Sofía Gala

 
A los 18, la hija de Moria ya demostró tener peso y personalidad propias: probó con la tele y las tablas. Ahora también posa para Husky.
Recomendá Ésta Nota
Dejá un Comentario
Enviá un Mensaje al Editor
Imprimí Ésta Nota
 

Florencia Torrente

 
La hija de Araceli González fue contratada por la marca de ropa que diseña Marynés Breña, la mujer de Guillermo Francella. A los 17 años, fue la imagen del lanzamiento de Yo.
 
CHICAS MODELO

Con portación de apellido

Tienen entre 9 y 21 años y un sello común: son hijas de personajes célebres. Importantes marcas de ropa las eligen y contratan para lanzarlas al estrellato y darles fama propia. De sus padres heredaron belleza, talento y carisma. Algunas ya se convirtieron en pequeñas divas. Conózcalas…
 
Lo hago, está bien. Pero por primera y última vez", remarcó Florencia Torrente (17 años, hija de Araceli González). Claro que lo de "última vez", se verá… Tras la frase, la nena, que hasta ese día había renegado de todo lo que estuviera relacionado con la profesión de su mamá, firmó contrato para ser modelo por un día. Yo, la marca de ropa para teens de Marynés Breña, esposa de Guillermo Francella, fue la encargada de convencerla para que hiciera su primera campaña gráfica. Y la novia de Nicolás Cabré posó, como una profesional, demostrando que la belleza y el glamour también se heredan. Como un karma, son pocos los hijos de las celebrities que escapan al llamado de los flashes.

LA PRECURSORA. La primera fue la rebelde y transgresora Juanita Viale. La nieta de Mirtha Legrand, hija de Marcela Tinayre, aceptó fotografiarse para la gráfica de la marca Ona Sáez en 2002. Ella enseñó su espalda desnuda y un jean para la campaña titulada Argenmanía. Los diseñadores se habían propuesto mostrarla como nunca nadie lo había hecho antes. Tras ese primer disparo, no fueron pocos los que copiaron el formato y salieron en busca de otras modelos con portación de apellido. Hoy, como Juanita, los hijos de las celebrities se cotizan en el mercado fashion y adquieren fama y peso propio.

SIEMPRE REBELDE. Sofía Gala Castiglione (18), la única hija de Moria Casán, se animó a posar junto a su madre en producciones de fotos. Pero la nena creció. Y un día dijo "basta". Ya no quería notas. Después volvió a caer en la seducción de las cámaras: debutó en televisión con Costumbres argentinas y en teatro junto a Fernando Peña. Pero antes, mucho antes de convertirse en actriz, se animó a posar como modelo para Husky, una marca de ropa adolescente para la que hizo tres campañas. "La elegimos porque es auténtica, porque tiene una belleza original y porque se acepta a sí misma tal cual es", cuenta Gastón Sacchi, responsable comercial de la marca.

TRANSGRESORA. Otra rebelde que se animó a jugar con la notoriedad heredada, y mil veces rechazada, fue otra Florencia (21), la hija más mimada del empresario Franco Macri. Su estilo provocador en las fiestas de la alta sociedad y sus radicales cambios de look llamaron la atención de los medios. Poco después del secuestro que le dio mayor notoriedad pública (el 29 de abril de 2003 estuvo seis días en cautiverio), se dejó tentar por la idea de ser modelo y posó para Ay Not Dead, una boutique de vanguardia de una de sus mejores amigas, Noel Romero.

PURA SANGRE. Juanita (17) también eligió el camino artístico. Hija de Reina Reech y Nicolás Repetto, fue incentivada desde chica en el canto, el baile y la actuación. Debutó en la televisión con Generación 04 y hoy es una de las protagonistas de 1/2 Falta, la nueva tira de Canal 13. Ahora, acaba de protagonizar la campaña gráfica de Saona. Admiradora número uno de su abuela, la vedette Ambar La Fox, estudia baile y coreografía. El año pasado, en una entrevista con Ronnie Arias, contó relajada que no tiene complejos con la fama de sus padres, sino todo lo contrario. Y ahí está, aprovechando los dones que heredó de ellos.

MODELO PRECOZ. Oriana Sabatini, otro ejemplo. Tiene apenas nueve años y ya posó como toda una top. Hija de Catherine Fulop y Osvaldo Sabatini, se dio el gusto de ser tapa de GENTE a los cinco años, junto a su mamá y su hermanita Tiziana. El año pasado, recibió sorprendida la propuesta de MBDY Jeans, la nueva línea para pre-adolescentes de MacBody: querían que protagonizara una publicidad de ropa para "preteens" (un neologismo a incorporar que define a los chicos de menos de doce años, que imitan las actitudes de los adolescentes). Oriana, a quien le encanta la música y el baile, aceptó como si se tratara de un juego más.

TRAS LOS PASOS DE MAMA. Mía Flores Pirán (14) también tiene de quién aprender: su mamá es nada menos que Ginette Reynal, una de las modelos emblemáticas de su generación, quien se instaló en el fashion a los 15 años. Caro Cuore la contrató para que sea la cara de Mio Cuore, la línea de ropa interior para adolescentes. Hoy la nena tiene identidad propia: "La primera vez que salió una publicidad con mi cara me dio un poco de vergüenza, por mis amigos. Pero me encanta este trabajo, admiro a mamá. ¿No es una de las más lindas...?". Palabra de heredera.

María Noel Alvarez. fotos: Gentileza Mbdy, Rocca-Cherniavsky, Vázquez Paravano, Saona, Caro Cuore, Zaff y A. Atlántida.
 
   
Comentario
Sé el primero en dejar un comentario.
Chapita
 Chapita
Enviar Comentario
Ver Comentarios
Ver Notas Relacionadas
Chapita