Orgullo nacional

El Irizar vuelve a navegar

A una década de incendiarse, terminó la reconstrucción del rompehielos más grande del país. Para la obra –a cargo del astillero Tandanor– se necesitaron 153 millones de dólares y 65 meses ininterrumpidos de trabajo. El resultado: un moderno navío con capacidad ya no para 250 tripulantes, sino para 313. Aquí, los detalles e historias de quienes estuvieron a cargo de la reforma.

28/05/2017

Fotos

1 de 14

El equipo dedicado a la rehabilitación del navío posa en el muelle E del astillero, a orillas del Río de la Plata. Allí se realizaron los trabajos. El buque mide 121 metros de largo y 25 de ancho.

Fotos: Alejandro Carra, archivo y gentileza de Pablo Senarega, Ministerio de Defensa.
palabrasclave: