GENTE Online
 

"Al Chueco le atraen mi delantera, mi defensa y mi mediocampo"

Actualidad
Actualidad

-No! El fin de semana, imposible -enfatiza.
-¿Imposible? ¿Pero al menos por teléf…? -intentamos convencerla. 
-¡No! -pone primera-. Decidí terminar con los fines de semana de trabajo.

-Okay.


Aceptado. Araceli Edith González (35, el próximo 21 de junio; Floresta, Buenos Aires) es más difícil de convencer que el
Fondo Monetario Internacional y este redactor lo sabe. Aunque sea viernes, hora 23:56, y ya haya finalizado la producción de fotos. Aunque el cierre de la nota se produzca el lunes a la tarde y ella proponga responder las preguntas el mismo lunes a la tarde. Aunque… ¿Por qué?

-Hoy en día -arrancará el lunes a la tarde- mi cabeza piensa más en lo personal, en lo afectivo, en respetar el almuerzo y la cena de los sábados y domingos puertas adentro, antes que nada. Tiene que ver con la edad. Antes estaba más alocada con el trabajo. Ahora disfruto con la familia y no acepto quitarle tiempo.


-Antes y ahora. Quizá parezca coincidencia, pero la gran novedad televisiva se llama
Mil millones, donde vuelve a reunirse con Bermúdez. Antes (1994), para hacer
Nano, lo convocaron a Gustavo como galán y luego la eligieron a usted. Ahora (2002), al revés. Parece que no equivocó el camino, señora.

-El balance es superpositivo. Claro que debí pasar por momentos bravos, como aquel
panic attack que sufrí ante la exigencia laboral. Sin embargo, me sirvió para dejar de pasar paredes por el medio. Mis objetivos variaron. Cuando arranqué, era una máquina de laburar. Ahora tengo ganas de trabajar en Mil millones pero también de llegar a casa y disfrutar.


-¿Lo de Mil millones es porque se trata de un culebrón sobre la deuda externa o por el cachet que pidió?

-Empezamos a grabar el 13 de mayo y saldrá el martes 18 de junio por Canal
13
. Es una historia de amor barrial sobre Julián Vargas (Bermúdez), un tipo común que recibe mil millones de herencia, y Carolina Marín (Araceli), una contadora que apuesta al estudio para progresar. Cargada de pasión y giros divertidos, la novela reemplaza a los típicos melodramas de antaño. Hay que sacarle una sonrisa a la gente.


-¿Será el desempate del equipo Araceli-Bermúdez porque si bien la rompieron con
Nano, naufragaron con el Sheik?

-La pareja tiene química y la gente nos espera. El Sheik no significó un fracaso negativo. Significó un fracaso positivo, porque lo capitalicé. Una historia y un despliegue maravillosos. Me sentía en
Hollywood.


-¿Y quiere volver a sentirse allá? Porque se sabe que durante el verano practicó inglés hasta el hartazgo, que pronto será madrina del
Festival de Cine Argentino en Los Angeles, que acudirá a algunos casting locales y que en su círculo ciertas voces opinan: "Si Suar llegó a Hollywood en 2002, durante el 2003, a más tardar en un año más, llegará Araceli".

-Tengo ganas de probarme en varias productoras de L.A., dependerá de la suerte. Por otro lado, en dos meses tomaré la decisión de aceptar una propuesta grossa de Televisa. Sería bravo irme del país, dejar a mi gente. Lo intenté a los 20 y regresé a los dos meses y medio. Adri (34) me apoya. Quizás haga la experiencia.
Tommy aún no opina. Y lo más complicado se llama Flor.

-Tinelli considera que el único motivo por el cual se iría de la tierra en la que nació sería si sintiera que su familia está insegura. ¿Le sucede a ustedes?

-Es un tema que nos asusta. Tomamos precauciones. Imaginar sólo por un segundo que mis hijos puedan caer en manos extrañas me quita el aire. Cuando vemos los noticieros coincidimos con el Chueco: "En este país no se puede seguir". Luego reculamos: "Claro que tampoco deseamos criar a nuestros chicos en otro lugar". Seguir sintiendo que no puedo caminar tranquila por la calle ni llevar a Tomás (3) sola al jardín o dejar salir a Flor (13) con su novio, sería un motivo para partir.

-¿Qué prevenciones toman?

-Bueno, nos cuidamos mucho. Yo estoy pensando en cambiar mi camioneta (una Mercedes-Benz) por algo menos ostentoso. Igual, no sé si los que roban tienen tanta hambre como los que el otro día en el super me pidieron comida, pañales o "algo para mi hijo de dos años".

-Miguel Angel Rodríguez contó que suele hacer dos compras, una para su familia y una para la gente que va a pedirle.

-Me pasó. Les compré a tres mamás. Te alarmás cuando se acercan, y terminás con el corazón roto: "Dejá de asustarte, Ara, si nosotras te conocemos de la tele". No salgo con el carro lleno porque me da vergüenza. Aparte, a tu alrededor encontrás amigos en una situación terrible. A mí me agarró el corralito pero pude soportarlo. Asusta que otros decidan qué hacer con tu dinero. Experimentamos una década del dólar 1 a 1, nos creíamos norteamericanos y comprábamos en Miami, y de repente debemos adaptarnos a otra realidad. Cruel realidad.

-¿Qué le responde a Florencia cuando le pregunta sobre la cruel realidad?

-Ella iba al colegio, volvía, sus cosas, su casa, su entorno. Cuando arrancó lo de la inseguridad y comencé a hablar con ella, debí dejar de lado los temas típicos: "Hija, no aceptes cuando te ofrezcan un porrito". No. Era: "Hija, no te acerques a nadie que te llame". Y un día lloró de miedo: "Mamá, no quiero vivir así". Entonces supe que para protegerla, equivocadamente la estaba aterrando. Tomé precauciones que no divulgaré por seguridad, pero ahora la noto más relajada. Me preocupa lo que le quede en su mente. Yo a los siete años veía un Falcon verde y quería irme a la loma del quinoto. En la actualidad ella ve un auto que dobla raro y se paraliza.

-Para usted, ¿de quién es la culpa, de todos los políticos argentinos o de todos los argentinos?

-De todos los argentinos. En un matrimonio que se separa, los errores se comparten. Nosotros votamos y elegimos a quienes nos gobernaron. Igual, si leyéramos respecto del feudalismo del Imperio Romano comprobaríamos que la cosa viene de lejos. Seguimos siendo esclavos de los feudales.

-¿Sabría a quién votar si hubiese elecciones mañana?

-Voto a la fórmula Suar-Tinelli. Creo más en ellos, tipos que invierten, que nos muestran tal como somos, divierten y emocionan. Es más, me postulo yo. Aunque convertiría el dinero en bicicletas para sacarles una sonrisa a los pibes necesitados. Me amarían todos. La Evita 2002, y Adrián, Perón.


-¿Cómo anda la relación con el Perón de Pol-ka?

-Perfecta.


-¿Piensan en un nuevo hijo o ya colgaron el cartel de "No molestar"?

-Ni ahí. A mí me encantaría adoptar. Lo estamos hablando. El no sabe si está preparado. Voy a convencerlo. En algún momento lo haremos. Me complacería brindarle una familia a alguien que la necesitara. A cierta joven edad no pensabas así, y ahora sí. Otro más para la cama.

-¿Cómo es eso?

-Así miramos los partidos del Mundial. Mi familia es al mejor estilo Almodóvar. Los cuatro en la cama con camisetas y gorros de Argentina. El
Toto que no quiere que gritemos los goles. Flor que se enoja. Adri que opina sobre el árbitro. Y yo, que tomo mate. También hay cábalas tipo congelar al equipo contrario. Tomamos un tarrito de agua, le ponemos vinagre y el nombre de los futbolistas rivales y lo mandamos al freezer.


-Con Inglaterra no funcionó.

-Esperamos pegarla ante Suecia. Dormiremos juntos hasta las tres, y después, a alentar. No quiero que el team de Bielsa regrese temprano de Corea-Japón. La Copa del Mundo es un momento hermoso, el síntoma de que el corazón de la sociedad continúa latiendo. Aparte, los nuestros encabezan el lote de belleza: Crespito, Pochettino. Hasta la cintura de Orteguita y los rulos del Payasito Aimar me resultan simpáticos.

-Ya que toca el tema, desde su cirugía del año pasado, ¿qué opina Adrián? ¿La nota a usted mejor de delantera, de defensa o de mediocampo?

-Ejem. A él le atraen mi delantera, mi defensa y mi medio- campo, pero por supuesto mis piernas. Según él, son mejores que las del Bati.


-Upa. Y en la intimidad, ¿quién ataca, quién espera, quién pide descanso primero y quién suele reanudar?

-Vamos turnando. Con Adrián, una vez por semana nos escapamos a un hotel. Y entonces, llegamos al suplementario y los penales...

por Leonardo Ibáñez
fotos: Machado-Cicala
producción: Sofía Delger. Peinó: Alberto Sanders
(Agradecemos a Design Suites, Ricky Sarkany y María Vazquez)

Tras afianzarse en su carrera apostando a la variedad (tevé, cine, teatro), regresa con <i>Mil millones</i> (Canal 13). Ya no acepto propuestas que no me hagan ciento por ciento feliz", arriesga la señora de Suar.">

Tras afianzarse en su carrera apostando a la variedad (tevé, cine, teatro), regresa con Mil millones (Canal 13). "Ya no acepto propuestas que no me hagan ciento por ciento feliz", arriesga la señora de Suar.

Aunque di el sí con 20 cumplidos, le aconsejo a Flor esperar hasta los 30. ¡Y nada de juntarse sin libreta! Me mata la idea de que mis hijos se vayan de casa. Por eso con Adrián queremos encargar uno por década, así siempre tendremos a quien mimar"">

"Aunque di el sí con 20 cumplidos, le aconsejo a Flor esperar hasta los 30. ¡Y nada de juntarse sin libreta! Me mata la idea de que mis hijos se vayan de casa. Por eso con Adrián queremos encargar uno por década, así siempre tendremos a quien mimar"

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig