A punto de ser mamá, en el casamiento de su hermano – GENTE Online
 

A punto de ser mamá, en el casamiento de su hermano

Si alguien cree en milagros, se acaba de producir uno. Y tuvo que venir desde Colombia, porque parece que acá no habíamos encontrado nada”. Con una cuota de humor en sus palabras, el padre Guillermo Marcó –ex vocero del Episcopado– abrió la ceremonia de casamiento de Gonzalo Susini y Catalina Novoa. Desde la primera hilera de bancos de la Catedral de San Isidro escuchaba emocionada la hermana del flamante marido, María (31), apoyando siempre la mano en su panza de casi nueve meses.

A punto de convertirse en mamá, la modelo y conductora siguió atenta la ceremonia. Su novio y ansiosísimo padre primerizo, Facundo Arana (36), prefirió no concurrir a la misa para evitar a los fotógrafos. María se mostró siempre rodeada por su familia, especialmente por sus dos hermanas, ¡también embarazadas! Es que el numeroso clan Susini, compuesto por cinco hermanos (tres mujeres y dos varones) espera la llegada de tres niñas para mayo, junio y agosto. La primera en dar a luz será, precisamente, la novia de Arana.

SI, QUIERO. La celebración empezó el miércoles 30 de abril en el Registro Civil de Martínez. Allí Gonzalo –un experto en Relaciones Internacionales que suele organizar torneos de polo– le dio el primer “sí” a Catalina, la colombiana que logró conquistarlo. Familiares y amigos de la novia viajaron especialmente desde Colombia. En la dependencia de la calle Albarellos también estuvo María, con perfil muy bajo, súper sencilla y tratando de pasar desapercibida, hablando con su cuñada, su mamá, Susana, y sus hermanas, sobre la beba que espera. “¡Me gusta tener esta súper panza!”, suele decir la modelo, orgullosa. Hubo arroz para los novios y después un almuerzo muy íntimo. Tampoco esa tarde Facundo fue de la partida. Es que el actor está abocado a las grabaciones de la tira Vidas robadas.
El sábado 3 de mayo, en una ceremonia íntima y con pocos invitados, Gonzalo y Catalina fueron rumbo al altar. La celebración fue muy emotiva y tuvo un condimento especial: el sacerdote encargado de casarlos es el primo del novio, con quien los hermanos Susini compartieron los veranos durante su infancia en la estancia La Enriqueta, en Gualeguay, Entre Ríos.

EL GRAN CUÑADO. Un tanto nerviosa por los flashes, después de la misa María se escabulló por la sacristía. La noche y el festejo siguieron en el San Isidro Golf Club, en las Lomas de San Isidro. Allí, por fin, llegó la presencia que la futura mamá tanto esperaba. “Sí, claro, estuvo Facundo”, confió un allegado a la familia. El cuñado galán prefirió, como siempre, evitar la exposición pública. En la intimidad de la fiesta sí, fue uno más de los Susini.

María, súper ansiosa esperando el nacimiento de su hija, estuvo rodeada por su familia. Facundo no estuvo en la iglesia.

María, súper ansiosa esperando el nacimiento de su hija, estuvo rodeada por su familia. Facundo no estuvo en la iglesia.

Los novios, Gonzalo Susini y Catalina Novoa.

Los novios, Gonzalo Susini y Catalina Novoa.

Para la fiesta prefirió el rosa pálido, sandalias de taco chino, saco de piel y coronita de flores.

Para la fiesta prefirió el rosa pálido, sandalias de taco chino, saco de piel y coronita de flores.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig