«A las argentinas no les gusta sentirse latinas calientes» – GENTE Online
 

"A las argentinas no les gusta sentirse latinas calientes"

Actualidad
Actualidad

¿-Sabe lo que dijo alguien en cierta oportunidad?
-¿Qué dijo alguien en cierta oportunidad?

-Dijo que Marilyn Monroe fue la mujer más sexy de la historia americana porque ratoneaba tanto al Presidente de los Estados Unidos como a los soldados que combatían en Vietnam.
-Linda frase. ¿Y qué tiene que ver conmigo?

-Piense, Ardohain (Ana Carolina, 20), piense.
-… Ya sé; y exagerás a lo loco.

-Seguro, pero algún paralelo encontró, ¿verdad?
-Verdad: salvando distancias, yo siento que la gente de distintos estratos sociales me quiere medio cachito.

-¿Medio cachito? Por un lado, obtuvo de taquito la encuesta de Internet como la mujer más sexy de la Argentina, en el portal www.gente.com.ar, y conquista a cuanto corazón suelto (y atado) se cruza en las fiestas de la alta alcurnia. Y por el otro, los hombres que la descubren en la calle -tacheros, canillitas, heladeros y representantes de cuanta profesión se imagine- le piden que se fotografíe con ellos, les dedique un beso, etcétera. ¿Qué tendrá Pampita, se preguntan las mujeres, como para imitarla?
-Quizá algo me distinga del resto.

-Quizá. ¿Por ejemplo?
-¿Las medidas?

-Hablemos de sus contornos. A ver.
-90-58-90.

-Aceptable y prometedor para una modelo. ¿Entonces?
-Claro, aceptable y prometedor siempre y cuando superes el metro setenta y cinco. Yo, descalza, ando en un poco común 1,67. Además, luzco ojos y cabello castaños. ¿Seguís mis pistas?

-Paso a paso.
-¿Y? ¿Por qué pensás que logré el primer premio en la ciberencuesta de GENTE?

-¿Nos quiere decir que su éxito responde al de la típica chica latina desprejuiciada: abundancia de curvas y escasez de cirugías?
-Entre otras cosas, porque el ángel también resulta determinante. En cuanto a la parte física, quizás en una profesión donde muchas chicas resultan parecidas, se destaca la que es distinta. A las argentinas no les gusta sentirse latinas calientes. Prefieren inspirarse en tendencias europeas. Son más clásicas, estructuradas.

-Habla de las argentinas. ¿Dónde nació usted acaso?
-Nací el 17 de enero de 1981 en General Acha, La Pampa, Argentina, pero no me incluyo porque me considero cero estructurada. Tengo la sangre en ebullición. De chica jugaba al fútbol, me trepaba a los árboles. Soy puro instinto. Jamás una Barbie.

-¿Será por eso que no desea parecerse a las Barbie de carne y hueso que dominan el planeta fashion? Delgadísimas, rubias, serias, operadas de las lolas, hastiadas de colágeno.
-No quiero y no puedo. Tampoco como piedra. Quizás en dos meses, por cuestiones laborales, deba teñirme, pero nunca me hice una cirugía estética ni por ahora pienso en ello. Lo mío es mostrarme como llegué al mundo.

-Desnuda.
-(Risas) Con lo que Dios me dio.

-Bastante. ¿Y si Dios inventara una operación para crecer cinco centímetros, sacaría turno?
-Ni ahí. Me inspira el desafío de afrontar las exigencias de mi actividad sin acudir a soluciones mágicas. A mí no me pidas aparecer anoréxica o que baje los 48 kilos que peso comiendo salvado el día entero. Admito que la mujer flaca posee una armonía especial. Ahora, admitilo vos: ¿viste la cantidad de rellenitas con sex appeal que existen?

-Admito. ¿Y?
-A mí pedime actitud, pasión, energía, que yo me las arreglo. No tengo complejos ni vergüenza. Si hay que posar en ropa interior, poso. Si debo ser la cara de Kosiuko en verano e invierno, lo soy. Estoy orgullosa de mi estatura y me banco viajar a los castings a Nueva York para pelearles trabajo a diosas estilizadas del mundo. Lo mío es bien a lo latina. Mirá Jennifer López, Penélope Cruz o Salma Hayek si no.

-¿Qué hay con ellas?
-Jennifer come de más e igual se pone pantalones ajustados, mueve el esqueleto y logra que bailen hasta los troncos. La Cruz sale de noche con jeans y remera y eclipsa al mejor vestido. Salma aparece con un camisón que sugiere y quedan todos embobados. Y ninguna cultiva el look muerta de hambre.

-En su caso, ¿qué sucede cuando mueve el esqueleto, sale de noche y aparece con camisón?
-Muevo el esqueleto cuando salgo de noche. Igual que mi piel color caramelo, lo heredé de mamá Tania, que nació en Santa Catarina y absorbió el ritmo brasileño. Bailo salsa, cumbia, marcha, lo que venga, como cuando imité a Shakira en la Fiesta 2001 de GENTE o días atrás, que filmé un comercial para Pepsico, donde transpiro la gota gorda. Hasta al tango y al ballet me animo.

-Olvidó lo del camisón. ¿A quién consultamos? ¿A Martín Barrantes, su nuevo amor?
-¿Perdón? Prefiero evitar el tema. Nos estamos conociendo.

-Le recuerdo que recién, cuando lo atendió en el celular, lo despidió con un efusivo "¡Te amo!". Al nuevo panadero de su barrio no le grita "¡Te amo!", ¿cierto?
-De ser Martín, sí... Dejemos las cosas ahí. Si querés, poné que él es ex modelo, y punto y aparte.

-Aparte nada. ¿Cómo superarán la mala noticia los admiradores que usted viene conquistando desde las revistas, la web, las gráficas y la TV?
-¿Alcanzará para apaciguarlos un autógrafo?

-O quizás alcance que usted los levante si ellos hacen dedo. ¿Es cierto que usted siempre frena su camioneta para llevar a los muchachos que hacen dedo acá, en Punta?
-Especialmente a los adolescentes. ¿Sabés por qué? Yo he ido de vacaciones sin una moneda y me han levantado incluso familias que extendían su recorrido para dejarme cerca de mi destino. Es la manera de agradecer aquello que hicieron por mí cuando no tenía plata y soñaba con triunfar.

-Ahora hay dinero sonante y sueños cumplidos. Hasta se mudó del ambiente que alquilaba a un fenomenal loft en Chacarita.
-Sí, pero sigo tomando el colectivo.

-Mentira.
-Observá atento cuando subas a un 60, y después me llamás. Convertirme en la más votada de Internet y ser lo que vos llamaste una típica chica latina desprejuiciada no depende solamente del cuerpo. También depende de la actitud.

por Leonardo Ibáñez
fotos: Santiago Turienzo
producción: Sofía Delger
(enviados especiales a Punta del Este y Rocha, Uruguay)
agradecemos a Kosiuko y a La Fortaleza de Santa Teresa Según los navegantes de <i>GENTE</i>, es la más sexy de las argentinas. Con 20 años y una carrera en pleno ascenso, Pampita dice: Tengo la sangre en ebullición, soy puro instinto".">

Según los navegantes de GENTE, es la más sexy de las argentinas. Con 20 años y una carrera en pleno ascenso, Pampita dice: "Tengo la sangre en ebullición, soy puro instinto".

Curvas infartantes, movimientos sensuales, sonrisa a flor de piel. Pampita no sólo conquistó a los argentinos. También flasheó  a los norteamericanos desde el catálogo de <i>Victoria's Secret</i>. La modelo del momento dice que su éxito depende de la actitud".">

Curvas infartantes, movimientos sensuales, sonrisa a flor de piel. Pampita no sólo conquistó a los argentinos. También flasheó a los norteamericanos desde el catálogo de Victoria's Secret. La modelo del momento dice que su éxito "depende de la actitud".

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig