«A los 31 años ya no puedo competir con una adolescente de 18» – GENTE Online
 

"A los 31 años ya no puedo competir con una adolescente de 18"

Actualidad
Actualidad

Sigo en carrera porque soy Valeria Mazza. Si no tuviera este nombre, estaría terminada. Fascinante -como viste-, dentro del jogging negro ceñido al cuerpo y el par de zapatillas blancas. Preciosa -como siempre-, delante del rodete blondo tipo Kristanna Loken, la cautivante máquina asesina de Terminator 3. Motivada -como cuenta-, antes del gran debut televisivo gran que afrontará durante septiembre por Telefé. Extravertida -como acostumbra-, delante del grabador que empieza a rodar su vida. Pero, sobre cualquier otro aspecto, la modelo argentina más trascendente del planeta, que acaba de clavar su par de esquís en la nieve, quitarse los guantes grises, bajarse las gafas espejadas y pedir una gaseosa light en el parador El Barrilete del Cerro Catedral, aparece verborrágica. Verborrágica, sí. Como nunca.

-¿"Terminada"? ¿Oí bien?

-Terminada. A los 31 ya no puedo competir con una adolescente de 18. Sería desafiar a natura. Imposible. Sé que la edad te va cambiando y no me enloquezco. Sólo que ahora evito la minifalda y el cola-less. Quedaron atrás.

-Suena casi casi a retiro voluntario de las pasarelas.
-De las pasarelas, acertaste. He resuelto alejarme de ellas y de las semanas de la moda onda París-Milán-Londres. Exceptúo beneficios y pedidos de diseñadores amigos, y punto. Arranqué hace catorce años y siempre supe que nuestra carrera es corta. Parece la de los deportistas: durás un tiempo y dejás de servir. De allí que he ido tratando de generar opciones.

-¿Por qué pantalla chica y no pantalla grande? La vanidad de una súper top suele tentarla hacia la grandilocuencia antes que hacia el chiquitaje. Ejemplos, Cindy Crawford, Claudia Schiffer, Liz Hurley, Milla Jovovich, Tyra Banks, etcétera. Rara avis usted, negarse siempre al cine.
-Cierto. En el mundo no hay modelos consagradas que se atrevan a la tevé. Existe el prejuicio de que quien hace cine es culto y quien hace tele es vulgar, y yo no apuntaré a una tele vulgar, por el simple hecho de que no soy vulgar. Igual, ¿querés que te diga el motivo real que me llevó a no filmar?

-¿Motivo real?
-Sucede que me disgustaba la posibilidad de besar a un hombre que no fuera mi esposo y tener escenas de contacto con un tipo que no fuera mi esposo. Hoy lo medité y, claro, si me llama George Clooney o Brad Pitt, lo meditaría, siempre y cuando respeten el estilo Lolita Torres, de eludir escenas como las que mencioné. No me atrae demasiado la idea de que Balthazar (4) y Tiziano (1) puedan descubrirme con un señor que no sea su papá. Anécdota al margen, no me arrepiento de haber sembrado tevé para cosechar tevé.

-En verdad, sembró afuera y comienza a cosechar adentro.
-Reconozco que tras algunas apariciones esporádicas en Fashion TV y la MTV, tomé experiencia en España e Italia y la voy a mostrar acá. Entrenadita acá. Finalmente acá.

-El corolario -quizá- de la noticia -quizá- lanzada con mayor antelación en la historia de la TV nacional: "Valeria Mazza lanza su propio programa".
-Hubo un error. Hasta diciembre último no nos habíamos planteado con Ale (Gravier, 41, su marido y manager) presentar un ciclo en la Argentina. Faltaba disponer de huecos, entre tantos viajes al exterior. Sin embargo, sentimos que llegaba la hora. "Okay, cumplimos los contratos del primer semestre del 2003 y después salimos al ruedo". Bueno, llegó el momento. En una semana regreso a Buenos Aires y arranco a full. Se tratará de cuatro emisiones especiales de 120 minutos, que saldrán los sábados.

-Exacto; los sábados y los lunes y los martes y los miércoles y los jueves y los viernes. ¿Se encuentra preparada?
-¿Cómo los sábados, los lunes, los martes, los miércoles, los jueves, los viernes? ¿Cómo si me encuentro preparada?

-Vamos. Sabe que su dicción, sus aciertos, su look, sus yerros, su todo circularán sin excepciones por uno y otro envío de chimentos, furcios y Cía. Hasta arriesgaríamos que surgirá una mini-Valeria en Indomables.
-¿Mini-Valeria? ¿Qué es una mini-Valeria?

-Olvídelo. No importa. Lo que importa es, y le consultamos de nuevo, ¿se encuentra preparada?
-Mirá, si alguien que me ve, decide gritarme en la calle: "¡Nena, volvé a los desfiles!" o "Esperaste tanto al cuete!", paciencia. También la prensa intentará compararme con animadoras consagradas y, en serio, yo busco ganarme un espacio, no ser la sucesora de Susana o Mirtha. Conclusión: conozco las reglas del juego, y si hay que jugar, jugaremos. Confío en mí. Hasta me pondría unas fichas a favor.

-Osada apuesta. ¿Le sobra confianza o le falta modestia?
-Sobra confianza. Por el contenido (pensamos re descubrir a varios famosos) y por mí. Venía bien frente a las cámaras. Me divertía verme como aquella muñequita a la que le dieron la posibilidad de hablar, de expresarse no sólo mediante su cuerpo. No obstante, cuando me tocó conducir por un mes atrás el último megadesfile de Piazza Spagna, transmitido en vivo a lo largo de tres horas para diez millones de espectadores del mundo, sentí que a los nervios normales y a la adrenalina lógica se le había sumado una interesante seguridad. Creo que se va a notar mi seguridad. Lo que no significa que me reste espontaneidad.

-Si algo la tiene que poner colorada, ¿se va a poner colorada, entonces?
-Obvio, ocurre que no imagino qué vaya a ruborizarme del programa. Pretendo un ciclo digno, que respete al público, sin premios en dinero, con límites, alejado de lo vulgar.

-Vulgar. Repitió en cuatro oportunidades el término. ¿A qué se refiere puntualmente?
-Pienso que las 10 de la noche no deberían habilitar para la falta de respeto, para el lenguaje burdo y para mostrar escenas pesadas en lugar de sugerirlas. Y no hablo de películas condicionadas en cable, hablo de…

-Perdón, ¿paga canales pornográficos?
-Para nada. A mí dejame películas normales, Los simuladores, Telenoche, Puntodoc, El Show de VideoMatch y Resistiré. Me considero una teleadicta. Entro a casa y prendo el televisor. Me duermo con el aparato encendido y el control remoto cercano. Cuando viajaba sola, me servía de compañía. Así aprendí inglés e italiano. A mis nenes les dejo poner dibujitos y algunas cosas tranqui, cuidando qué. Resulta complicado encontrar el equilibrio justo. En Tarzán, de Disney, le matan a los padres apenas empieza, El Chavo muestra cachetadas demasiado violentas. No sé. Me sacaste del tema.

-Lo vulgar, el límite, las malas palabras.
-Grito alguna mala palabra si me martillo un dedo y no me escuchan mis hijos. De lo contrario, trago saliva y callo. Podés ser diferente sin necesidad de ser vulgar. Van cinco menciones (sonríe). Yo jamás acepté lo que pensaba no debía aceptar aunque el mercado me lo exigiese: desnudarme, operarme las lolas, fotografiarme en poses zafadas.

-Lástima.

-¿Perdón?

-Decíamos que mal tampoco le fue.

-Tal cual. Puedo mirarme de frente en el espejo y no necesito esconderles videos y revistas de mi carrera a Tiziano y a Balthazar.

por Leonardo Ibáñez
fotos: Santiago Turienzo y Alejandro Carra
producción: Fini Bencardini
peinó: Diego Impagliazzo, con productos Alfaparf
(enviados especiales a Bariloche, Río Negro)
agradecemos a Jazmín Chebar, Breeder´s y Ricky Sarkany Apenas pise Buenos Aires, la modelo comenzará los preparativos del ciclo que animará durante cuatro sábados seguidos a la noche.

Apenas pise Buenos Aires, la modelo comenzará los preparativos del ciclo que animará durante cuatro sábados seguidos a la noche. "Estoy barajando el nombre entre dos opciones. Saldré en vivo. Adoro la adrenalina", adelanta desde San Carlos de Bariloche.

"Perfume, maquillaje, cosméticos… en los locales VM Beauty que inauguraré a fin de mes, habrá de todo para la mujer", anticipa la rosarina, recordando que el primero abrirá sus puertas el miércoles 27 de agosto en Callao y Santa Fe.

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig