«A la hora del amor, a los chicos de mi edad ni los tomo en cuenta» – GENTE Online
 

"A la hora del amor, a los chicos de mi edad ni los tomo en cuenta"

Actualidad
Actualidad

Adonde va, los hombres la siguen con su mirada. Causa sensación en las playas del Este esta chica de piel blanquísima y grandes ojos celestes. Tiene, además, rasgos delicados y unas curvas impresionantes. Cada centímetro de Emilia Attias (17) promete convertirla en una de las chicas del verano. Su ficha en GN Models deja leer que nació en el barrio de Belgrano el 20 de marzo de 1987, que su altura es de 1,70 metro y sus contornos, 92-60-92. Cuando terminó el secundario en el Colegio Porteño, se fue de viaje de egresados a Bariloche y tuvo su fiesta de fin de curso como cualquier chica.

Pero la historia de Emilia no es una más. A los 13, la descubrieron en la calle y le ofrecieron hacer sus primeras fotos como modelo. Desde entonces no paró de trabajar y con lo que ganó en los comerciales pudo financiarse sus estudios, sus salidas y sus clases de canto y baile. Por ahora, vive con su mamá Poupée (separada de Carlos Attias, militar retirado) y sus cuatro hermanos (Gonzalo, de 16, las mellizas Bárbara y Agustina, de 20, y Luciana, de 25). Pero muy pronto espera alcanzar la independencia total. Como a los 15, cuando viajó a probar suerte a Londres. "En la agencia Storm me armaron una agenda de nueve castings por día para que me conocieran los fotógrafos y clientes más importantes." En la Argentina, hizo avisos para marcas como Beldent y Rexona, y el año pasado tuvo una pequeña participación en Los Roldán. En la fiesta de GENTE en el Conrad desfiló junto a una leyenda, Carlos Perciavalle, y remató la pasada con un audaz beso. Como si fuera poco, se ganó un lugar en la última tapa. "Siento que el 2005 va a ser mi año", dice, confiada.

-¿A qué modelo top te gustaría parecerte?
-La verdad, a ninguna. Todas las de mi edad sufren la presión de tener que parecerse a otra. Yo quiero ser libre y encontrar mi propio estilo. No quiero ser ni la típica Barbie ni la morocha latina. En diez años, sueño con que las chicas que recién empiezan digan: "Quiero ser como Emilia Attias".

-¿Son fuertes las presiones para estar flaca y perfecta todo el tiempo?
-En mi caso, la gente que me rodea trata de contenerme. Me enseñan a cuidar mi cuerpo, a comer bien, sin saltearme una comida.

-Hoy por hoy hasta las muy jóvenes pasan por el quirófano. ¿Te hiciste alguna cirugía estética?
-No. Mis lolas son naturales, crecieron de repente cuando tenía quince años. Yo estoy en contra de las cirugías, nunca me haría una. No cambiaría nada de mi genética.

-¿Tenés novio?
-No. Imagino el amor como algo increíble, pero aún no me llegó.

-¿Nunca te enamoraste?
-Ni siquiera tuve un amor de verano. Pero no desespero, sé que es algo que pronto va a llegar.

-¿Qué pasa con los hombres?
-Me gustaría enamorarme de un hombre maduro. A la hora del amor, a los chicos de mi edad ni los tomo en cuenta. Tienen otra cabeza.

A la hora del amor, a los chicos de mi edad ni los tomo en cuenta."">

"A la hora del amor, a los chicos de mi edad ni los tomo en cuenta."

Estoy en contra de las cirugías, nunca me haría una. No cambiaría nada de mi genética."">

"Estoy en contra de las cirugías, nunca me haría una. No cambiaría nada de mi genética."

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig