“Ahora sí, sentimos que podemos ganarla de verdad” – GENTE Online
 

“Ahora sí, sentimos que podemos ganarla de verdad”

Actualidad
Actualidad

Faltaban unos minutos para salir a la cancha y su cuerpo temblaba como una hoja. Un rato antes, Nikolay Davydenko había igualado la serie en 2 y, por primera vez en muchos años, el quinto punto en Buenos Aires sería el decisivo. En las tribunas, el glamour de los palcos se mezclaba con el retumbar de los bombos que llegaron desde Tandil, haciendo ruido en la popu. Todos coincidían en un solo grito: “¡Vamos Del Potro/ hay que poner un poco más de huevo…!”, estallaba el Parque Roca cuando los jugadores todavía ni habían aparecido. Y en el vestuario, el chico de 19 años era un manojo de nervios. Entonces David Nalbandian, líder indiscutido del equipo argentino en los últimos tres años, ingresó al vestuario y le dijo: Juan, estás a punto de jugar el partido más importante de tu vida y te diría que la del tenis argentino también. Porque si ganás, vamos a poder jugar por primera vez en la historia una final de Copa Davis de locales. Todos te tenemos una fe ciega. Entrá, ganá rápido, disfrutálo y divertíte. Hoy te toca a vos ser el héroe”.

Y el chico entró y fue un gigante. No sólo por su altura: también por su tenis. Con un arrollador 6-4, 6-2 y 6-1 venció a Igor Andreev y se quedó con el quinto punto de la serie. Por tercera vez en la historia, Argentina jugará una final de Copa Davis (las dos anteriores habían sido en 1981, ante Estados Unidos, y en 2006 ante Rusia). Pero esta vez la definición será en casa. Enfrente estará España (en semifinales venció a Estados Unidos por 4-1), que vendrá con Rafael Nadal, el mejor jugador del planeta, entre sus filas. La Escuadra Criolla se tiene fe: Ahora, de verdad, sentimos que se puede ganar la Davis. En los años anteriores no nos favoreció el sorteo y no pudimos conseguirla, pero esta vez parece que se nos da. Por más que venga España con el Rafa, nosotros jugamos de locales y vamos a tener el apoyo de la gente”, dice David Nalbandian, el único jugador que estuvo en tres de los cinco puntos ante Rusia.

Y aunque no fue el mejor fin de semana para el cordobés, que perdió el dobles junto a Guillermo Cañas y el domingo no pudo ganarle a Davydenko (3-6, 6-3, 7-6 y 6-0), fue el máximo impulsor de los festejos: “¡Delpo, andá, subí a la tribuna y festejá con tu gente!”, le dice al tandilense mientras lo baña con champagne. Después, en la puerta del vestuario, toma prestado un bombo y dirige la batuta: “¡Que vamo’ a salir campeón/ que vamo’ a salir campeón!”, se escucha desde afuera mientras Guillermo Cañas, Agustín Calleri y el capitán, Luli Manzini, saltan y celebran. A los pocos minutos, con una bandera argentina enroscada al cuello, con la leyenda “Vamos Delpo”, el chico que el lunes sería la tapa de todos los diarios sale a escena y habla con GENTE: “Cuando salí a jugar el último punto, me temblaban las piernas. La sensación era extraña, porque el viernes había hecho bien mi debut y hoy tenía que estar mucho más tranquilo. Pero no. Cuando David perdió ante Davydenko ya empecé a temblar. Salí a la cancha, vi a toda la gente gritando mi nombre y era como estar en una película. Hoy sentí en el alma eso que muchos jugadores dicen pero que recién ahora, con la clasificación en el bolsillo, puedo afirmar: jugar para tu país es algo distinto a todo”.

–El tema promete polémica. ¿Cómo y dónde pensás que habría que jugar la final?
–Hay que jugar en carpeta, porque en esa superficie David es excelente y yo puedo hacerlo muy bien, me tengo mucha fe. Jugar en polvo de ladrillo sería una locura, porque en esa superficie Rafa es el mejor jugador que dio la historia del tenis. Lo bueno es que, como somos locales, podemos elegir la superficie.

–¿Sos consciente de que a los 20 años podés quedar en la historia del tenis argentino si en noviembre ganan la Copa Davis?
–La verdad es que todavía no me puse a pensar en eso... Igual, soy consciente de que, al ser locales, algo que nuca se dio, estamos ante una oportunidad única e histórica. Cuando te ponés a pensar que tantos tenistas hubiesen querido estar en nuestro lugar, te das cuenta de que ganar la Davis sería cumplir nuestro sueño y el de muchos argentinos.

–Recién David dijo que interiormente siente que esta vez se puede dar. ¿Cuál es tu sensación?
–Va a ser muy difícil jugar contra Rafa y contra David Ferrer, pero nosotros de locales nos hacemos fuertes. El apoyo que te da el público es algo increíble y debemos aprovecharlo. Es verdad que ellos van a venir con el número uno del mundo, pero nosotros también tenemos a David, que ya demostró que le puede ganar a cualquiera.David dirigió la batuta en los festejos. Bombo en mano, les puso música a los cantitos. Del Potro, envuelto en una bandera argentina, se recibió de héroe.

David dirigió la batuta en los festejos. Bombo en mano, les puso música a los cantitos. Del Potro, envuelto en una bandera argentina, se recibió de héroe.

Dando una muestra inusual de temple y frialdad, Delpo acaba de vencer a Andreev.

Dando una muestra inusual de temple y frialdad, Delpo acaba de vencer a Andreev.

La felicidad del equipo (Cañas, Calleri, Del Potro, Nalbandian y Mancini), con la final ya asegurada.

La felicidad del equipo (Cañas, Calleri, Del Potro, Nalbandian y Mancini), con la final ya asegurada.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig