“A Alfano nunca la voy a perdonar, ni cuando esté en el cementerio” – GENTE Online
 

“A Alfano nunca la voy a perdonar, ni cuando esté en el cementerio”

Actualidad
Actualidad

Sí, tengo sida. Hace años que me enteré de que soy portador del virus”. La confesión de Aníbal Pachano (55) todavía retumba en gran cantidad de programas de televisión y en el corazón de todos los que lo quieren bien. El origen de su revelación se sitúa el año pasado, momento en que el coreógrafo comenzó un raid de ácidos enfrentamientos con Graciela Alfano (57), cuando ambos integraban el jurado de Bailando por un sueño en ShowMatch, el programa que conduce Marcelo Tinelli (50). Según confesó el coreógrafo a viva voz, ya por ese entonces la actriz lo había catalogado de “p... de m...”, según sus propios dichos. Y esto dio origen a un enfrentamiento revulsivo, difícil de catalogar, y donde las agresiones verbales estuvieron siempre presentes. Apenas empezó el ciclo 2010, la cosa empeoró gravemente. En el primer cruce que tuvieron en la pantalla de El Trece, parece que Graciela volvió a atacar con munición gruesa. “Viejo de mierda” y “sidoso de mierda” fueron los insultos que Alfano habría lanzado sobre Aníbal. Algunos pudieron escucharse durante la repetición del back del programa. Otros fueron contados con detalles por el propio Pachano en cada programa de tevé que visitó. Graciela siempre negó cualquier improperio. Dijo que en medio de la discusión en el jurado, el eximio bailarín le habría dado un soberano cachetazo, definió como “tortazo”, valga la antigüedad del término. Hasta hizo referencia a las mujeres golpeadas y amenazó con denunciarlo a la policía, cosa que hasta el momento no concretó. A partir de ahí se dispararon todo tipo de acusaciones mutuas. Aníbal admitió que padecía HIV. Con lágrimas en los ojos explicó: “Sé cuándo y con quién me contagié. En el momento en que me enteré, miré unas azaleas del jardín y las flores me inspiraron para seguir adelante”. Detalló que supo que lo padece hace diez años, y que se lo comunicó a Ana Sanz, su ex mujer, dos años más tarde. “Ahora estoy en perfecto estado de salud, medicado y muy bien”, explicó. Según él, cometió un error garrafal hace un tiempo, cuando se lo dijo a Graciela Alfano en una reunión muy íntima en la propia casa de Grace. “Esa noche de la confesión lloré tanto como ahora. Cuando salí de su departamento supe que había cometido el peor error de mi vida, porque noté en ella cierta superficialidad”, confió el artista.

Los dichos ofensivos y subidos de tono no se interrumpieron. En Ponele la firma, el programa de Marcelo Polino, la actriz se animó hasta a decir que Pachano padecía un castigo, en alusión al sida. Y todo se fue desbarrancando, siempre con violencia. Finalmente, Alfano insistió en que ella nunca había dicho lo que Aníbal contó con lujo de detalles en la tele. Harto, Pachano terminó almorzando en el programa de Mirtha Legrand, acompañado por su ex, Ana Sanz, y su hija, Sofía. Llorando explicó, tal como lo había hecho antes de comenzar su espectáculo Pour la Gallery en el teatro Metropolitan: “Ella rompió un código del corazón cuando dio a entender lo de mi enfermedad y me chicaneó calificándome como sidoso y p... Por eso, nunca la voy a perdonar, ni cuando esté en el cementerio. Eso sí, mi abogada, Ana Rosenfeld, se va a ocupar de todo lo que dijo hasta ahora. Yo no voy a gastar más energía en ella. Voy a volcar todas mis fuerzas para luchar por los que padecen HIV”. Pachano en su camarín, previo a iniciar su exitoso espectáculo, Pour la Gallery, en el teatro Metropolitan. “Ahora estoy en perfecto estado de salud, medicado, muy bien”, repitió.

Pachano en su camarín, previo a iniciar su exitoso espectáculo, Pour la Gallery, en el teatro Metropolitan. “Ahora estoy en perfecto estado de salud, medicado, muy bien”, repitió.

“La noche en que le confié a Alfano que padecía sida lloré tanto como ahora. Cuando salí de su departamento supe que había cometido el peor error de mi vida, porque noté en ella cierta superficialidad”

“La noche en que le confié a Alfano que padecía sida lloré tanto como ahora. Cuando salí de su departamento supe que había cometido el peor error de mi vida, porque noté en ella cierta superficialidad”

En su bunker del Metropolitan, muy bien acompañado por quien más ama: su hija Sofía.

En su bunker del Metropolitan, muy bien acompañado por quien más ama: su hija Sofía.

Más información en gente.com.ar

Comentarios

Vínculo copiado al portapapeles.

3/9

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit.

Ant Sig