Personajes
Luisana Lopilato

"No me siento una chica sexy"

Es la "cara bonita" de Rebelde Way, el programa para adolescentes de Cris Morena que va todos los días por Canal 9 a las ocho de la noche. Con tan sólo 15 años seduce con una fórmula infalible: inocencia adolescente y curvas de mujer. Sin embargo, ella no se considera una chica sensual. "No me da el cuerpo para hacerme la mujer fatal", insiste. Conózcala. Vale la pena.
Luisana Loreley Lopilato no se reconoce una chica sexy. "Y mucho menos una mujer fatal", se anticipa ahora. Sin embargo, su performance frente a cámara mantiene hipnotizado al personal del teatro Gran Rex. Luisana acepta paciente las indicaciones del fotógrafo, pero tambi én propone. "Trabaja como una verdadera profesional", coinciden asistentes de vestuario, maquilladores y peinadores. Ahora se inclina hacia delante y sonríe exquisita. Semejante toma merece una tapa.

-Mañana tengo examen. Historia de tercer año… -se lamenta Luisana luego del último flash.

Entonces, los ratones regresan avergonzados -en perfecta fila india- a sus madrigueras. Y todos vuelven a sus trabajos (silbando bajito, por supuesto).

Luisana observa la sala vacía y suspira aliviada. "Estaba muy nerviosa por el debut -confiesa ahora-. Nosotros ya habíamos estado en este teatro con Chiquititas pero esto es diferente. Con Rebelde Way cambió todo".

-¿A qué cambios se refiere?
-Cambió todo. El público se abrió bastante: están los chiquitos de siempre pero además se sumó gente más grande. Nosotros también crecimos… ¡Si hasta los regalos cambiaron! Antes, los chicos me mandaban ositos de peluche mientras que ahora me mandan perfumes y ramos de flores. Cuando vuelvo del colegio, siempre hay un grupo de chicos parados en la puerta de mi casa esperando a que entre, salga o haga algo.

-¿Chicos de treinta y pico o verdaderos infantes?
-Hay de todo. Generalmente me siguen los chicos de mi edad, aunque a veces aparecen algunos señores cuarentones ¡y hasta de cincuenta años! que me dicen cosas… Son medio zarpados, ¿no te parece?

-¿Saldría con un hombre mayor? Un anciano de treinta años, por ejemplo…
-Ni me fijo. A los tipos grandes ni siquiera los miro. Puedo tener buena onda y llevarme bien con ellos en un ámbito de trabajo, pero nada más. Yo los veo como si fuesen mis padres. Nunca saldría con un hombre mayor.

-¿Es consciente de que genera ciertas fantasías en los señores?
-Algo pasa, me dicen cosas. Pero no sé si lo genero yo. No me siento una mujer fatal y estoy convencida de que no me da el cuerpo para eso.

-Sin embargo no son pocos los que aseguran que, con sus jóvenes 15 años, usted es capaz de seducir tanto como lo hace su compañera de tira, la diosa Catherine Fulop.
-¿Cómo? ¡No me pueden comparar con Catherine! Ella sí que es sexy, y además tiene un lomazo. Yo apenas tengo 15 años y estoy en el tercer año del secundario. Me falta un montón para ser una mujer sexy y provocar. Catherine tiene un cuerpazo re lindo.

-¿Acaso usted no está conforme con lo suyo?
-No me quejo. Me siento bien con mi cuerpo. Bah, en realidad creo que tengo las rodillas muy metidas para dentro y no me gusta del todo mi sonrisa. Y odio mis orejas.

-¿Orejas? Imagino que los señores no reparan en semejante detalle…
-No creo. Por lo general, los hombres miran más mi parte de adelante, que es lo que más abunda.

-¿A qué edad se descubrió sexy?
-¿Sexy? Yo no me siento una chica sexy.

-Insisto. ¿Cuándo su cuerpo desarrolló tan exquisita armonía?
-Fue de un día para el otro. Yo siempre fui muy flaquita, un palito. Y de golpe, a los 12 años, cuando estaba en Chiquititas, me creció todo.

-Ya demostró que es capaz de posar sexy. Y en el primer capítulo de Rebelde Way se despachó con un sensual striptease… ¿Cuáles son sus límites?
-Yo puedo insinuar, pero jamás mostrar. Sé hacer caras sexy y puedo usar una remera transparente con un corpiño debajo, pero no más. Cada cosa a su edad.

-¿Cuáles son las reacciones en casa?
-Mi padres me acompañan a todos lados. Ellos me apoyan y me contienen. Justamente ahora papá me está esperando en el auto para llevarme a casa. Y cuando mamá ve todo lo que pasa con los chicos en el colegio y con los que me esperan en casa, se mata de la risa.

-¿Su padre también "se mata de risa" frente a la amenaza de tantos pretendientes?
-Sí, totalmente. Porque si bien me aconseja y me protege, no es un papá cuida. Para guardabosques, tengo a mi hermano Darío, que me controla en todo.

-¿Sigue sola? Sin novio, digo.
-Sí. Por ahora no tengo tiempo para novio. Y tampoco estoy apurada en buscar a alguien. Sé que el amor es re importante para ser feliz, pero todavía tengo tiempo.

-¿Acaso usted también coincide en que la fama le espanta candidatos?
-No. Los chicos se arriman igual. Ahora no voy mucho a bailar porque, por lo general, vuelvo cansada del trabajo y prefiero quedarme en casa. Pero si salgo, algo me dicen.

-Por favor, cite a algunos de estos poetas de la calle.
-Creo que no quedan muchos románticos, creativos… Por lo general me gritan "te mato" o "sacate todo".

-¿Y cómo reaccionan las chicas ante su presencia?
-Hay de todo. Casi siempre me tiran buena onda. Me dicen "sos una capa" o "sos re genia". Aunque el otro día apareció una chica que me gritó: "Ojalá que Marizza te mate" (N. de la R.: por el personaje que interpreta Camila Bordonaba, su archirrival en la ficción de Rebelde Way).

-Apenas adolescente, ¿cómo maneja su sexualidad?
-Yo tengo quince años. Sólo te voy a decir que di más besos en la ficción que en mi vida real.

por Jorge Martínez Carricart
fotos: Christian Beliera
asistentes: Diego Soldini y Aíto Beliera
producción: Sofía Delger
(Agradecimientos: maquilló Carlos De Benedetto
y peinaron Jorge Turano y Haydée D'Onofrio.
Vestuario: Susana Pérez Amigo)

Te podría interesar: