“A veces siento que vivo dentro de una película” – GENTE Online
 

“A veces siento que vivo dentro de una película”

Actualidad
Actualidad

Acaba de cumplir 21 años (nació el 11 de junio de 1986, una semana y media antes del segundo gol de Diego Maradona a Inglaterra en el Mundial de México), y parece haberse convertido nomás en un muchachito mayor de edad. Lean las siguientes cinco definiciones del “actor joven del momento”…

Una: “Me dediqué a esto por codicia, para conseguir dinero y ser menos pobre”.
Dos: “De ninguna manera puedo considerarme el ‘próximo Tom Hanks’, tal como lo comentan por ahí. Resulta halagador, aunque imposible. Hay un solo Dustin Hoffman. Hay un solo Tom Hanks. Lo importante viene por el lado de saber sobrellevar las comparaciones”.
Tres: “Perdón pero no deseo convertirme en una celebridad. Paso”.
Cuatro: “Me interesa sorprender al público, esfumarme un tiempo y volver con una cicatriz enorme, de la mano de un villano o un drogadicto. Busco generar el misterio que convierte a Steve McQueen y a Johnny Depp en mis ejemplos”.
Cinco: “Necesito detener el balón, tomarme una pausa e ir a la universidad”.
Expliquemos ahora quién acaba de cumplir la mayoría de edad, quién acaba de trepar al podio de “actor joven del momento” y quién acaba de impregnarle sensatez –y corazón– al millonario, egocéntrico y competitivo mundo del séptimo arte.
Me llamo Shia Saide LaBeouf; traducido del hebreo y el francés, y no te rías, ‘Gracias a Dios por la carne’. Soy geminiano y único descendiente de Shayna y Jeffrey, divorciados. Crecí en el sencillo barrio Echo Park, de Los Angeles; mido 1.79, terminé la secundaria en 2003, estudié en la Hamilton Academy of Music de mi ciudad y uso lentes de contacto –mete segunda, con humildad, aunque su trayectoria de nueve temporadas, 15 filmes y participaciones en dos decenas de programas de televisión tornara innecesario semejante rapto de sencillez–. Entre otros, intervine en episodios de Código X, ER Emergencias y Even Stevens (serie que le valió un premio Grammy) y, en cintas tipo Los Angeles de Charlie-Al límite, Yo, robot, Constantine, Paranoia, Reyes de las olas (donde le puse la voz a Cody Maverick, el pingüino protagonista) y Transformers. Al fin llegamos al punto –lanza dos resoplidos, consciente del motivo de la nota–. Porque de mi privacidad me gusta hablar poco”, aclara mientras admite a través de un renuente “sí” que anda de novio, y continúa…

Mi personaje (Sam, estudiante) es el Spike Witwicky de los Transformers –el largometraje de Nelson Shin–, y de los dibujos animados emitidos en los ochenta, y tiene la delicada misión de salvar a la Tierra. Pronto comprendí que no sólo se trataba de un nuevo capítulo relacionado al éxito conseguido por el famoso juguete. La gente de Transformers resulta igual de apasionada que la de La Guerra de las galaxias. Ambas crearon sus mitologías. Existe una leyenda tras las máquinas que derivan en los benévolos Autobots y en los despiadados Decepticons. Lógicamente, después de 83 días actuando frente a aparatos que no veía y luego de mantenerme colgado de un arnés, a 40 pisos de altura, me especialicé en la cuestión y terminé sintiéndome una estrella de rock. Nunca pensé que formaría parte de algo tan enorme; menos todavía en recibirme de héroe de acción. ¡Hasta aumenté de 58 a 70 kilos, a fuerza de ejercicios, para ganar en músculos y potencia”, disfruta desde su rostro aniñado.

–Cierto caballero bastante solvente compartió la opinión. Apenas dejó el set, Spielberg le ofreció otro sueño: personificar al hijo de Indiana Jones en la continuación de la saga, acompañando a Harrison Ford, Cate Blanchett, John Hurt y Ray Winstone.
–¿¡El hijo!?

–Perdón, sabemos que el 18 de junio comenzó el rodaje y, le anticipamos, no le creeremos si insiste en que aún no sabe qué papel le toca.
–Si no me creerás, mejor elijo el silencio. Respetaré el top secret de Steven y George (Lucas; productor ejecutivo).

–Parece un gran momento para ser Shia, incluso a nivel salario. Cobró 500 mil dólares por Transformers y ni queremos arriesgar cuánto le espera por Indy...
–Dinero al margen, hay cosas positivas y negativas. Cuanto más me exponga en la pantalla, más difícil se tornará. Yo busco el equilibrio. Sé que vendrán bajas. Sólo pretendo no quedarme estancado.

–Suena sincero, si existe tamaña palabra en una star de Hollywood.
–Considero ridículo sentarme frente a un periodista e inventarle un personaje. Ri-dí-cu-lo. No concuerda conmigo ni con mi entorno personal. A veces siento que vivo dentro de una película de la que me quiero salir.

 …la carne, significa su nombre. “<i>Aunque suena original, no deseo convertirme en celebridad y que todos lo repitan</i>”, apunta el fanático de Led Zeppelin.

…la carne, significa su nombre. “Aunque suena original, no deseo convertirme en celebridad y que todos lo repitan”, apunta el fanático de Led Zeppelin.

 En medio de algunos robots de Transformers –que llegará el jueves 19 de julio–. “En el filme también hay amor”, informa “jaia labaf” (así se pronuncia) respecto a la película de aventuras y ciencia-ficción de DreamWorks y Paramount, que dura 142 minutos y, según el director Michael Bay (La Roca, Armageddon, Pearl Harbor, La Isla), “abunda en realismo. Los artefactos cobran vida hasta moverse igual que personas”.

En medio de algunos robots de Transformers –que llegará el jueves 19 de julio–. “En el filme también hay amor”, informa “jaia labaf” (así se pronuncia) respecto a la película de aventuras y ciencia-ficción de DreamWorks y Paramount, que dura 142 minutos y, según el director Michael Bay (La Roca, Armageddon, Pearl Harbor, La Isla), “abunda en realismo. Los artefactos cobran vida hasta moverse igual que personas”.

 “Me interesa esfumarme y volver de la mano de un villano o un drogadicto. Busco generar el misterio que convierte a Steve McQueen y a Johnny Depp en mis ejemplos”.

“Me interesa esfumarme y volver de la mano de un villano o un drogadicto. Busco generar el misterio que convierte a Steve McQueen y a Johnny Depp en mis ejemplos”.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig