A sólo tres pasos de la gloria – GENTE Online
 

A sólo tres pasos de la gloria

Actualidad
Actualidad

“Estábamos muertos”, declara La Pulga al grabador de GENTE tras dejar la sala de conferencias de prensa y pasar, ahora, por la Zona Mixta del Arena de San Pablo. Nos referimos al estadio donde el Seleccionado argentino acaba de dejar atrás el encuentro número 55 de la Copa FIFA 2014, clasificando para los Cuartos de Final, después de superar a Suiza ante 63.255 espectadores. Y mientras, en medio del transitar del santafesino, Gonzalo Higuaín afirma que “no me importa meterla a mí si el equipo gana”, Ezequiel Lavezzi contesta en italiano y Pablo Zabaleta en inglés, y Sergio Romero valora el avance, Lionel Andrés Messi (27) continúa: “En el segundo tiempo generamos juego, pero no logramos marcar. Sufrimos igual que todos. Hubo nervios, porque no convertíamos y cualquier cosa podía dejarnos afuera del Mundial. Llegaron los treinta minutos de alargue, y por suerte lo pudimos ganar. No queríamos ir a los penales porque, la verdad, estábamos muertos”, reitera quien –aun muerto– recibió una pelota que robó Rodrigo Palacio en el medio y emprendió el ataque a puro malabarismo. Hasta que se la sirvió a Angel Di María que, muerto también, nos revivió en el minuto 118.

–Cuarto partido que Argentina avanza, Leo, y acá le acercamos otro pin de los que venimos entregándole desde que arrancó la Copa del Mundo.
–Uy, ¡el pin de Argentina! Van cuatro.

–¿El objetivo sigue en pie? Ya falta menos de la mitad.
–Exacto: el objetivo sigue en pie. Gracias, jé –guiña el ojo y enfrenta los micrófonos de tevé–. ¿La seguimos en Brasilia? Dulce compañía para Messi: la de Fideo. Cuando restaban tres minutos para cerrar el suplementario, una genialidad de Leo se sumó a otras de su comprovinciano, y nuestro equipo pasó de rueda.

Dulce compañía para Messi: la de Fideo. Cuando restaban tres minutos para cerrar el suplementario, una genialidad de Leo se sumó a otras de su comprovinciano, y nuestro equipo pasó de rueda.

Di María acaricia la pelota, el arquero Diego Benaglio vuela sin llegar, Lionel observa y el Itaquerao –o Arena de San Pablo– explota. Argentina 1- Suiza 0, y pasaje a cuartos en Brasilia.

Di María acaricia la pelota, el arquero Diego Benaglio vuela sin llegar, Lionel observa y el Itaquerao –o Arena de San Pablo– explota. Argentina 1- Suiza 0, y pasaje a cuartos en Brasilia.

El pitazo final del árbitro sueco Jonas Eriksson que desata la alegría albiceleste.

El pitazo final del árbitro sueco Jonas Eriksson que desata la alegría albiceleste.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig