El Potro y la Potra...

 
Bajo esa consigna se realizó la producción compartida entre Graciela y Rodrigo. Allí nació un prohibido affaire –ella ya estaba saliendo con Matías Alé–, que Graciela se animó a revelar recién la semana pasada.
Recomendá Ésta Nota
Dejá un Comentario
Enviá un Mensaje al Editor
Imprimí Ésta Nota
 

Manzana prohibida...

 
“Con El Potro nos vimos algunas veces. Nos divertíamos y la pasábamos bien, sin compromisos”, simplificó Alfano con orgullo.
 

¿Tres son multitud?

 
“En un momento nos sacamos una foto los tres: Rodrigo, Matías y yo. Entonces, El Potro me decía por lo bajo: ‘No te lo podés sacar de encima... ¡Es un sticker!’. Me hizo mucha gracia”, recuerda Grace, quien calificó al ídolo desaparecido de “irresistible”.
 
ALFANO & RODRIGO

La historia jamás contada

En abril de 2000, GENTE los reunió en una explosiva tapa, como los sex symbols de la Argentina. Nueve años y medio después de la caliente producción fotográfica, la diosa reveló haber vivido un fogoso romance con el ídolo –que murió dos meses después de aquella nota–. Aquí, las fotos que atestiguan la química que hubo entre ambos, y lo que nunca se contó –ni se vio– del apasionado encuentro.
 
Off the record: aspecto de una conversación o entrevista que no se hace público; información extraoficial y confidencial.

“Agarrame fuerte, Rodrigo de América” (Graciela, a punto de iniciar la sesión fotográfica).
“Qué calorón que hace acá, al lado de Graciela” (Rodrigo, en cuanto los flashes comenzaron a retratarlos).
“Muchachos, esto se está poniendo hot...” (Graciela, durante el primer abrazo ante cámaras).

Las frases datan del 17 de abril de 2000. Son, precisamente, el detrás de escena de la noticia que hoy estalla en los medios, tras el picante on the record propiciado por Graciela Alfano en ShowMatch, con Matías Alé como testigo. En su papel de jurado de El musical de tus sueños, la diva aprovechó el momento en que debía calificar una coreografía de su ex con el hit Cómo le digo, del recordado Rodrigo, para despacharse con una caliente confesión. “Tuve un romance con El Potro. Nos conocimos en una producción de fotos... y Rodrigo era tan hombre que no me pude resistir”, declaró. Lo curioso es que lo hizo cuando debía puntuar a Matías, por aquel entonces flamante novio de Graciela. Para el público sonó como la revancha de una mujer despechada frente a su ex, hoy en pareja con una jovencísima vedette, Silvina Escudero. Sin embargo, detrás de esas palabras se escondía una verdad.

Regresemos al 2000, más precisamente a la tapa de GENTE que reunió a los dos ídolos y sex symbols del momento: El Potro y La Potra. Situémonos en el lejano almanaque. Alfano sorprendía como vedette y figura de Lo que el Turco se llevó, la revista de Nito Artaza y Miguel Angel Cherutti, que volvía a llevar a la rubia a lo más alto de la calle Corrientes. Lo de Rodrigo, en tanto, era antológico. El Potro cordobés hacía explotar el Luna Park con su cuarteto, al tiempo que anunciaba su retiro de la música para fines de ese año, vislumbrando un nuevo horizonte como productor. Una meta que se truncaría dos meses después: el 24 de junio de 2000, en un accidente sobre la autopista Buenos Aires-La Plata, moría Rodrigo, el cantante, y nacía Rodrigo, la leyenda.

Aquella producción que reunió a Graciela y Rodrigo se llevó a cabo en un estudio de Palermo. Allí, súper puntuales y profesionales, llegaron ambos. El, solo. Ella, con Matías Alé, su novio desde ese verano. La chispa se encendió de inmediato, tanto como las constantes caricias entre Grace y el cantante, aún con los flashes lejanos...
“Si bien yo ya había blanqueado mi romance con Matías frente a la prensa, él aún la remaba conmigo. Cuando Rodrigo, en plena producción fotográfica de GENTE, vio la situación, se acercó y me dijo al oído: ‘Si para conquistarte hay que llevarte el bolso, dejame que te lleve la cola del tapado’. ¡Con esa frase me mató! Sus ojos azules me fulminaron. ¡Tenía una energía tan especial...!”, confesó Alfano sin medias tintas. Y sumó intimidad al relato: “Cuando empezamos con las fotos y tuvimos contacto piel a piel, todo explotó. ¡No puedo contar las cosas que me decía en el oído todo el tiempo! Era un desfachatado, súper caballero y un verdadero hombre”.

Rodrigo tampoco ahorró elogios para la rubia: “Graciela es el símbolo de la mujer argentina. Mirá que han pasado modas, que las lolitas, que las mujeres flaquísimas, y Graciela siempre fue la número uno. Es una diosa”, confiaba El Potro ante la pluma periodística de Beto Casella, entonces redactor de GENTE.

¿Cómo siguió el affaire? “Después de la nota juntos, me invitó a verlo al Gran Rex. ¡Me trató como una reina! ¡Hasta subí al escenario! Y tuvimos un chichoneo en el camarín...”, disparó Alfano con naturalidad. “Yo ya había blanqueado mi relación con Matías. Pero no hubo infidelidad. El se la bancó, porque quería estar conmigo. En realidad debería sentirse orgulloso, porque de todos los pretendientes que yo tenía en ese momento, finalmente me quedé con él. De todos modos, lo nuestro (con Rodrigo) no duró mucho, pero fue explosivo”.

Los ocasionales testigos de aquella encendida producción recuerdan una frase que se cuela perfecto en el final de esta historia: “Muchachos, ¡somos puro fuego!”. La soltaron Rodrigo y Graciela, casi al unísono, antes de la despedida con el equipo de GENTE. Ahora se sabe, no se trató sólo de palabras.
Por Mariel Fuentes Fotos: Santiago Turienzo.
 
   
Comentario
De: gaston
Publicación: 10/11/09
rodrigo idolo
alfano dijo lo ke paso con RODRIGO por ke el era es y sera simpre el mas grande
Chapita
 Chapita
Enviar Comentario
Ver Comentarios
Ver Notas Relacionadas
Chapita