Personajes
Nicole Kidman

¡Mamita!

Como su compatriota Hugh Jackman, la actriz tiene 40 años, protagoniza el film Australia y está más que feliz con su hijita. En su paso por París, junto a su marido, el músico Keith Urban, recorrió una expo con obras de Picasso en el museo del Grand Palais. Obviamente, con la pequeña Sunday Rose, de cuatro meses.
Cada vez que mira a los ojos a la pequeña Sunday Rose con sus rozagantes cuatro meses, Nicole Kidman (40) agradece el milagro de la vida. “Hoy mi ritmo de vida es otro, al igual que mis ambiciones”, se autodefine la actriz en plena gira de promoción de Australia, la película que costó unos interesantes 130 millones de dólares–. Y esa transformación de la rubia –otrora pelirroja– se nota, y mucho, en el tiempo que destina a su trabajo y el que dedica a su familia. Por eso, apenas tuvo un rato libre en París no dudó en visitar la exposición de Pablo Picasso en el museo Grand Palais junto a su marido, el cantante de música country Keith Urban (41), y la pequeña Sunday Rose. Todo sin descuidar a sus otros dos hijos, Isabella y Connor, ambos adoptados junto a su ex, Tom Cruise.

“Tengo un hogar precioso, un marido magnífico y unos hijos maravillosos que son mi prioridad. Honestamente, me siento muy afortunada por poder trabajar en lo que más me gusta y dedicarles a mis amores todo el tiempo que deseo”, comentó Nicole al llegar a Francia. Ella, que había sido señalada varias veces como fría y distante, desde que llegó Sunday Rose a su vida es otra persona. “Con sólo pensar en mi beba ya me pongo a llorar. Pero son lágrimas de felicidad, porque yo creía que no iba a poder quedar embarazada. Además, me encanta que padre e hija se parezcan; así, cuando Keith se va de gira, yo le digo que de alguna forma está conmigo”.

Por Romina Redl. Fotos: Fotonoticias