#MTVMA

Vientos de política en la entrega de los MTV Video Music Awards

El mundo de la música toma partido en contra del nazismo y el terrorismo además de reivindicar el lugar de las mujeres.

27/08/2017

El Mundo

Los MTV Video Music Awards, que premian los mejores videos musicales del año, arrancaron el domingo con un marcado tono político, cuando Katy Perry mostró un periódico anunciando que "el mundo está en llamas" y Paris Jackson llamó a resistir a los neonazis. 

El rapero Kendrick Lamar, quien lidera la noche con ocho nominaciones, abrió la gala interpretando su tema "Humble" vestido de rojo sobre un escenario negro iluminado por luces láser.

Exhibiendo su nueva fascinación por las artes marciales, dos personas vestidas de ninja lo siguieron por el escenario en el estadio de Inglewood, cerca de Los Ángeles.

"El mundo va bien, ¿no? Todo va súper bien. Tal vez no tanto", dijo Perry, la maestra de ceremonias, tras descender del techo del escenario en un traje espacial.

La cantante californiana se ha convertido en los últimos años en una de las celebridades más comprometidas con la izquierda. Tras apoyar fervientemente a la candidata demócrata presidencial estadounidense Hillary Clinton, actualmente combate la política de Donald Trump.

Paris Jackson, hija del difundo rey del pop Michael Jackson, concedió el primer galardón de la noche, el de Mejor video pop del año, al grupo Fifth Harmony.

"Debemos mostrar a estos nazis y supremacistas blancos que no tenemos ninguna tolerancia a su odio ni su discriminación, debemos resistir", dijo al público.

La noche promete estar llena de militancia. Durante la ceremonia se otorgará por primera vez un premio que no tiene nada que ver con los videos: el de "Mejor combate contra el sistema".

Será entregado por la madre de Heather Hayer, quien murió en un ataque de un simpatizante nazi en Charlotsville cuando se manifestaba contra el fascismo.

"Surefire", de John Legend, cuyo video aborda el sentimiento antiinmigrante y antimusulmán en Estados Unidos, es uno de los nominados al "Mejor combate contra el sistema".

Los otros candidatos incluyen el tributo a los inmigrantes de la exitosa comedia musical "Hamilton" y un himno contra el criticado oleoducto Dakota Access Pipeline interpretada por Taboo, del grupo Black Eyed Peas.

Además, en un reflejo fiel de la evolución de las normas culturales, los VMA de este año fusionan los géneros, aboliendo las separaciones entre categorías para hombres y mujeres y rebautizando la estatuilla entregada a los premiados como "persona de la luna" en vez de "hombre de la luna".

- "Despacito" olvidado -

A pesar de sus reivindicaciones sociales, los VMA no escapan a las controversias y críticas.

"Despacito", el hit reguetonero que hace bailar al mundo entero y cantado por los puertorriqueños Luis Fonsi y Daddy Yankee, no recibió inicialmente ninguna nominación, a pesar de ser el video más visto de la historia de YouTube.

Más tarde, tras haberse cuestionado el proceso de atribución de las candidaturas, MTV acabó incluyendo el tema en su versión con Justin Bieber en la categoría "Canción del verano". Pero de todos modos perdió en la categoría ante Lil Uzi Vert, con "XO Tour Llif3".

Taylor Swift, gran sacerdotisa de la música pop junto a Katy Perry, aprovechó la ceremonia de los VMA --y su gran audiencia-- para desvelar el video de su single lanzado el viernes "Look What You Made Me Do", primer tema de su nuevo álbum.

Uno de los momentos más esperados será la aparición del roquero inglés Rod Stewart, que interpretará una versión modernizada de su éxito de 1978 "Da Ya Think I'm Sexy?" con el joven grupo DNCE.

Los Angeles (AFP)

notasrelacionadas