“A Carmen le tengo miedo: está descontrolada” – GENTE Online
 

“A Carmen le tengo miedo: está descontrolada”

Actualidad
Actualidad

“Carmen miente permanentemente”, arranca diciendo muy enojado Santiago Bal (78), y se explaya con ganas respecto al episodio que ocurrió el domingo 13 de abril de 2014 en el restaurante El Corralón, cuando la capocómica le propinó un cross en el labio superior izquierdo... Recibe a GENTE en la mesa de un bar de Recoleta. Confiesa que a su ex la sigue amando, pero, testarudo, no acepta bajo ningún concepto que le fue infiel, por más que aparezcan grabaciones donde sí lo reconoce.

–Ella destacó que al salir de El Corralón le dijiste que la ibas a dejar en la calle, y que la gozabas haciendo una especie de balanceo con las llaves del coche que le tenés que devolver porque está a su nombre.
–Me dijo: “¿Me saludás y me hacés un juicio?”. Me pidió que le devolviera las llaves del coche y empezó a patearlo. Y sin mediar palabra me dio un derechazo. Me aflojó dos dientes de adelante, que son implantes. Fue una trompada de 80 kilos, que si iba al mentón me noqueaba seguro. Yo nunca le dije que la iba a dejar sin nada y tampoco le mostré las llaves del auto. Con esa mentira hizo que Federico, nuestro hijo, se enojara conmigo. Eso es lo que más me duele. El cuida-coches vio todo. Me comentó: “¡Qué tortazo que te dio!”. Se enojó porque sólo interpuse una mediación a través del equipo de abogados del doctor Miguel Angel Pierri, intentando recuperar algo de lo que aporté durante toda mi vida para la compra de las propiedades que tenemos en común. La sociedad de hecho que teníamos es demostrable. Por eso pido lo que, creo, me corresponde.

–¿Federico se enojó con vos por este episodio?
–Escuchó la versión de la mamá y hace tres días que no nos hablamos. Yo siempre le dije la verdad de todo.

–¿Le robaste a Carmen? Porque ella los trató de ladrones a vos y a tu hijo Mariano por el tema de la falta de pago a la AFIP?
–Nunca le robamos... La sigue con eso. El contador nuestro les explicó cómo fue todo a los profesionales que ella trajo cuando nos reunimos, y ella lo sabe bien. Esto fue hace un par de años. Pero no la quiere entender... Me decía que yo era el hombre más honesto que había conocido; ahora soy todo lo contrario.

–Carmen afirma que estás imputado en una causa por usurpación del vehículo que es de ella.
–Es una denuncia que me hizo ahora. Mi abogada me dijo: “Vas a tener que devolver el coche”. Era lo único que yo tenía de nosotros. Ella no maneja y yo usaba una autorización, la cédula azul. Pero la revocó. Se lo voy a dar sin problemas. Andaré en colectivo y subte.

–¿Por qué llegaron a este punto de conflicto?
–La vida de Carmen es un reality. En el último tiempo, todo lo que le pasa lo cuenta por tevé. Es muy desagradable.

–Según ella, todo venía bien hasta que apareció Ayelén Paleo en la vida de ambos. Ahora dio a conocer un audio, donde vos le reconocés que saliste cinco meses, con las frases “cometí una locura” y “soy un sinvergüenza”.
–Hay dos imitadores que me hacen muy bien la voz. Lo podría decir, pero no lo voy a hacer. La última vez que estuvimos juntos fue hace dos años... ¿Por qué guardó la grabación tanto tiempo? Me parece raro, pero me da lo mismo. Me toma de sorpresa. Respecto a mi intimidad, no voy a hablar. Y menos si puede afectar la moral de una mujer. Pertenezco a una generación donde no se hablaba de las mujeres. El hacerlo público es un problema de ella. Yo no reconozco absolutamente nada.

–Pero en el audio sí, Santiago...
–No me importa. Que lo lleve a un juicio si quiere. Ella vive agrediéndome.

–¿Cómo es eso?
–Verbal y físicamente. No sólo el otro día. También en Tucumán: golpeó la puerta, abrí y me agredió con un anillo de defensa personal que usa. Me hizo sangrar los dos brazos. Se volvió loca, siempre por el mismo tema. Ahora estuve varios días sin salir de casa, porque le tengo miedo.

–No puedo creer que digas eso de la mujer que te cuidó cuando estabas muy enfermo.
–Estuvo averiguando dónde vivía, por eso no salí a la calle durante un par de días. Tengo grabadas amenazas y agresiones verbales. Entre mails y mensajes de texto y de voz hay como quinientos “Te voy a matar, hijo de p...”. Se los voy a dar a mi abogado. También hay otros en los que repite: “Me voy a matar”. Varias veces le hablé a mi hijo Federico y al representante, para que vayan a su casa y se fijen si no se había hecho daño.

–Hasta el affaire Paleo, ¿cómo venía la relación entre ustedes?
–Hace unos años que no venía bien. Yo me cambié a otra habitación, porque me sentía un objeto más. Ella se acostaba y ponía la computadora, dos celulares, el teléfono fijo... Los amigos llamaban a las tres, cuatro de la mañana. Me fui al otro cuarto. Ni le importó.

–Carmen dice con razón que no fuiste caballero, porque revelaste cosas de la intimidad, como que no quería tener sexo oral.
–Estuve escribiendo mis memorias. Eso llegó a manos de Luis Ventura, y él me preguntó por qué en el texto yo decía que había cosas que Carmen no quería hacer en la intimidad. Ventura consultó si se trataba de incorporar a otra persona, y le tuve que aclarar que se trataba de otra cosa, y di detalles. Ahí cometí un error.

–¿Se pueden reconciliar algún día?
–No. Hay muchas heridas. Es imposible... Aunque no tengo odios ni rencores. La quiero mucho. Pero está totalmente... a ver qué palabra puedo usar que no le moleste a la señora... (hace un silencio), yo diría descontrolada. Está muy mal, totalmente excitada. Se pelea con todo el mundo. Cuando trabajábamos juntos, yo hacía todo lo relacionado con la dirección, con la relación con el personal y la parte empresaria, junto a mi hijo Mariano. Ella sólo tenía que subir al escenario. Ahora, como se quedó con nuestra empresa, está al frente de todo y eso es muy desgastante, la descoloca.

Café de por medio, Bal arremetió: “La vida de Carmen es un reality. En el último tiempo todo lo que le pasa lo cuenta por tevé. Es muy desagradable”.

Café de por medio, Bal arremetió: “La vida de Carmen es un reality. En el último tiempo todo lo que le pasa lo cuenta por tevé. Es muy desagradable”.

Santiago Bal y Carmen Barbieri compartieron 25 años de amor. Ella dice que permaneció a su lado cuando estuvo muy enfermo. El también asegura que la ayudó a superar sus ataques de asma. Todo era felicidad, hasta que apareció la pulposa Ayelén Paleo cuando hacían Bravísima en Mar del Plata, en la temporada 2010/11, y comenzaron los rumores de infidelidad que involucraban al actor y director con la vedette.

Santiago Bal y Carmen Barbieri compartieron 25 años de amor. Ella dice que permaneció a su lado cuando estuvo muy enfermo. El también asegura que la ayudó a superar sus ataques de asma. Todo era felicidad, hasta que apareció la pulposa Ayelén Paleo cuando hacían Bravísima en Mar del Plata, en la temporada 2010/11, y comenzaron los rumores de infidelidad que involucraban al actor y director con la vedette.

“Tengo grabadas amenazas de Carmen. Entre mails y mensajes de texto y de voz son como quinientos. ‘Te voy a matar, hijo de p...’, repetía. Se los voy a dar a mi abogado, Miguel Pierri”

“Tengo grabadas amenazas de Carmen. Entre mails y mensajes de texto y de voz son como quinientos. ‘Te voy a matar, hijo de p...’, repetía. Se los voy a dar a mi abogado, Miguel Pierri”

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig