¿El balcón de Romeo y Julieta?

 
No, el del departamento que Cristina Pérez tiene en Puerto Madero. Fue el viernes por la noche, luego de la función de Lluvia constante, donde Joaquín comparte cartel con Rodrigo de la Serna. En medio de la ola de rumores, el actor se animó a esquivar a los paparazzi para ver a la periodista. Se fue el sábado, al salir el sol.
Recomendá Ésta Nota
Dejá un Comentario
Enviá un Mensaje al Editor
Imprimí Ésta Nota
 

Shakespeare enamorados

 
Cristina está a full con su trabajo, pero se da tiempo para escribir su blog y viajar a Londres para ver las piezas de su autor preferido: el Cisne de Avon.
 

Ganador

 
Joaquín cosecha aplausos en el teatro y acaba de ganar el ACE como Mejor Actor Dramático por Sueño de una noche de verano, obra del dramaturgo inglés.
 
CRISTINA PEREZ & JOAQUIN FURRIEL

Romance confirmadísimo

EXCLUSIVO
Se conocieron hace tres meses, cuando el actor invitó a la periodista de Telefe Noticias a ver la obra que protagoniza en el Paseo La Plaza. Ambos habrían descubierto esa noche, entre sushi y brindis con champagne, que los une el amor al teatro y a Shakespeare. Aunque ella está sola –luego de una relación de ocho años con un ejecutivo de Telefónica– y él se separó hace cinco meses de Paola Krum, buscaron mantener oculto el romance. No pudieron.
 
Estas imágenes ponen fin al misterio: Cristina Pérez (38) y Joaquín Furriel (37) juntos en el departamento de ella en Puerto Madero, tras una semana de rumores. Ni las especulaciones sobre la relación que trataron de ocultar evitaron que el actor y la periodista de Telefe Noticias se reencontraran el viernes por la noche. Los dos, cuidadosos al extremo, habían negado el romance, que lleva tres meses y se habría iniciado la noche en que Cristina fue a verlo al Paseo La Plaza, donde él protagoniza Lluvia constante. Luego de la función, ella elogió la obra en su cuenta de Twitter (@Cris_Telefe) y en su programa de Radio del Plata, Cristina en el país de las maravillas. Lo que no dijo entonces fue que esa salida teatral excedió el amor al arte. Aquel encuentro terminó en una larga velada: lo recuerdan muy bien los empleados de un coqueto restaurante de sushi de Puerto Madero. Conversaron y brindaron hasta la madrugada, mientras se ayudaban con los palitos y bebían champagne. Fue la primera de varias cenas compartidas, tanto que para los mozos del local ellos se transformaron en habitués.

La relación tiene los antecedentes menos pensados: los habría acercado el mutuo interés por las obras de Shakespeare. Furriel, que se enamoró de Paola Krum (41) cuando ambos protagonizaban Sueño de una noche de verano, volvía a sentirse atraído por una mujer que lo conectaba con el autor. Muchos son los que saben que Cristina estudia literatura inglesa desde hace cuatro años y es confesa devota del bardo de Avon.

¿POR QUE EL MISTERIO? Esta semana, Joaquín y Cristina se sintieron abrumados al saber que su romance oculto trascendía. No es para menos. Cerca de ella explican que si bien daba­ a entender que estaba conociéndose con alguien, nunca mencionaba la palabra noviazgo, sino que se refería a “un amigo” con quien se llevaba “muy bien”. Queda claro que se llevaban demasiado bien, y a tal punto llegaba la comprensión que resguardaron la relación como el secreto mejor guardado. Sobre todo para preservarlo a él, que aún no logra superar su separación (hace cinco meses y luego de siete años de casados) de la actriz de El elegido, con quien tiene una pequeña hija, Eloisa (3).

Cristina, por su parte, no tuvo en los últimos dos años ningún vínculo que se haya hecho público, desde su separación de Jorge Pérez Bello, ejecutivo del grupo Telefónica, con quien convivió durante ocho años. En las últimas semanas, y coincidiendo con un viaje de la periodista a Londres, crecieron los rumores de una posible reconciliación Krum-Furriel, que luego fueron desmentidas. Para el actor, la semana dejó emociones mezcladas: el premio ACE como Mejor Actor Dramático, su dedicatoria –con lágrimas– para su ex mujer y su hija, y que su romance con Cristina haya trascendido.

HERMETICOS PERO PROVOCADORES. Los allegados insisten en que Cris y Joaquín “se están conociendo, no están de novios”, pero fue la pareja la que sorprendió a todos a mitad de semana. Inesperadamente, cuando el romance ya había trascendido, ella lo entrevistó en su programa de radio, para hablar sólo y exclusivamente de teatro. Muchos tomaron esa entrevista como un gesto de profunda complicidad que no hacía más que confirmar el vínculo. En la nota, no sólo quedó claro que se conocen bien. Las risas nerviosas de él ante cada pregunta, y el tono familiar de Cristina, dijeron más de lo que ambos trataban de ocultar. Sólo una pista escapó de esa charla. “Te veo como un Hamlet perfecto”, le dijo ella. Quien la conoce sabe que es su personaje favorito en la obra de Shakespeare, y que decírselo a un hombre implica mucho más que una referencia periodística.

Así, tras la máscara intelectual se esconden los encuentros apasionados en una relación que tuvo su último capítulo el viernes por la noche. El actor salió raudo del teatro y se dirigió a Puerto Madero. Decidido, no se acobardó por las guardias de los fotógrafos y cenó con Cristina, en cuyo departamento se quedó hasta el otro día. Los amigos más cercanos aseguran que ambos viven con pesadumbre que la historia haya trascendido, y se empeñan en negar que exista el vínculo. “No estoy de novia con nadie. Estoy muy ocupada. No estoy saliendo con nadie. No voy a hablar de nada”, dijo ella ante los micrófonos de Infama. Una desmentida difícil de creer, y que ahora ya no podrán sostener. Habrá que ver si la relación subsiste a las presiones de vivir un amor público que se hizo público. Un romance digno de Shakespeare...
Por María Kehoe. Fotos: Julio Ruiz.
 
   
Comentario
De: sofi
Publicación: 21/12/11
paula
paula no seas envidiosa.... la perez se esta comiendo semejante bombon, no seas envidiosaaaaaa
Chapita
 Chapita
Enviar Comentario
Ver Comentarios
Ver Notas Relacionadas
Chapita