Personajes
Luisana Lopilato

“Con Mariano terminé para siempre”

Después de dos años, cortó su relación con Mariano Martínez. Dice que no hubo terceros en discordia y que no quedaron broncas ni reproches. Lejos de la depresión, ahora aprovecha su tiempo libre en hacer lo que más le gusta: salir con amigas y retomar sus clases de saxo e inglés. “Estoy sola y muy feliz”, jura ante sus íntimos la chica sexy de la tevé.
Está sola. Pero “feliz”, aclara. Recuperando sus tiempos, dice. Sin novio ni apuro por tenerlo, confirma. Sí, los hombres la llaman, reconoce. Rubios, morochos, famosos, desconocidos, jóvenes y no tanto… Luisana Lopilato se acaba de sacar la alianza, esa que la comprometía con Mariano Martínez, y no quiere saber nada de chicos por ahora. Está en otra, cuenta. Lejos de la depresión, precisa. Disfrutando de esta nueva etapa de soltera, jura. Volviendo a salir con amigas y retomando las clases de saxo e inglés que tanto le gustan, agrega. Ya no hay dudas. Y si alguna queda, esta frase la refuta: “Con Mariano terminé para siempre”, promete la nena sexy de la tevé.

EN CARRERA. Hoy, a los 19 años, es la protagonista de dos programas éxito en Telefe: Casados con hijos 2 y Alma pirata. Por eso, como le quedaba poco tiempo libre para el amor, fue que dejó todas sus actividades semanales para dedicarse más a él: Mariano, por supuesto, el galán carilindo de 28 años con quien pensaba casarse algún día no muy lejano. Terminado definitivamente el romance, Lu se puso en carrera nuevamente: retomó sus clases de saxo, de teatro, de inglés y gimnasia. “Hasta hace unas semanas pensaba que no podía con todo, pero como las grabaciones de Alma pirata están terminando y todavía no decidí qué hacer el próximo año, volví con todo. En mis ratos libres, además, me reúno con la gente que más quiero: salgo con mis amigas y me divierto con ellas”. Salidas van, salidas vienen, algunos rumores comenzaron a correr. Uno de ellos aseguraba que la habían visto muy cerca del nieto de Mirtha Legrand. ¿Será Nacho Viale su próximo novio…? Ella lo desmiente y jura estar “solita y sin apuro”.

LA GRAN HISTORIA DE AMOR.
Mariano apareció en su vida en noviembre del 2004. Al mes ya estaban juntos… Y al año, él la sorprendió con un anillo de plata –alianzas que lucieron públicamente por primera vez en la fiesta de GENTE–, y se comprometieron en un restaurante de Puerto Madero. Las amigas de ella cuentan que parecían la pareja ideal: “Lindos, exitosos, simpáticos y cancheros. El fue el hombre más importante en su vida, sin duda. Todos pensábamos que pronto anunciarían su casamiento. Pero no…”. Llegaron las diferencias. Y antes de cumplir los dos años, se distanciaron.

EL FINAL
. Cuentan que él la celó profesionalmente, que el beso de Luisana con Nico Vázquez para la ficción de Alma pirata habría disparado la ira de Mariano. Otros aseguran que no fueron esos besos (en definitiva, gajes del oficio), lo que lo molestó tanto, sino que su amigo Nico haya aceptado reemplazarlo en la tira. Después se dijo que todo eso fue mentira, que Mariano ya estaba en otra, que se propusieron un impasse pero nunca volvieron. Hoy, mientras Martínez se desentiende de los rumores y prepara su papel de ciego para Son de Fierro, la nueva novela de Pol-ka, Lopilato se encarga de negar todo: “Me dan muchísima bronca todas las cosas que dijeron sobre esta separación. No hubo terceros ni broncas. Soy una chica como todas y tengo derecho de pelearme con mi novio si se me da la gana”. Y se le dio.

Ahora que está sola pero feliz, larga una última queja. Porque, dice, está cansada de las telenovelas que se escriben inspiradas en su vida privada.

“Nuestra relación se terminó para siempre y punto, no voy a dar detalles. Mis problemas personales los resuelvo puertas adentro”. Ahí, en la casa de Parque Chas que comparte con sus padres y su hermano Darío (también actor), ya no se habla del tema, ni del presente de él, ni del pasado de ella.

por Pablo Procopio
fotos: Santiago Turienzo y archivo Atlántida

Te podría interesar: