Diosas

"Si mostrás un poco la cola, no te tenés que hacer cargo de nada porque todo pasa a tus espaldas. Pero si te miran las lolas, alguna vez le cruzas la mirada. Y es una sensación mucho mas incomoda"., dice Geraldine Neumann.
Recomendá Ésta Nota
Dejá un Comentario
Enviá un Mensaje al Editor
Imprimí Ésta Nota

Le dan la espalda al topless

Carolina Oltra tiene 19 años y medidas contundentes: 90-62-92. Geraldine Neumann tiene 21 años y sus curvas describen 90-58-90. Sabrina Rojas tiene 23 años y mide exquisitos 87-60-92.
Notas Relacionadas
Separador
“Aunque sea madre, no quiero dejar de sentirme deseada”
En pareja con Luciano Castro desde hace cuatro años, desde junio es mamá de Esperanza.
Separador
“Estamos embobados y enamorados de Esperanza”
Desde día en que nació la beba, todo es felicidad en la casa de la pareja en Vicente López.
Separador
“Estamos más enamorados que nunca”
Pese a los rumores, Luciano y Sabrina están más juntos que nunca.
Separador
Carolina Oltra
La modelo comenzó una nueva etapa en su vida, y está más linda que nunca.
Separador
“Me separé; con Freddy no hay vuelta atrás”
Después de cinco años y medio de amor, terminó su relación con el humorista e imitador Freddy Villarreal.
Tangas vs. topless

"Las argentinas no nacimos para hacer topless... ...preferimos mostrar la cola"

Luego del destape argentino en Miami, las tres modelos coinciden: "Afuera, a escondidas, cualquiera hace topless". Dicen que un corpiño, incluso el más diminuto, alimenta las fantasías masculinas. Y juran que los hombres prefieren una cola armoniosa antes que un escote perfecto. Confesiones de tres diosas que van de frente aún cuando dan la espalda…
 
Las chicas no quieren lola.

Sabrina: ¿Topless? No cuenten conmigo.
Geraldine: Es que los argentinos son muy… ¿Cómo decirlo sin que suene muy mal?
Carolina: ¡Babosos!

El destape argentino en Miami no las sorprendió. "Afuera cualquiera se saca el corpiño, es más fácil", coinciden. Carolina Oltra y Geraldine Neumann confesarán luego haber protagonizado también algún topless en el exterior. Siempre lejos de curiosos, casi a escondidas. Sabrina Rojas, en cambio, dirá que nunca descubrió sus pechos en público. Ninguna de las tres conoce Playa Franka, el refugio para amantes del topless que creó Moria Casán. Ahora posan juntas en el estudio de Editorial Atlántida. La producción recrea una escena de playa, frente a un telón que simula el cielo. Las chicas mantienen sus corpiños pero no tienen pudores en lucir una bikini diminuta, generosa con el ojo masculino. A continuación, su descargo:
Sabrina: Por más chica que sea la tanga, estás cubierta. Tenés puesta una prenda. Además, estoy segura de que los hombres prefieren que estés un poco cubierta. Eso les deja margen para los ratones, la fantasía.
Carolina: En el topless vas con todo al aire.
Geraldine: Es una cuestión cultural. En Italia fui a una playa en la que todas las chicas hacían topless. Yo estaba con corpiño pero tenía una bikini chiquitita, como las que usamos todas en Punta del Este o Mar del Plata. ¡Y los tanos te miraban tan sorprendidos como los argentinos cuando descubren un par de lolas en la arena! Así como estaban acostumbrados a ver gomas, los sorprendió una tanga.

-Es curiosa su negación al topless, ya que las tres se preocuparon en mejorar su escote recurriendo al bisturí.
Carolina: Cuando tenía 15 años medía 120 de busto. Tenía un trauma terrible, no me animaba a meterme a la pileta, usaba dos corpiños… Me operé para sacarme lolas. Ahora ya no tengo complejos, pero creo que las argentinas estamos más acostumbradas a que nos miren la cola.
Sabrina: Es contradictorio, porque yo me operé las lolas para tenerlas más lindas. Pero incluso cuando estoy vestida me siento incómoda si me clavan la mirada en el escote. Es como una invasión. Además, en cualquier quirófano podés comprar unas buenas lolas. Pero tener una cola perfecta es muy difícil, requiere más trabajo en el gimnasio.

Geraldine: Quizá tenga que ver con eso: "Si me costó tanto laburo tener una buena cola, la muestro". Y si mostrás un poco la cola, no te tenés que hacer cargo de nada porque todo pasa a tus espaldas. Las miradas, los comentarios, lo que sea… Pero si te miran las lolas, alguna vez le cruzás la mirada. Y es una sensación mucho más incómoda.

-¿La mirada de los argentinos inhibe?
Geraldine: Les gusta mucho mirar y ni siquiera disimulan.
Carolina: Pero más me inhiben las miradas de las argentinas. Las mujeres somos más crueles y estamos atentas al defecto de las demás, mientras que al hombre cualquier colectivo lo deja bien.
Sabrina: Nosotras decimos espantadas: "Es una caradura: tiene pocitos y se pone una tanga". Aunque por dentro estás contenta porque te das cuenta de que somos muchas las que tenemos el mismo problema.
Geraldine: Nosotras vivimos en una lucha contra la celulitis y los tipos ni se dan cuenta, ven el conjunto y no se detienen en el detalle.

TRES CHICAS CON SUERTE. Sabrina Rojas tiene 23 años y mide exquisitos 87-60-92. Jura que está sola, sin novio ni compromisos. Hoy conduce Lo mejor de Fox y Motocross-Campeonato Argentino en la pantalla de Fox Sports. Es una de las chicas más buscadas para integrar los nuevos elencos de las revistas por sus curvas contundentes, como también lo son las de Silvina Luna y María Eugenia Ritó, que sí hicieron topless en Miami.

Carolina Oltra tiene 19 años y medidas perfectas: 90-62-92. Tiene novio, aunque se reserva su nombre. "No es del ambiente…", se disculpa. Cada sábado a la medianoche conduce el magazine Kubik, por América. Fue la chica del verano 2004 desde las páginas de GENTE junto a Rocío Guirao Díaz, quien sí hizo topless en Miami.

Geraldine Neumann tiene 21 años y un novio, Jorge Ottamendi, al que presenta como músico. Sus medidas son 90-58-90 e integra el staff de Multitalent. Pronto, dice, debutará como actriz en el exitoso policial Mosca & Smith (Fabián Vena y Pablo Rago, nada menos). Y su hermana Nicole fue una de las protagonistas del destape argentino en Miami, luego de la entrega de los MTV Video Music Awards Latinoamérica. Obviamente, ella sí hizo topless. Continúa la charla:

Sabrina: A los argentinos los seduce más una buena cola que un escote perfecto.
Geraldine: Es lo que más miran, lo que más piropean. Te pueden decir algo de los ojos, algún atrevido te puede clavar la mirada en el escote, pero el 90 por ciento de los tipos se da vuelta en la calle para mirar una cola. ¡A muchos ni siquiera les importa si estás con tu pareja! El tema es que las gomas te las podés mejorar con un buen escote o algún push up. Pero la cola no tiene misterios: el pantalón te puede ayudar un poquito, pero lo que se ve es lo que tenés.
Carolina: Evidentemente, las argentinas no nacimos para el topless. Preferimos mostrar la cola con una buena tanga.
Sabrina: ¡Mirá si estoy haciendo topless y me encuentro a un conocido! ¿Qué le digo? "Hola, qué tal, te presento mis lolas…". Ni soñando. Creo que siempre es mejor estar cubierta. Un corpiño de triangulito es más ratonero, deja lugar a las fantasías.
Geraldine: A mí no me gusta llamar la atención. Y un par de lolas, buenas o malas, siempre llaman la atención de los argentinos. Tal vez algún día nuestros chicos se acostumbren. Pero si buscan una pionera del topless, paso. Que empiece otra…

-¿Un topless puede tener consecuencias profesionales para una modelo?
Carolina: Hay desnudos finos, muy buenos. Todo depende de la actitud que tengas frente a la cámara.
Sabrina: Pero las modelos más importantes del mundo no posan sin corpiño. Además, una vez que te desnudaste, no te vestís más. Después de que hice fotos en topless, ya no queda mucho por mostrar. Se acabó el misterio, ¿qué me vas a pedir?

-Un desnudo, quizá.
Carolina: ¿Completo? Jamás en la vida. Nunca iría a una playa nudista, me parece poco higiénico. Además, tenés que dejar algo para tu novio.
Sabrina: A mí no me causa curiosidad estar tomando sol desnuda entre chicas y chicos, también desnudos.
Geraldine: Yo nunca me sacaría la bombacha en público. Pero me divertiría ir a una playa nudista, una vez en la vida, para ver cómo es y decir que estuve… Pero no mostraría más que una lola, ¿eh?

por Jorge Martínez Carricart
fotos: Christian Beliera. Asistente: Gastón Beliera.
producción: Finita Bencardini.
(Maquilló Sebastián Estrada con productos L'Oréal.
Peinó: Juan Manuel para Roberto Giordano con productos Sebastián.
Agradecimientos: Class Life, Juana de Arco y Luna Garzón)

 
Comentarios
 
Sé el primero en dejar un comentario.
 
Chapita
Enviar Comentarios
Ver Comentarios
Ver Notas Relacionadas
Chapita
Chapita