A los 65 no está viejo para la aventura… ni para el amor – GENTE Online
 

A los 65 no está viejo para la aventura... ni para el amor

Actualidad
Actualidad

Así nomás? ¿Usted ha sido el principal instigador, la clave del retorno de Indiana Jones?
–Apenas aporté mi granito de arena. Un día, convencido y motivado, llamé a Steven (Spielberg, el histórico director de la saga) y le dije: “¿Por qué no generamos un cuarto envío? El público lo pide”. Avancé con George (Lucas, el histórico co-escritor y productor ejecutivo de la saga) y le insistí. Pronto me enteré de que George se había comunicado con Steven y lo había tentado: “¿No sería divertido?”. Ergo, aquí nos encontramos, promocionando el regreso de nuestro entrañable arqueólogo, a veintisiete temporadas de su alumbramiento y a diecinueve de su última incursión, e intentando no revelar demasiados detalles de la cinta que estrenaremos el jueves 22 de mayo en todo el planeta.

Lo dice Harrison Ford (13/7/1942, natural de Chicago, Illinois; 41 películas) desde su metro 85, vestido de jean y camisa azul, delatando su legendaria cicatriz en el mentón y luciendo el arete que decidió colocarse una década atrás en la oreja izquierda (“Al llegar a casa, uno de mis hijos me increpó. Deseaba comprarse uno. Le respondí que sí... ‘Cuando cumplas 55’”). Lo dice contestando lo que quiere y puede (no existen otras imágenes que las contadísimas fotos de promoción y el trailer). Y lo dice dentro de la suite 103 del hotel Casa Del Mar, a orillas del océano Pacífico y a media cuadra del muelle de Santa Mónica, Los Angeles, durante las entrevistas organizadas por Paramount Pictures y Lucasfilm Ltd., a las que se somete de excelente humor, sin apuro.

–Amén los 1.191 millones de dólares que recaudó de la trilogía original (un motivo bastante solvente para el regreso), ¿le costó retomar aquellas complicadas escenas de acción?
–Mientras varios suponen que estoy mayor, yo pienso en aprovechar la situación. Ha sido uno de los grandes desafíos de mi carrera calzarme de nuevo el sombrero, la chaqueta y el látigo. De allí que insistí en agregarles a mis hombros cuantas tomas de acción fueran posibles, obviando los dobles, aunque sin pretender esconder el paso del tiempo. La idea primordial apuntaba a no exagerar, a basarnos en una escala humana. Aunque me mantengo saludable jugando tenis tres veces a la semana y trabajando en mi rancho (de Jackson Hole, Wyoming), si en las entregas iniciales Indiana recibía golpes y le dolían como a un hombre de 39, 40 años, ahora los recibirá y le dolerán como a uno de 60. Bueno, de 65 (carcajada). Aparte...

–¿Aparte?
–Aparte, decidí que si me consultan por mi edad y mis trabajos de héroe, acudiré a dos nombres: Clint Eastwood, eterno, y Sean Connery, quien encarnó a mi padre en Indiana Jones y la última cruzada, rondando los jóvenes 59. Lástima que no aceptó sumarse a la actual aventura. Respeto que prefiera dedicarse al golf y quedarse en Escocia, pero lo extrañé. En serio, no hay edad para los héroes.

–Habrá que respetar sus palabras. ¿Sabe que una encuesta entre miles de internautas que difundió el sitio británico The Pearl and Dean acaba de consagrarlo como Mejor héroe de acción de la historia del séptimo arte, delante incluso de los roles más famosos de Bruce Willis, Arnold Schwarzenegger, Sylvester Stallone y Mel Gibson?
–Mérito de Indiana Jones y de mi Han Solo, de La Guerra de las galaxias, imagino. Igual, admito, el de Indy fue, es y será el papel vital de mi profesión. A él le debo todo. De entrada significó un protagónico absoluto, una enorme responsabilidad...

–No existe héroe sin pasiones especiales. Revélenos las suyas, por favor.
–Terrenales: California y su clima templado; conducir motos y volar aviones, tengo seis. Espirituales: disfrutar de Calista (Flockhart, su tercera esposa, la delgadísima protagonista de Ally McBeal), acompañar de cerca a mis hijos (Benjamin, de 39; Williard, 37; Malcolm, 21; Georgia, 17 y Liam, 7, adoptado) y defender la causa de Conservación Internacional (en homenaje a tamaño compromiso, dicha ONG ya le puso su nombre a la hormiga Peidole harrisonfordi y la araña Calponia harrisonfordi, dos especies descubiertas recientemente). En fin, y el cine, claro.

–Que, convengamos, le ha brindado excelentes réditos económicos. Sus salarios por película, de 1997 a la fecha, nunca bajaron de los 20 millones de dólares, ¿verdad?
–Yo sólo recuerdo que por Ladrón y amante, mi debut, allá en 1966, representando a un tipo llamado Bellhop, me pagaron 150 dólares (ríe).

–Sin que se ofenda, y considerando que luego de una nominación al Oscar (Testigo en peligro; 1985) no volvió a competir por la estatuilla, ¿se considera un actor infravalorado en Hollywood?
–Preferiría considerarme un actor comprometido y útil... Pregúntale a Steven y a George si no me crees.

“Calzarme de nuevo el sombrero, la chaqueta y el látigo ha sido uno de las grandes desafíos de mi carrera. En un par de semanas recuperé la habilidad para usarlo”, afirma el galán.

“Calzarme de nuevo el sombrero, la chaqueta y el látigo ha sido uno de las grandes desafíos de mi carrera. En un par de semanas recuperé la habilidad para usarlo”, afirma el galán.

Con Calista Flockhart, natural de Illinois como él. En pareja desde 2001, crían al pequeño Liam, adoptado por la estrella de  Ally McBeal.

Con Calista Flockhart, natural de Illinois como él. En pareja desde 2001, crían al pequeño Liam, adoptado por la estrella de Ally McBeal.

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal anduvo en los 130 millones. Se estima que podría convertirse en la película de la temporada, por taquilla y suceso.  “... Ojo, que tampoco hablamos de la segunda venida de Cristo, eh”, intenta entibiar los ánimos Harrison Ford.

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal anduvo en los 130 millones. Se estima que podría convertirse en la película de la temporada, por taquilla y suceso. “... Ojo, que tampoco hablamos de la segunda venida de Cristo, eh”, intenta entibiar los ánimos Harrison Ford.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig