«A veces me gustaría pasar más desapercibida» – GENTE Online
 

"A veces me gustaría pasar más desapercibida"

Actualidad
Actualidad

Mientras su vida corre a la velocidad de un Boeing 747 (acaba de llegar de Nueva York y en menos de una semana viajará rumbo a México), ella se mueve despacio, con cautela, midiendo cada paso antes de darlo. Es que a lo largo de su vertiginosa carrera, Carolina Ardohain ya se dio algunos golpes. Y supo que la sabiduría se gana con la experiencia. No hay otra. Ahora está con el pelo suelto, la sonrisa fácil, relajada. Su único adorno es un par de aros con forma de mariposa. Cuenta que en Punta del Este conoció personalmente al diseñador español Custo Barcelona, le contó que es fanática de su ropa, y él, encantado con su carisma, la invitó a la primera fila de su desfile en la semana de la moda de Nueva York. Allá fue Pampita, acompañada por su marido, Martín Barrantes, a pasar seis días en la fría y romántica ciudad norteamericana, a vivir un intenso festejo del Día de San Valentín. Pero antes de hablar de sus paseos por la Gran Manzana, es hora de dilucidar qué va a pasar con su futuro laboral en este 2005.

-Dicen que este año se animará a la actuación…
-Voy a hacer de todo, hay muchas opciones interesantes.

-Pero la que suena más fuerte es actuar en la novela Doble Vida, junto a Jorge Marrale, Julieta Ortega, Felipe Colombo… ¿O me equivoco?
-La decisión todavía no está tomada. Leí los dos primeros capítulos que me entregó la producción de Endemol, y me gusta el personaje: una chica tímida, un poco torpe. Es algo que voy a definir en estas semanas, pero también está la posibilidad de conducir, de hacer otras cosas.

-¿Le da miedo ser actriz?
-No, es un desafío y no les tengo miedo a los desafíos. Al contrario, me dan curiosidad. No se trata de animarse o no, sino de ver si es el momento adecuado. Tengo claro que quiero hacer ficción, pero todavía le tengo demasiado respeto a la palabra "actriz". Es algo que no se logra de un día para el otro. Yo por ahora sólo quiero ver de qué se trata.

-¿Está preparándose de alguna manera especial?
-Estudié teatro y comedia musical. Si elijo esta novela que me propusieron, quiero hacer las cosas bien. Me pondrían un coach, iría de a poco, empezaría con un papel no tan grande. Mi intención, en este momento de mi vida, es avanzar de a pasos pequeños, ir tranquila.

-Sabe que el ojo público va a estar ahí, para endiosarla o criticarla…
-Exacto, por eso trato de ir despacio. No quiero que existan expectativas tan altas. A veces me gustaría pasar más desapercibida, así podría aceptar nuevos desafíos sin que todos estuvieran esperando ver cómo me sale.

-¡¿Pampita desapercibida?! Suena poco probable. ¿Cuáles son los otros proyectos?
-Hay un proyecto de conducción, y también un contacto que quiere llevarme a la televisión italiana. Voy a tener que hacerme tiempo para estudiar el idioma. Lo que sé es que la televisión es el camino que quiero para mi carrera. Puede ser ahora o en seis meses, pero el ritmo de trabajo de la tele me encanta.

-¿Cuántos años cumplió el pasado 18 de enero?
-No te lo voy a decir, nunca… ( sonríe, y cuando Pampita sonríe, convence).

-Lo acepto. Digámoslo de otra manera: ¿se siente más madura?
-Sí, siempre que termina un año, hago un balance y voy madurando, crezco y aprendo mucho.

-¿Está en una etapa en la que se toma un mayor tiempo de reflexión antes de tomar una decisión?
-Desde el principio de mi carrera, siempre fui de pensar mucho las cosas antes de hacerlas.

-¿Y a quién consulta antes de aceptar un nuevo desafío?
-Hay un círculo, bastante íntimo, compuesto por mi representante, Pancho Dotto, mi booker, Gastón, mi marido y mis afectos más cercanos. Escucho lo que tienen para decir, pero la decisión final siempre la tomo yo.

-¿Lleva la cuenta del promedio de viajes que hace al año?
-¡Uf! La cuenta la pierdo, pero viajo todos los meses, al menos una vez, otras hasta cinco viajes en un mes.

-¿Cuándo descansa?
-Los días que no hay trabajo.

-¿Y se toma vacaciones? Es decir, ¿alguna vez corta con todo durante diez o quince días?
-No, no puedo. Me la paso programando vacaciones y después las pospongo. Si me voy unos días, me mantengo en contacto con Dotto por mail. No puedo parar. ¡Tengo que aprovechar! Soy muy afortunada de tener tantas ofertas. Y aun así, tengo que rechazar algunas.

-¿Qué le da placer?
-Trabajar. Me da buena energía.

-¿Y cuando no trabaja?
-Estar en mi casa. Soy un ama de casa súper organizada, delego muchas tareas pero tengo todo bajo mi control. Me encanta alquilar películas de llorar, leer sobre lugares, historia, diseño, fotografía. Soy curiosa, y cuando viajo, compro más libros que ropa.

-¿En algún momento, allá por el año 2004, en plena crisis de sobreexposición, pensó en largar todo?
-No. Nunca pensé en dejar mi trabajo, aunque sí en apartarme, alejarme un tiempo. Pero no puedo, porque esta profesión tiene más cosas buenas que malas.

-¿Qué siente frente al reconocimiento de la gente?
-Es algo muy fuerte, difícil de describir con palabras. Sentís que te quieren, te apoyan, tengo fans que sé que me defienden si alguien habla mal de mí. Y los hay de todas las edades y géneros.

-¿Cómo está su corazón?
-Bien (sonríe, y vuelve a ganar).

-¿Todavía proyecta formar una familia?
-Con Martín ya formé una familia.

-¿Y tener hijos?
-No es un proyecto inmediato. Tengo ganas de ser mamá, como cualquier mujer. Pero hace sólo dos años que estoy casada.

-Sé que no quiere hablar demasiado de su vida privada, así que se la hago fácil, ¿hubo festejo de San Valentín?
-Lo único que te puedo decir es que soy muy muy romántica, así que imaginate el resto.

Mientras cumple con sus compromisos como modelo en la Argentina y en el exterior, analiza propuestas para hacer televisión y hasta para filmar una película.

Mientras cumple con sus compromisos como modelo en la Argentina y en el exterior, analiza propuestas para hacer televisión y hasta para filmar una película.

Nunca pensé en dejar mi trabajo, aunque sí en apartarme, alejarme un tiempo de la exposición. Pero no puedo porque esta profesión tiene más cosas buenas que malas".

">

"Nunca pensé en dejar mi trabajo, aunque sí en apartarme, alejarme un tiempo de la exposición. Pero no puedo porque esta profesión tiene más cosas buenas que malas".

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig