La edad de la inocencia

 
A los 18 años cree ciegamente en el amor eterno. Hasta hace poco estaba comprometida con Mariano. Pero ahora decidieron sacarse las alianzas. Y aunque no están pasando un buen momento, siguen hablando. Veremos qué pasa.
Recomendá Ésta Nota
Dejá un Comentario
Enviá un Mensaje al Editor
Imprimí Ésta Nota
 

 
Me molesta que me pregunten si estamos separados. Y más bronca que se inventen cosas. ¡Es mentira que bajé seis kilos! Yo peso 45, igual que siempre.”
 

Sola y sin Mariano

 
El fin de semana, ni se vio con Martínez. El sábado visitó a su hermana Daniela y su sobrina Daria, en San Isidro. Y después, fue a la casa de una de sus mejores amigas, en Las Cañitas.
Notas Relacionadas
  
“Para combinar trabajo y familia, la clave es compartir todo en la pareja”
Son actrices exitosas, tienen matrimonios con hombres públicos (Luisana con Michael Bublé y Carla con Martín Lousteau) y fueron madres hace poco.
 Separador 
Mini Bublé, punk y de alto vuelo
Tras veinte días en su casa de Nordelta, la actriz voló de regreso a Vancouver, Canadá, junto a Noah, su bebé de ocho meses.
 Separador 
“Noah ya conoció a su primo... ¡y se rieron juntos!”
Junto a su hijo –de dos meses y medio– compartieron el nacimiento de Benicio, el segundo de Daniela, la mayor de los Lopilato.
 Separador 
“Tengan piedad: ¡fui mamá hace dos meses!”
La actriz aprovechó la gira mundial de su marido, Michael Bublé, y vino al país a pasar unos días con Noah.
 Separador 
“Decidiremos el nombre del bebé sacando un papelito el día del nacimiento”
Embarazada de 37 semanas, dejó el piyama de su dulce espera muy casera, para recibir a su marido en Canadá.
Chapita
 
Luisana Lopilato

“Con Mariano tenemos crisis, como cualquier pareja”

En su momento de mayor éxito –y en medio de un mar de rumores, y muchísima presión por las grabaciones de Casados con hijos 2 y Alma pirata–, la chica más vista y más hermosa de la tele nacional no confirma ni desmiente su supuesta separación de Mariano Martínez, el hombre con el que se iba a casar, y con el que tuvo una fuerte discusión. Tras haber pedido varios días de descanso para reorganizar su vida, niega tajantemente las versiones: “No estoy depresiva, ni anoréxica, ni nada”, le confesó a GENTE.
 
Luisana (18) decidió parar. Se cansó de los rumores que salen en todos lados, rumores que dicen que se separó de Mariano Martínez (28), que fue –¿es? ¿lo seguirá siendo?– su primer gran amor, con el que se iba a casar. O de esa versión que anda rondando, sobre una Luisana anoréxica y deprimida, que bajó seis kilos de un golpe. Que está agotada de tanta grabación –entre doce y quince horas diarias–, sí, es cierto. Dos series al mismo tiempo demandan un gran esfuerzo, sin duda.

El viernes 8 se fue del set de Alma Pirata, directo a la casa de sus padres en Parque Chas. Merendó con su mamá Betty para después ir a una perfumería china por avenida Triunvirato, donde se sacó fotos con dueños y clientes. Cansada, sí, pero sonriendo, como acostumbraba y sigue acostumbrando.

–Es demasiada tu carga, Luisana.
–Es que me di cuenta que no era una máquina. Por eso decidí no volverme loca. Mi familia es fundamental a la hora de tomar decisiones, yo siempre les consulto todo. Primero están mis padres y mis hermanos. No es que ellos me digan qué tengo que hacer; simplemente me dan su opinión, y después yo hago lo que quiero.

–Es tu vida. Vos decidís...
–Por eso dejé de estudiar canto, saxo e inglés. Y ahora solo me aboco a grabar los dos programas. Eso ya me lleva muchas horas; después estoy con la gente que quiero y ya no me preocupo, porque no puedo hacer todas las cosas que me había propuesto. A fin de año voy a retomar todas esas clases.

TODO NO SE PUEDE
. Durante el último mes, Luisana no la pasó muy bien. Tuvo que pedir algunos días de licencia. Los motivos eran muchos, pero el principal, el estrés. Y una discusión muy fuerte con Mariano, “como cualquier pareja”, dice ella. Aunque para muchos la separación es cosa consumada, ella siente que todavía no esta dicha la última palabra. De todos modos, esas alianzas que usaban, ya no están en sus respectivos anulares. Y esas rosas amarillas que él le regalaba casi a diario, tampoco están. La verdad de todo esto, más o menos, pasa por aquí: “Ellos siguen hablando, aunque por ahora se están dando un tiempo para ver lo que realmente sienten. No se puede decir que están separados. Pero tampoco pasando su mejor momento”, dice una amiga de la actriz.

Todo esto del cansancio es brutalmente lógico, inevitable. Luisana nunca dejó de trabajar. Desde los 5, desfiló y estuvo en más de cien publicidades. A los 8, debutó en la tele con Mi familia es un dibujo. Después, Chiquititas, y de ahí, no paró. Finalmente, la popularidad total llegó con Rebelde Way, y su cuerpo de lolita comenzó a llamar la atención. Luisana, la nena hot de la República. Acto seguido, adiós a Cris Morena, para irse a Pol-ka, con Pensionados, donde intentaba seducir a Nico Vázquez, hoy su pareja en Alma Pirata, después de que Mariano Martínez dejara la tira. Luego de Pensionados hizo Los secretos de papá, con Dady Brieva, donde demostró que la comedia realmente era lo suyo. Y fue el trampolín para que le ofrecieran hacer el papel de Paola Argento en Casados con hijos, junto a Florencia Peña y Guillermo Francella. Hoy está en plena segunda temporada de Casados con hijos, y Alma Pirata, la tira de Cris Morena que protagonizaba junto a Mariano Martínez. Pero Mariano, en la serie, ya no está.

Otra amiga desliza: “Después de que él abandonara la novela, se empezaron a ver menos. Luisana no descansaba nunca, hacía publicidades para Israel, campañas de ropa, trabajaba más de diez horas por día para grabar los dos programas de Telefe y cumplía con todos los cursos que se había propuesto. Quería seguir y no dejar nada, pero ella solo tiene 18 años. Y le fue difícil poder controlar todo... Pero está bien. Su carrera está en ascenso, y no quiere parar. Por el contrario, Mariano hoy no está haciendo nada; tiene mucho tiempo para pensar… cosas equivocadas.”

LA GRAN HISTORIA DE AMOR.
Solo tres relaciones se le conocieron. La primera, un tiempito nomás, fue con su ex compañero de Erreway, el mexicano Felipe Colombo. Después, otro tiempito nomás, con Ignacio Lecouna. Hasta que Mariano apareció en su vida. Se conocieron en noviembre del 2004 y al mes ya estaban saliendo. Un año después, Mariano la sorprendió con un anillo de plata –alianzas que lucieron públicamente por primera vez en la fiesta de GENTE–, y se comprometieron en un restaurante de Puerto Madero. Las amigas siguen hablando: “El fue el hombre más importante en su vida. Todos pensábamos que pronto anunciarían su casamiento. Pero no.” ¿Hay esperanza? Tal vez: “El tiempo dirá si vuelven o no a estar juntos. Ella me parece que aún sigue enamorada.”

Los amigos hablan, la tele habla también. Un supuesto punto picante, lo que habría disparado la ira de Mariano, fue un beso de Luisana con su ¿ex? amigo Nico Vázquez, en la ficción de Alma Pirata. En realidad, lo que habría irritado a Martínez no fueron esos besos –en definitiva, gajes del oficio– sino que Nico haya aceptado reemplazarlo en la tira. Pero volvamos a las palabras de Luisana:

–Todos quieren saber qué pasa con Mariano, Luisana...

–Me molesta que me pregunten si estamos separados. Con Mariano tenemos crisis, como cualquier pareja, pero a esos problemas los resolvemos puertas adentro. Cuando tenga que hablar…

–¿Vas a hablar?
–…Voy a hablar. Por ahora, prefiero ser reservada y cautelosa. Nuestra relación es muy importante y muy linda como para andar ventilando cuestiones íntimas…

–También está todo eso de la anorexia, de la depresión. ¿Cuánto hay de cierto?
–Todo eso me da muchísima bronca. ¡Es mentira que bajé seis kilos! Yo peso 45, igual que siempre. No estoy anoréxica, ni deprimida, ni nada. Además, tengo la suerte de trabajar en lo que más me gusta. Estoy un poco cansada, sí, pero lo que más deseo es hacer reír y lo estoy haciendo. Aunque sólo tengo 18 años, sé lo que quiero. En realidad, en mi vida siempre tuve las cosas muy claras. Algunos sólo me pueden ver como una chica audaz, sexy o canchera…

–¿Y vos te sentís realmente así?
–Todavía no perdí la inocencia, creo en la gente y estoy mucho más tranquila de lo que muchos piensan.

El sábado, estuvo en casa de su hermana mayor, Daniela. Después, fue a visitar a una amiga a Las Cañitas, y por la noche volvió a la casa de sus padres. El domingo descansó y estuvo con su familia. Con Mariano, nada. Pero si sirve de consuelo, Luisana se ha convertido en la actriz con más rating en la televisión nacional. Los 64.5 puntos del miércoles 6 lo comprueban, si sumamos el total de las dos temporadas de Casados con hijos y Alma pirata. Claro que el éxito y la fama, a veces, no suelen ser lo más importante. “Yo soy una chica como todas, quiero seguir haciendo lo que me gusta, ser feliz, reírme mucho, llorar poco, y tener una vida tranquila.” ¿Una vida con Mariano? Eso está por definirse.

por Pablo Procopio
fotos: Javier Moreno y Julio Ruiz

 
   
Comentario
Sé el primero en dejar un comentario.
Chapita
 Chapita
Enviar Comentario
Ver Comentarios
Ver Notas Relacionadas
Chapita