“Ahora no me quiero casar ni tener hijos, en 3 meses quién sabe” – GENTE Online
 

“Ahora no me quiero casar ni tener hijos, en 3 meses quién sabe”

Actualidad
Actualidad

Tiene una relación amorosa estable con su novia, Anna Kournikova (26), desde hace cinco años, y está resuelto a mantener su vida sentimental con un perfil bajo. Enrique Iglesias (31) es un hombre que cree en el matrimonio, en la fidelidad y en la familia. Sin embargo, el momento de pisar el altar y tener hijos es algo que no le quita el sueño. “Todavía no me llega”, dice. Hoy en día, el hijo de Julio Iglesias está enfocado totalmente en su carrera profesional, y explica que lo único que le causa Insomnia –nombre de su octava producción– es el trabajo.

–Insomnia... ¿Por qué ese nombre?
–Porque siempre he padecido de insomnio (insomnia en inglés) y para mí era natural nombrar así este disco.

–¿De verdad?
–Sí, siempre. He pasado momentos difíciles al no poder dormir por el trabajo. Fui un chaval nervioso e hiperactivo, y con el trabajo se me hizo más complicado poder dormir.

–¿Hoy lo podés controlar?
–Sí, bueno, depende... Soy de esas personas que me acuesto y me pongo a pensar mil cosas y combino lo serio con lo tonto y me vuelvo loco.

–Para no volverte loco, hablemos del primer corte de tu disco, ¿cómo surgió Dímelo?
–Este tema a mí me gustaba porque me parecía simple y me recordaba mucho a mis inicios. El sonido era distinto y era refrescante escucharlo.

–Es coautoría tuya, ¿no?
–Sí, pero yo no soy el compositor del tema. Esta es una canción que me llegó y le añadí mis cosas. Lo que me gustaba es que la historia tiene eso que hace increíble cómo somos a veces los seres humanos. De la forma que yo miro, analizo y entiendo la canción, es como cuando estás con alguien y piensas que se te está escapando y no te quiere tanto como tú la quieres. Eso te da más “caña”, más ganas de estar con esa persona. Es algo así como lo que no puedes tener, es lo que más quieres.

–¿Qué es lo que más deseás hoy?
–Lo que más deseo es que esta canción sea un éxito, tenía un poco de incertidumbre, porque cuando pasan tres años y estás metido en el estudio se crean muchas inseguridades, pero gracias a Dios ha funcionado muy bien.

–¿Cómo está el corazón?
–Todo bien, el corazón está bien.

–¿Seguís de novio?
–Sí. Bueno, tengo chica, novia es demasiado formal.

–Pero Anna Kournikova es la mujer de tu vida, ¿o no?
–Sí, claro. Es la mujer de mi vida.

–¿Crees en el matrimonio?
–Sí.

–¿Y en la fidelidad?
–Sí, mientras no pases de cinco, si eres infiel con más de cinco personas ya no hay que creer en ella (ríe). ¡Es broma! Claro que creo en la fidelidad, es importantísima. Creo que todo el mundo la puede equivocarse en algún momento, seas hombre o mujer. Además, para que el hombre sea infiel se necesita una mujer... Pero lo más importante es mantener la confianza en tu pareja, si no, algo se rompe.

–Pero hay muchas personas que han perdonado infidelidades.
–Es cierto. Como también que hay parejas que son muy abiertas, y dicen: “Bueno, tú puedes hacer lo que te dé la gana y yo igual, pero aún así somos pareja”. Para mí eso sería muy difícil.

–¿Te gustaría formar una familia?
–Sí me gustaría, pero ¿en qué momento? No lo sé. Ahora mismo no, pero quién sabe si en tres meses cambie de opinión, porque creo que son esas cosas que de repente te llegan y cuando te pasa, simplemente se da.

–Cuidás mucho de no exponer tu vida personal. Sin embargo, tu padre y tu abuelo tuvieron fama de playboys. ¿Lo hacés por convicción o para diferenciarte?
–Mira, yo guardo mucho mi intimidad. Me encantan las mujeres, ¿a quién no? Pero ser playboy es más una cuestión de imagen. Y a mí esa imagen nunca me llamó la atención. Más allá de cómo seas en tu vida personal, es algo que durante mi camino profesional nunca me interesó.

–¿Hace cuánto que no ves a tus padres?
–A mi padre lo vi cuando falleció mi abuelo (Julio Iglesias Puga, diciembre de 2005) y a mi madre la vi relativamente hace poco, como tres meses.

–¿Extrañás algo de la vida que tenías antes de ser famoso?
–Yo no fui un chaval que me crié cantando, empecé a hacerlo a los dieciocho, diecinueve años. Entonces pude tener una adolescencia en la que viví con mis padres igual que cualquier, por eso ahora no los extraño.

–¿Ya conociste a tu nuevo hermano (Guillermo, nacido en mayo, hijo de Miranda)?
–Todavía no, pero tengo muchas ganas.

–Cuando lo conozcas, ¿le vas a regalar algo?
–No sé, todavía está muy pequeño para darle algo y que se dé cuenta. A lo mejor un peluche o un coche, pero no sé.

–¿Sos un tipo que vive el hoy y no te preocupás por el mañana?
–Sí y no. A veces me agobio, pero sé que vivo más el día a día. También pienso un poquito en el mañana, pero en el mañana próximo, no en 10 años a futuro.

–Si tuvieras que definir tu vida en este momento, ¿cómo sería?
–En este momento sería que vivo en el aire, porque me la paso en el avión (ríe). El próximo año mi casa será el avión.

–¿Cómo va a ser la gira que planeás para Insomnia?
–Va a ser una gira muy espontánea: voy a ir poco a poco, donde me vaya llevando el tour, no tanto de planearlo. Quiero ir decidiendo con el transcurso del tiempo qué lugares voy a ir visitando. Dependerá en qué estado esté musicalmente y de si me quiero meter en el estudio otra vez.

–¿Qué es lo que más te gusta de Latinoamérica?
–La gente, la lealtad que le tienen a sus artistas, el arte, la arquitectura, las playas, la música. Y en una gran parte, casi todo el cariño que le tengo a Latinoamérica y a México especialmente, es porque allí comenzó mi carrera y fue mi pasaporte para el resto del mundo. El cantante se presenta como un hombre fiel y jura que le gustaría formar una familia: “¿En qué momento? No sé”, completa.

El cantante se presenta como un hombre fiel y jura que le gustaría formar una familia: “¿En qué momento? No sé”, completa.

No obstante que sus padres se divorciaron cuando él era muy chico, Enrique disfrutó de los paseos familiares en yate al lado de sus hermanos (Julio y Chabeli) y de la compañía de su padre, Julio Iglesias, y su abuelo, Julio Iglesias Puga, fallecido en 2005.

No obstante que sus padres se divorciaron cuando él era muy chico, Enrique disfrutó de los paseos familiares en yate al lado de sus hermanos (Julio y Chabeli) y de la compañía de su padre, Julio Iglesias, y su abuelo, Julio Iglesias Puga, fallecido en 2005.

Con la tenista rusa Anna Kournikova, a quien define como la mujer de su vida.

Con la tenista rusa Anna Kournikova, a quien define como la mujer de su vida.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig