“A Pico lo quiero muchísimo” – GENTE Online
 

“A Pico lo quiero muchísimo”

Actualidad
Actualidad

Transita un año “viajando, haciendo muchas campañas y comerciales”, con un stand by en la tele después de que Telefe levantara Todos contentos. “Prefiero esperar a que llegue un proyecto de conducción que me seduzca y que sea a mi medida, antes que ser panelista”, asegura una exquisita Zaira Nara, que por estos días está tan internacional que hasta festejó su cumpleaños número 25 –el 15 de agosto– en Los Angeles, junto a unas amigas. Aunque dicen que también aprovechó el viaje para encontrarse con Juan Mónaco (29), luego de que él quedara descalificado del Masters de Cincinnati frente a Novak Djokovic.

La relación, que comenzó a mediados de 2011, tras un encuentro en una reunión de amigos en la casa de la modelo Florencia Salvioni, y terminó en mayo de 2012, cuando la modelo de Multitalent Agency comunicó vía Twitter –“con Juan decidimos enfocarnos cada uno en lo suyo”–, que todo había terminado, hoy volvió a encenderse. Nunca fue falta de amor, sino un tema de agendas incompatibles, decía su entorno cuando llegaron los rumores de la second chance.

–¿Volvieron a apostar al amor con Pico?
–Estoy muy feliz con Pico... ¡pero no me hagas dar más detalles! A veces es obvio... Además, cuando das un centímetro de más, empiezan las preguntas: “¿Cuándo vas a formalizar? ¿Cuándo se van a casar? ¿Ya piensan tener hijos?”.

–No podemos dar nada por “obvio”.
–Ja, ja, ja. Estoy viviendo uno de los mejores momentos de mi vida. Estoy muy contenta, con las cosas claras en cuanto a lo que quiero y a lo que me hace bien. Y hoy lo que me hace bien es cuidar mis sentimientos.

–¿La exposición en tu relación con Forlán te dejó con miedo de contar?
–Después de esa relación estuve de novia con Pico un año. Y cuando corté empezaron a surgir muchísimas versiones, que casi siempre eran erradas: “Que ella quería esto, y él aquello”, y así por el estilo. Por eso hoy decido tomarme más relajada todo. Quizás antes, tal vez porque era más chica o por no tener tanta experiencia, cuando conocía a alguien lo miraba esperando que fuera un buen padre para mis hijos. Hoy en cambio disfruto el día a día, y no me preocupo tanto por el futuro. ¡Menos a esta edad!

–¿No proyectás?
–Me fui formando en base a las experiencias que tuve, y siento que todavía soy chica y me quedan por vivir un montón de cosas. Igualmente, las mujeres vivimos idealizando y proyectando, pero hoy elijo disfrutar el presente, sin pensar tanto en el futuro. Porque cuando pensás mucho en lo que va a venir, te perdés de vivir y disfrutar el día a día. Pero, ojo: sigo creyendo en el amor para toda la vida. Aunque ahora, si estoy bien con un novio, no se va a enterar nadie más que mi círculo íntimo. Y más allá de que me condiciona el hecho de ser conocida y estar expuesta, como cuando salgo a comer y me ven, las cosas que pueda evitar, las evitaré. No por broncas, pero es algo que no quiero volver a repetir.

–¿Vas a ser de las que se casan a escondidas?
–El casarme es algo que hoy no tengo presente, ni siento la necesidad de hacerlo. No está en mis planes. Igualmente, ya te dije: hoy elijo resguardar mi vida privada.

–¿Cómo viviste el casamiento de Forlán con la uruguaya Paz Cardoso, el mes pasado?
–Pasó mucho tiempo de esa relación.

–Pero debe ser fuerte... Hace dos años vos estabas en ese lugar.
–Para mí es algo que pasó hace mucho. No lo valoro como algo para contar.

–¿Tu presente con Pico sí es valorable para contar?
–Pico es una persona que quiero muchísimo. A su lado aprendí a cuidar mis sentimientos. Hoy estoy muy feliz y muy contenta. Y aunque los detalles de la intimidad no los quiera compartir, eso no quiere decir que no esté bien. Además, siendo personas conocidas, hablar del otro se hace difícil, porque lo involucro en lo que digo. Después su mamá va a comprar la revista... ¿Por qué tiene que leer hasta qué grado estoy enamorada de su hijo?

–¿Tanto te molesta lo que digan de vos?
–Una de las cosas que más me molestan es cuando en las notas aparece: “El círculo íntimo dijo que...”. Ahí agarro a todas mis amigas y las interrogo a ver qué dijeron. Ja, ja, ja. Una puede decir “no me importa el qué dirán”... pero ¡sí me importa lo que anda diciendo la gente de mí! Porque vivo de lo que opinan. Si estoy trabajando en la tele y nadie me ve, no laburo. Me gusta que me conozcan como realmente soy, que me crean, y que les baste con saber que estoy increíblemente feliz.

La menor de las Nara cumplió 25 años y los festejó en Los Angeles junto con amigas, aprovechando un viaje laboral. Dicen que también se hizo tiempo para ver a Pico, tras quedar descalificado del Masters de Cincinnati.

La menor de las Nara cumplió 25 años y los festejó en Los Angeles junto con amigas, aprovechando un viaje laboral. Dicen que también se hizo tiempo para ver a Pico, tras quedar descalificado del Masters de Cincinnati.

La pareja, que comenzó a salir a mediados de 2011 tras encontrarse en una reunión de amigos en común, y que terminó en mayo de 2012 con el blanqueo de Zaira vía Twitter (“con Juan decidimos enfocarnos cada uno en lo suyo”), se dio una segunda oportunidad. Durante el año aprovecharon sus viajes laborales para verse.

La pareja, que comenzó a salir a mediados de 2011 tras encontrarse en una reunión de amigos en común, y que terminó en mayo de 2012 con el blanqueo de Zaira vía Twitter (“con Juan decidimos enfocarnos cada uno en lo suyo”), se dio una segunda oportunidad. Durante el año aprovecharon sus viajes laborales para verse.

“Siendo personas conocidas, hablar del otro se hace difícil. Después, su mamá va a comprar la revista... ¿Por qué tiene que leer hasta qué grado estoy enamorada de su hijo?”

“Siendo personas conocidas, hablar del otro se hace difícil. Después, su mamá va a comprar la revista... ¿Por qué tiene que leer hasta qué grado estoy enamorada de su hijo?”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig