«Ahora, que se vengan los rusos» – GENTE Online
 

"Ahora, que se vengan los rusos"

Actualidad
Actualidad

"Son invencibles. Si juegan todos los partidos en la Argentina, va a ser mejor
que el próximo rival vaya trayendo la Copa y la dejen en Buenos Aires"
. Recién
había terminado el partido y el capitán alemán, Patrik Kuehnen, repetía en
inglés estas palabras ante cuanto micrófono se le cruzara. De fondo, las ocho
mil personas que llenaron el Monumentalcito gritaban por la Argentina mientras
los cuatro fantásticos -Gastón Gaudio, David Nalbandian, Lucas Arnold y Juan
Ignacio Chela- desparramaban champagne y, enfundados en una bandera celeste y
blanca, ensayaban una especie de festejo que de entrada parecía que iba a ser
una vuelta olímpica pero finalmente se dispersó entre saltos y abrazos. Atrás
había quedado la primera rueda del Grupo Mundial y un categórico triunfo por 5-0
ante Alemania: una paliza. De esas que desde el 2002, estos mismos jugadores,
sumándole a Guillermo Cañas -quien estaba convocado pero debió desistir porque
se fracturó el pulgar de la mano derecha-, se encargaron de poner a la Argentina
entre los cuatro mejores del mundo. Y ahora, en esta nueva etapa, ya sumaron dos
triunfos: primero consiguieron un lugar en Primera por otro año, y segundo,
volvieron a poner en marcha una ilusión y un sueño que para muchos es
impostergable: que por primera vez la Ensaladera de plata se quede en la
Argentina.

FIN DE SEMANA A PURO TENIS.
Arrancó el viernes con el partido entre Gaudio (24)
-ocupa el lugar 21º en el ranking- y Rainer Schuettler (26) -16º en el ranking y
reciente finalista del Abierto australiano-. El resultado: tres a cero a favor
del Gato. Después le tocó el turno a David Nalbandian (21) -noveno en el mundo-
ante Lars Burgsnuller (27) - 83º en el ranking-, y aunque al cordobés le costó
un poco más, también el resultado fue contundente y se quedó con la victoria en
tres sets: "Es una alegría muy grande ganar en Buenos Aires. Aunque mis grandes
hazañas las conseguí en el exterior, esto es algo que no tiene precio".

Con la serie 2-0 a favor el sábado, Lucas Arnol (28) y David Nalbandian le
dieron el último punto después de vencer en cinco sets a Rainer Schuettler y
Michael Kohlmann (28): "Ganamos un partido realmente difícil. Pero estamos
felices porque conseguimos la clasificación. Ahora vamos por más y tenemos un
sueño: llegar a la final. Después, ganarla sería la frutilla del postre
", fueron
las palabras de Lucas mientras saludaba a la platea sur que lo alentó durante
todo el partido. Con la serie definida, Chela se dio el gusto de debutar en esta
serie y demostró toda su calidad: en dos sets venció a David Prinosil y se metió
el cuarto punto en el bolsillo: "Me quedé muy conforme con el nivel. No importa
que estaba todo definido, yo salí a jugar como si el punto significara la
clasificación"
, comentó el Flaco, quien se paró cientos de veces para firmar
autógrafos. Y algo para destacar: siempre con una sonrisa a flor de labios.

A Gaudio le tocó cerrar el último punto ante Lars Burgsnuller: otra paliza en
dos sets que sirvió para terminar la serie de manera invicta, poder deleitarse
con las sutilezas de Gastón y dejar en claro que es imbatible en Buenos Aires:
10 jugados, 10 ganados: "Aunque no venía jugando en un gran nivel y durante la
semana previa al partido estuve bastante flojo, me tenía mucha confianza.
Siempre que entro a una cancha a defender los colores argentinos, me va muy
bien. El mito de copero es algo que llevo en la sangre",
comentaba Gastón
después de abrazarse con el resto del equipo en la cancha, y con su novia, la
modelo Natalia Forchino, en la intimidad del vestuario.

TECNICO QUE DEBUTA…
Sin dudas fue un comienzo soñado para Gustavo Luza, el
reemplazante del Colorado Alejandro Gattiker. En su primer partido como capitán
del equipo obtuvo un resultado más que alentador que llena de expectativas. Por
eso el festejo eufórico del final. "Quiero felicitar a estos cuatro jugadores
por todo lo que dejaron en la cancha. Me siento orgulloso de formar parte de
este equipo, y si seguimos con esta humildad vamos a llegar bastante lejos".

En el epílogo, un clásico después de cada triunfo: el festejo enloquecido en un
vestuario donde está prohibido quedarse sentado. Todos saltan, se mojan con lo
que tienen y siempre hay un cantito que se pone de moda por un partido. Ahora el
turno fue para Rusia -la gran revancha con el último campeón que el año pasado
eliminó a la Argentina en semifinales-, que visitará Buenos Aires entre el 4 y
el 6 de abril: "Ahora los que deben estar preocupados son los rusos. Saben que
en la Argentina la cosa va a ser distinta que en Moscú. Les vamos a hacer sentir
la presión"
, fueron las palabras a coro de un vestuario eufórico por el triunfo
que quiere ir por más. Ante Alemania demostraron que el sueño de la Copa cada
día está más cerca. Sólo depende de ellos.

Juan Ignacio Chela, Gastón Gaudio, Lucas Arnold, David Nalbandian y el capitán, Gustavo Luza, celebran el contundente 5-0 ante Alemania. Arriba derecha, Rainer Schuettler trata de consolar a Michael Kohlmann, después de perder el partido de dobles que le dio la clasificación a la Argentina y nos colocó entre los ocho mejores del mundo.

Juan Ignacio Chela, Gastón Gaudio, Lucas Arnold, David Nalbandian y el capitán, Gustavo Luza, celebran el contundente 5-0 ante Alemania. Arriba derecha, Rainer Schuettler trata de consolar a Michael Kohlmann, después de perder el partido de dobles que le dio la clasificación a la Argentina y nos colocó entre los ocho mejores del mundo.

David Nalbandian, Gastón Gaudio, Gustavo Luza, Juan Ignacio Chela y Lucas Arnold posan para GENTE: los cinco hombres que escribieron la primera página de este primer capítulo de 2003.

David Nalbandian, Gastón Gaudio, Gustavo Luza, Juan Ignacio Chela y Lucas Arnold posan para GENTE: los cinco hombres que escribieron la primera página de este primer capítulo de 2003.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig