“Ahora me queda un solo sueño por cumplir: ganar el Mundial” – GENTE Online
 

“Ahora me queda un solo sueño por cumplir: ganar el Mundial”

Actualidad
Actualidad

La robó en el mediocampo (en realidad, no le robó la chica a nadie, sino que
la conquistó con carisma puro y determinación neta hace alrededor de un lustro).
Logró levantarse veloz y convincente, giró rumbo al lado opuesto (en realidad le
pidió que lo acompañara durante 2002, cuando dejó la Lazio e ingresó en el Inter),
y empezó a avanzar (en realidad, a ir y regresar, convivencia y mudanzas de por
medio, de Italia al Chelsea, de Inglaterra, y de Inglaterra al Milan, de
Italia). Hasta que miró atento hacia los costados, bajó la cabeza, tomó
velocidad y envión y buscó el área (en realidad, buscó un hijo, que fue hija y
que llegó, por cesárea, el 1º de setiembre del 2004, apenas arrancada la helada
madrugada local). Inmediatamente enfrentó y gambeteó al defensor y enfrentó y
eludió al último marcador (en realidad, aprovechó que su propio tobillo derecho
sufría un golpe y debía descansar), apuntó concentrado (en realidad, se lo
sugirió a la novia de forma romántica y caballeresca) y entonces sí, Hernán
Jorge Crespo, el muchachito de los diez millones de dólares y la interminable
cantidad de goles, rompió el invicto (en realidad, decidió casarse luego de 29
años de inquebrantable soltería).

Ya era tiempo. ¿Para qué íbamos a esperar más? Si nos amamos
justificó él.
Y la libreta del Civil confirmará, hoy, mañana y siempre, el día y la hora:
lunes 16 de mayo de 2005, 10:15 AM. Momento en que Crespo (29) y Alessia Rossi
(22) posaron los cuerpos sobre las sillas de la gran sala conciliar de Limido
Comasco
, una pequeña localidad cercana al lago de Como, norte de Italia. Al
frente, el alcalde Luigi Saibena. Alrededor, 250 invitados. Entre ellos, los
colegas, compatriotas y amigos, el Puppi Javier Zanetti y la Brujita Juan
Sebastián Verón, y el director técnico del Milan, Carlo Ancellotti quien, atento
a que el contrato del goleador finaliza el 30 de junio y consciente de que aún
no sabe dónde seguirá jugando, imaginó, y lo dijo, que “sería bello
entregarle al querido Hernán, como regalo de bodas, la permanencia en nuestro
team. Ojalá podamos concretarle tamaño obsequio
”. Minutos después de firmar
el documento y recibir los aplausos de rigor, la pareja partió a su casa con
jardín y piscina. Allí esperaba una increíble fiesta y, en especial, Nicole
Alexia, de nueve meses. La luna de miel quedará para otra oportunidad, ya que
Valdanito está intentando recuperarse de la mencionada lesión y reaparecer el 25
de mayo en Estambul, Turquía, en la final de la Liga de Campeones ante
Liverpool. Mientras tanto, portando la alianza en el anular izquierdo, un año
antes de Alemania 2006, admitió:
Listo. Ahora me queda un solo sueño por cumplir: ganar el Mundial.El argentino, de traje y corbata, y su mujer, Alessia, de vestido color crema y gargantilla, frente al ayuntamiento de Limido Comasco. Una vez que dieron el sí, festejaron en la villa del jugador.

El argentino, de traje y corbata, y su mujer, Alessia, de vestido color crema y gargantilla, frente al ayuntamiento de Limido Comasco. Una vez que dieron el sí, festejaron en la villa del jugador.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig