“A mi viejo lo amo, no lo investigo” – GENTE Online
 

“A mi viejo lo amo, no lo investigo”

Actualidad
Actualidad

Mi temor era que pudieran hacerle algo a Mariano”. El jueves 23 de octubre, mientras esperaba con ansiedad para declarar ante el Juez Federal de Zárate Campana, Federico Faggionato Márquez, Ricardo Daniel –Ricky– Martínez (49) lanzó esa frase ante los policías que investigan el caso de la venta ilegal de efedrina a un grupo de narcos mexicanos. Eran las cinco de la tarde y el hombre se veía nervioso. Puerta de por medio, en la antesala, se encontraba Mariano (29), su hijo actor, ya que el imputado había solicitado expresamente a su abogado, Carlos Olita, que su familia lo acompañara en el juzgado. El letrado le planteó la inquietud al magistrado y éste no se opuso.

Digamos que no fue la única vez que Ricky demostró temor de que tomaran revancha contra sus seres queridos. Pasados los primeros momentos de su detención, el jueves 16 de octubre después del mediodía, frente a un cibercafé de Bernardo de Irigoyen y Chile, también le había hecho un comentario similar a uno de los pesquisas. Cuentan que el padre del actor estaba más que inquieto por el tema, y que gran parte de la descompensación posterior que sufrió se debió a la preocupación que tenía por la integridad de su hijo. Al parecer, los narcotraficantes hace poco más de un mes se encargaron de hacer circular una amenaza concreta para que llegara a oídos de Martínez padre, luego de que un importante stock de metanfetaminas no arribara al destino que los delincuentes esperaban.

El detenido se encontraba muy preocupado el día en que dio testimonio ante Faggionato Márquez, volvió a sentirse mal, hubo que hacer una interrupción, y más tarde continuó declarando. Finalmente, se retiró pasadas las dos de la mañana del viernes, después de casi nueve horas de decir lo suyo ante la Justicia. Los investigadores coinciden hoy en que ya no existiría peligro de venganza, ya que la banda de narcos fue desbaratada y sus integrantes están en la cárcel.

¿Qué dijo ante el juez Ricardo Daniel Martínez? Primero manifestó que él no había vendido efedrina y dejó en claro que conocía a Sebastián Forza, uno de los asesinados del llamado triple crimen de General Rodríguez, ocurrido el 13 de agosto pasado. También aceptó conocer a dos mexicanos, Jesús Martínez Espinoza y Rodrigo Pozas Iturbe –supuestos cabecillas de la organización ilegal–, presos en Paraguay y la Argentina, respectivamente, y al argentino Luis Tarzia, también tras las rejas. Dicen que fue sólido en su exposición, y que su situación habría mejorado después de su presentación. Ahora deberá soportar una andanada de careos para contrarrestar a algunos testigos que lo involucraron seriamente en la causa.

Mientras tanto, Mariano sale muy poco del departamento de Palermo en el que vive junto a su pareja, la modelo Juliana Giambroni (20). El sábado 25, sólo pisó la calle una vez –con un look bien de entrecasa de bermudas, zapatillas, remera deportiva y gafas negras– junto a Pedro, su perro, para comprar huevos, frutas, verduras y hortalizas en el puesto que está a metros de su hogar. Allí esperó pacientemente que la empleada atendiera a unas vecinas del barrio, y luego volvió a su hogar para quedarse allí por el resto del día.

El domingo por la tarde se animó a pasear un rato junto a su novia, siempre con onda informal. Apenas si cambió la remera por una camisa, y unos pescadores reemplazaron al short del día anterior. Dicen que hoy al galán hasta le cuesta sonreír. Que antes era puro buen humor, pero ahora pasa largos momentos de tristeza casi sin hablar. El mismo reconoce el duro trance por el que atraviesa: “Yo pongo el pecho, hay momentos en los que me siento fuerte, pero en otros me quiebro. Mi estado de ánimo varía permanentemente. Hago lo que puedo, lo que cualquier hijo haría, hoy soy como la cabeza de la familia”.

Durante la semana, el juez Federico Faggionato Márquez promete avanzar en la investigación, y también resolverá la situación del padre del actor. Más precisamente, deberá decidir si éste continúa preso o lo deja en libertad. El doctor Miguel Angel Pierri, abogado de la familia de los asesinados Damián Ferrón, Sebastián Forza y Leopoldo Bina, confía en que con los próximos careos que ordene el juez va a aparecer definitivamente el móvil del triple crimen. Entretanto, Ricky Martínez continúa en el Penal I de Ezeiza, involucrado en el mismo expediente que tiene detenidos a diez mexicanos sospechados de integrar una banda que fabricaba y comercializaba drogas en Ingeniero Maschwitz. Más allá de todo, su hijo Mariano sigue confiando en él. ¿Qué contesta cuando le preguntan por su padre? “A mi viejo lo amo, no lo investigo”.

El galán salió el sábado sólo para pasear a su perro y hacer las compras en el puesto de la esquina de su barrio. Ricardo, su padre, prestó declaración el jueves ante el Juez Federal de Zárate Campana, Federico Faggionato Márquez.

El galán salió el sábado sólo para pasear a su perro y hacer las compras en el puesto de la esquina de su barrio. Ricardo, su padre, prestó declaración el jueves ante el Juez Federal de Zárate Campana, Federico Faggionato Márquez.

El domingo paseó un rato junto a su pareja, la modelo, Juliana Giambroni, con look informal.El domingo por la tarde se animó a pasear un rato junto a su novia. Dicen que hoy al galán hasta le cuesta sonreír.

El domingo paseó un rato junto a su pareja, la modelo, Juliana Giambroni, con look informal.El domingo por la tarde se animó a pasear un rato junto a su novia. Dicen que hoy al galán hasta le cuesta sonreír.

El actor compró huevos, frutas y verduras y regresó a su departamento.

El actor compró huevos, frutas y verduras y regresó a su departamento.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig