«A las mujeres de hoy nos gusta vivir la libertad sexual sin culpas» – GENTE Online
 

"A las mujeres de hoy nos gusta vivir la libertad sexual sin culpas"

Actualidad
Actualidad

Romina Gaetani (27) está más suave y relajada. No lo dice abiertamente pero le encanta haberse sacudido las señas de Isabel, la gitana apasionada y fuerte que interpretó en Soy Gitano. Encaró el año dispuesta a subirse al escenario, y encontró una obra fascinante. Seda, del escritor italiano Alessandro Baricco, la pone en la piel de Helene, una mujer que ama con devoción a un marido que partió a Japón buscando el camino de la seda y queda atrapado por la sensualidad de una mujer que se desliza entre la vida de ambos como el rico género. Helene lo espera, sólo quiere su amor. Y Gaetani también quiere cosas. Muchas. En primer lugar: olvidar la imagen hiper sensual que cultivó el año pasado, tal vez siguiendo los pasos de Isabel. Y así lo explica con claridad.

-¿Le costó mucho sacarse la gitana de encima?
-No, el mismo día que terminé hice un corte total. Me pasa eso con todos los personajes: una vez que termino, chau.

-Ahora viene el teatro.
-Estoy feliz. Tuve muchas propuestas para el verano y dije que no porque estaba grabando Gitano, y era un delirio viajar de la costa hasta acá. Sentía que no iba a rendir. Hacía mucho tiempo que esperaba una obra magnífica como esta.

-¿Cómo es la mujer que interpreta en Seda?
-Se llama Helene y es del 1800, con todo lo que implicaba ser mujer en ese tiempo. Tiene su sexualidad contenida, muchos miedos y un amor profundo por su marido. Todo lo que hace lo hace por él.

-¿Se siente identificada con una mujer así?
-Cuando una mujer se enamora se entrega sin ninguna especulación. En ese punto es el único en el que me identifico con Helene.

-¿Qué le gusta de ser una mujer de esta época?
-Amo la posibilidad de elegir. Hoy, estamos independizadas y vamos por más. Somos madres, trabajamos y elegimos las cosas que queremos hacer o no. Y no necesitamos tener un hombre al lado para eso. A las mujeres de hoy nos gusta vivir la libertad sexual sin culpas.

-¿Usted vive sin culpas?.
-Totalmente. Pero también soy muy clásica y me imagino teniendo un hijo con la persona que amo, formando una familia. Soy muy Susanita, creo en el amor para toda la vida, en llegar a vieja con el hombre que quiero.

-Cambió el look… ¿y algo más?
-Sí. No sólo cambié el look, sino que aprendí mucho a nivel emocional. A estar en este medio, saber cómo se manejan las cosas. Aprendí a decir que sí y que no. En principio el cambio de look estaba diseñado para el proyecto de Seda; lo pensó para mí Alberto Sanders (coiffeur) y tiene que ver más conmigo. Tenía que despegar de la estética tan fuerte de la gitana. Debía cortar con una imagen mía que se vendió el año pasado. Me hago cargo de todas las fotos que hice, pero considero que yo soy mucho más que esa imagen que se explotó tanto. Tuvo que ver con el personaje de Soy Gitano y quería cortar, contar otra historia.

-Se la muestra como una mujer sexy porque lo es y no está mal.
-No. Pero no soy sólo eso.

-Nadie va a negarle sensibilidad e inteligencia porque se la vea sexy…
-Estoy totalmente segura de mí misma y tengo la conciencia tranquila de lo que soy y puedo dar como persona y como profesional. No voy a renegar de la imagen que tengo pero me aburre recaer siempre en esa faceta. O sea, me aburre hacer de sexy todo el tiempo.

-También hay una superpoblación de gente mostrando que se puede ser sexy.
-Sí, y me agota mucho. Parece que es lo único que vende.

-Es cierto, vende. Todo el mundo quiere eso.
-Está bien. Que quieran, que quieran. (Se ríe con una carcajada sonora y encantadora).

-¿Cómo es la mujer que usted quiere ser?
-No es la que yo quiera ser, es la que soy: sencilla, relajada, no necesito demostrar que soy sexy ni andar con ropa ajustada todo el día. Tengo un gran sensibilidad, soy espontánea, me gusta divertirme, pasarla bien, conocer gente. Quiero despegar del mujerón fuerte que se quería llevar el mundo por delante y mostraba sólo eso.

-Los hombres dicen estar un poco agotados de las mujeres fuertes porque a ellos los disminuye y los obliga a tener una actitud agresiva.
-Lo que menos quiero en la vida es tener al lado un hombre que se sienta disminuido por mí. Estamos en el momento de buscar equilibrio. Ya es nuestra la conquista de ser madres, profesionales, trabajadoras y seguimos ganando terrenos. Yo quiero estar bien en todos los planos. Hacer una buena pareja, ser una buena profesional, buena mina, sentirme bien físicamente.

-Su belleza provoca un poquito de envidia en otras mujeres.
-Lo más sano que un ser humano puede hacer es no engancharse con la envidia de nadie. Si te involucrás con los miedos de los otros, vas muerto. Ego tenemos todos y lo más importante es trabajar sobre la humildad. Eso es lo que estoy haciendo.

-¿Cómo trabaja sobre la humildad?
-Hablar de eso podría llenar muchas páginas de la revista. Hago terapia, leo muchísimo de metafísica, me ayuda a conectar con aspectos del ser humano que son muy importantes. El ego a veces no permite demostrar el amor. Cuando uno pone amor en la profesión o en un ser querido, ya tiene la batalla ganada.

-Si es actriz y combate el ego estará liquidando una buena fuente de supervivencia.
-Si además de tener esta profesión se puede ser humilde, tenés el cielo ganado. Es re difícil, juegan muchas cosas, pero cuando digo: "Mi personaje es este sea o no protagónico; voy a entregar todo lo que sé y siento" , me alegro con toda mi alma. La vida es justa y devuelve lo que das.

-Es verdad, la vida pone en orden muchas cosas.
-Quizá ese orden no llegue ahora. Podés hacer las cosas bien y no ocurre lo que te gustaría porque no es el momento y el universo te tiene preparado algo interesante para más adelante.

-¿Cree que cuando se desea algo con fuerza el universo lo entrega?
-Totalmente. Somos energía. El pensamiento y la palabra pesan infinitamente en lo que sentimos y deseamos.

-¿Un sentimiento y un deseo?
-Ser un instrumento de amor para la gente que quiero, y en el trabajo, dar lo mejor de mí.

-¿Cayó en la tentación de hacer una tira este año?
-La propuesta está. Estoy negociando más allá de los horarios y honorarios. Tiene que ver con lo que quiero hacer como actriz. No tengo problemas en parar este año para hacer sólo teatro.

-¿Cuál es su límite para el no?
-No lo sé, nunca estuve entre la espada y la pared. No tengo una familia para mantener y la preocupación de aceptar cualquier laburo por el mango. Quiero demostrar que sé hacer cosas más allá de Isabel, Yago o Chiquititas. Tengo ganas de que los productores vean que puedo dar más.

-Esto se llama trabajar para el futuro.
-Estoy en un momento de mi carrera en el que me replanteo cada paso.

-¿Y en lo personal?
-Estoy muy bien. Gracias.

por Teresa Ferrari
fotos: Christian Beliera
producción: Gabriela Díaz
peinado y extensiones: Alberto Sanders (Asistente Mariángeles)
agradecemos a María Cher, Claude Benard, Luna Garzón, Pryma y Café Restaurante Molière

Con el pelo larguísimo (extensiones mediante) y de color miel, y labios súper carnosos. Gaetani asegura que sólo le importa ser fiel a sí misma.

Con el pelo larguísimo (extensiones mediante) y de color miel, y labios súper carnosos. Gaetani asegura que sólo le importa ser fiel a sí misma.

 Hoy las mujeres estamos independizadas y vamos por más. Somos madres, trabajamos y elegimos las cosas que queremos hacer o no. Y no necesitamos tener un hombre al lado para eso"">

"Hoy las mujeres estamos independizadas y vamos por más. Somos madres, trabajamos y elegimos las cosas que queremos hacer o no. Y no necesitamos tener un hombre al lado para eso"

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig