AGUSTINA KAMPFER: “Ya no era feliz junto a Amado. Y él tampoco” – GENTE Online
 

AGUSTINA KAMPFER: “Ya no era feliz junto a Amado. Y él tampoco”

Actualidad
Actualidad

Este miércoles 19 de noviembre, el vicepresidente Amado Boudou vivirá seguramente el cumpleaños más triste de los últimos tiempos, más allá de las causas judiciales en su contra que tramitan en Tribunales y lo tienen preocupado. Después de cinco años de un amor intenso, ya no tendrá a su lado a Agustina Kämpfer (33) cuando sople las velitas para recibir los 52. A lo sumo habrá un llamado telefónico, un WhatsApp, o quizás un mensaje por la modernísima red Telegram, pero faltará el beso romántico y el roce de los cuerpos, como sucedía tres o cuatro meses atrás. Hace muy pocos días la Colorada –O Red Nikita, como la supo apodar el propio vice– se encargó de oficializar la ruptura en una entrevista con Santiago del Moro.

“Yo jamás le echaría a nadie o a nada la culpa de lo que me pasa adentro. No creo en eso. Me parecen excusas pobres y que sólo te hacen perder el tiempo y no llegar a la verdadera respuesta, que siempre está dentro tuyo. Sin embargo, y no es por echarle la culpa a la política, para nada, porque los problemas nuestros eran nuestros, pero la política te pide que le des la vida. Es como un hijo que te pide todo, todo el tiempo, y a cambio te da lo que te da. Y en esa intensidad, en esa vorágine, nosotros lamentablemente no pudimos encontrar el espacio para solucionar algunas cuestiones que nos pasaban como pareja. Pero cuando empezaron a aparecer algunas fisuras, no pudimos parar la pelota y encontrar un punto de encuentro. Ya no era feliz junto a Amado. Y él tampoco”.

Palabras más o menos, la joven comunicó al país el “no va más”. Ella misma reconoció que desde el principio le producía angustia todo lo que se generaba alrededor de ambos, como pareja y como periodista. Pero también aseguró que dichas situaciones tensas los unían sobremanera. “La adversidad en mi pareja funcionó no como una fuerza de choque, sino como una fuerza de unión. Es como si simbólicamente yo a Amado le agarraba la mano fuerte y le decía: ‘Yo no te voy a soltar; yo estoy acá con vos; yo te elegí como compañero. Me elegiste vos a mí también; en las buenas y en las malas, acá estamos’”. Con estas palabras definió con la precisión de un cirujano lo que le pasaba.

PASAJE A LA INDIA. Mientras tanto, desde hace varios años y más allá de sus tareas periodísticas como directora de la revista Minga!, Agustina se volcó de lleno a la meditación, actividad que la deslumbró y a la que dedica todo el tiempo que puede. Tan es así que ya realizó dos viajes a la India, con la idea de solidificar aún más su costado místico. En enero del año próximo visitará dicho país por tercera vez. Esta vez el destino será la capital, Nueva Delhi, convocada para ser parte del equipo de facilitadores, en un encuentro mundial que tendrá lugar allí.

Leé la nota completa en la edición 2574 de GENTE. Agustina practicando yoga el sábado 15 en Palermo. En su frente luce el tercer ojo, un símbolo esotérico que proporcionaría una percepción más allá de lo que se puede captar con la vista ordinaria.

Agustina practicando yoga el sábado 15 en Palermo. En su frente luce el tercer ojo, un símbolo esotérico que proporcionaría una percepción más allá de lo que se puede captar con la vista ordinaria.

Tiempos felices de la relación amorosa entre Agustina Kämpfer y Amado Boudou. Fueron cinco años románticos.

Tiempos felices de la relación amorosa entre Agustina Kämpfer y Amado Boudou. Fueron cinco años románticos.

Ella lo conoció cuando él era titular de la Anses, lo entrevistó para C5N y hubo flechazo. Luego fue ministro de Economía y vicepresidente de la Nación.

Ella lo conoció cuando él era titular de la Anses, lo entrevistó para C5N y hubo flechazo. Luego fue ministro de Economía y vicepresidente de la Nación.

El nidito de amor donde convivieron estaba en Puerto Madero, por donde salían a practicar deportes. Hoy la periodista volvió a un departamento de Palermo.

El nidito de amor donde convivieron estaba en Puerto Madero, por donde salían a practicar deportes. Hoy la periodista volvió a un departamento de Palermo.

Luego de compartir la clase, recibió en el escenario un obsequio tradicional indio de manos del embajador, Amarendra Khatua, con quien posó luego, acompañada también por Matías von Rentzell, primer profesor de yoga con síndrome de Down del mundo y Tahiel Carabajal, que también practica la actividad a los ocho meses.

Luego de compartir la clase, recibió en el escenario un obsequio tradicional indio de manos del embajador, Amarendra Khatua, con quien posó luego, acompañada también por Matías von Rentzell, primer profesor de yoga con síndrome de Down del mundo y Tahiel Carabajal, que también practica la actividad a los ocho meses.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig