A los 40, para el príncipe todo anda sobre ruedas – GENTE Online
 

A los 40, para el príncipe todo anda sobre ruedas

Actualidad
Actualidad

El fin de semana, mientras Guillermo Alejandro festejaba sus 40 años rodeado de su familia y de buena parte de la realeza europea, los medios holandeses echaban a correr el rumor sobre la posible abdicación al trono de la reina Beatriz (69) en un futuro no tan lejano. Lo cual, de paso, convertiría al príncipe de Orange en rey y a Máxima en reina. ¿Ese sería el motivo de la enorme sonrisa de Guillermo? ¿O tal vez, está inmensamente feliz por la familia que formó con la princesa criolla?

LOS FESTEJOS. El sábado por la tarde, como si nada, Guillermo, de impecable traje negro y moño, Máxima (36), con vestido fucsia strapless, y las princesitas Amalia (3), Alexia (2) y Ariane (6 meses), muy de blanco las tres, entraban en un coche tirado por caballos a los jardines del palacio Het Loo, en Apeldoorn, donde los príncipes de varias casas reales de Europa, familiares y amigos esperaban por ellos para festejar los 40 años del futuro rey.

En realidad, Guillermo había cumplido años el 27 de abril, pero como por esos días su hija más chica, la princesita Ariane, había sido hospitalizada por una infección respiratoria, la casa de Orange decidió posponerla celebración hasta que la chiquita anduviera mejor. Y el sábado 1º de septiembre, finalmente, royals de toda Europa se dieron cita en Holanda para el evento. La fiesta, “nada extraordinaria”, según el propio Guillermo Alejandro, contó con la presencia de los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, de Eduardo de Inglaterra y Sophie Rhys-Jones, de Victoria de Suecia, de los padres de Máxima, María del Carmen Cerruti y Jorge Zorreguieta, y su hermano Martín, entre otros. En total, 220 invitados para un sobrio meeting real, planeado en secreto por los príncipes de Orange, que incluyó, por supuesto, las consabidas fotos oficiales.

LOS RUMORES. Las especulaciones, en realidad, comenzaron con la noticia de que la reina había mandado a remodelar el Castillo de Drakensteyn, donde vivía con su familia antes de ser coronada reina y donde tiene planeado vivir cuando deje de serlo. Por eso, la noticia de los arreglos hace pensar que la reina ya está pensando seriamente en mudarse allí próximamente, dejándole el trono a su hijo mayor. Algunos dicen que eso podría suceder de acá a cinco años y otros arriesgan que el anuncio podría darse a conocer en cuestión de meses, aunque por ahora sean sólo especulaciones. Así que, quién sabe, tal vez para el próximo cumpleaños, Guillermo y Máxima ya no sean más príncipes: tal vez sean reyes. Es cuestión de esperar.Sábado por la tarde, Máxima, Guillermo Alejandro y sus tres princesitas, Amalia, Alexia y Ariane, llegan al palacio en un coche tirado por caballos.

Sábado por la tarde, Máxima, Guillermo Alejandro y sus tres princesitas, Amalia, Alexia y Ariane, llegan al palacio en un coche tirado por caballos.

En el palacio de Het Loo, Guillermo Alejandro, Máxima y sus tres hijas posan para la prensa mundial después de los festejos reales.

En el palacio de Het Loo, Guillermo Alejandro, Máxima y sus tres hijas posan para la prensa mundial después de los festejos reales.

El plantel completo de invitados, entre los que estuvieron los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, Eduardo de Inglaterra, Victoria de Suecia y los padres y el hermano de Máxima, Martín.

El plantel completo de invitados, entre los que estuvieron los príncipes de Asturias, Felipe y Letizia, Eduardo de Inglaterra, Victoria de Suecia y los padres y el hermano de Máxima, Martín.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig