Toda la intimidad de la celebración

Sofía Zámolo: “Con Joe tuvimos la boda soñada”

La modelo y conductora se casó en Punta del Este con José Félix Uriburu, un joven licenciado en Administración de Empresas que robó su corazón tres años atrás y a quien conoce desde la infancia. Toda la intimidad y los detalles de la impresionante celebración que duró tres días y tres noches.

13/12/2016

Actualidad

La playa, el sol, el mar y una pareja enamorada dando el sí eterno frente a sus seres queridos bajo un deslumbrante atrio integrado por cientos de flores blancas. Parece una postal idílica, pero es lo que vivieron Sofía Zámolo (33) y su amado José Félix Uriburu (36) hace sólo unos días en el paraíso esteño. Así vivió la modelo 72 horas mágicas a pura emoción junto a 200 invitados VIP.

–Tuviste una boda increible. ¿Cuál es el momento que vas a recordar para siempre?
–El inicio de la ceremonia. Cuando entré, observé a todo el mundo mirándome y de repente enfoqué la mirada en Joe. Lo encontré en el medio, delante de todo, esperándome con una sonrisa de oreja a oreja. Fue muy lindo. Y después, cuando terminó la ceremonia. La primera caminata estando casados fue tan linda y emotiva que recorrí todo el trayecto llorando de emoción y felicidad.

–¿Dónde conociste a Joe?
–En el cumpleaños de su tío... ¡cuando él tenía 16 años y yo 13! Ahí no pasó nada, obvio, pero nos volvimos amigos porque tenemos muchos conocidos en común y él iba al colegio con mis primas.

–¿Y en qué momento te diste cuenta de que él era el hombre para vos?
–La verdad, yo estaba totalmente cerrada a la idea de tener una relación. No quería estar de novia ni enamorarme de nadie y lo que pasó fue que él, con su sentido del humor y su forma de ser, hizo que me dijera a mí misma: “este chico puede ser un candidato para tener una relación en serio”. No sé exactamente cuánto tiempo pasó, pero al mes de estar de novios nos fuimos a vivir juntos y ya ahí lo miraba con otros ojos.

–¿Qué fue lo que te enamoró de él?
–Sus valores. Lo que es como persona y lo que él quiere en su vida de acá en adelante. También me cautivaron su simpleza y su autenticidad. Me siento muy identificada con él porque los dos somos muy pegotes con nuestras familias. Las vemos todas las semanas. Y si hay un fin de semana en que no nos encontramos, los extrañamos un montón.

–¿Cómo te propuso casamiento?
–Estábamos desayunando el 1 de enero del 2016 y noté que Joe estaba un poco nervioso. Me dijo “yo te amo para siempre”, que es una frase que nos decimos muy seguido, y le dije “yo también”. Y entonces Joe me preguntó: “¿Estás segura? Si no lo estás, quiero que lo estés, porque quiero que te cases conmigo”. Ahí me dio un anillo ¡y me puse a llorar!

–¿Tenés ganas de ser mamá?
–Sí, nos encantaría que lleguen los hijos. Pero no ya, porque primero viene la Fashion Week de New York en febrero„ en marzo la luna de miel, y después voy a ir a modelar a Europa y Brasil. Así que a los chicos vamos a buscarlos un poquito más tarde. Será en el momento en que Dios lo decida y en el que hagamos los deberes. Pero si fuese por Joe, ya mismo tendríamos hijos.

–¿Cómo va a ser la luna de miel?
–Vamos a ir a Zumba, una isla muy linda perdida en Indonesia. Haremos de todo: surf, cabalgatas, polo en la playa, trekking en las montañas… Estamos armando un montón de cosas bien aventureras. Y lo divertido es que salimos el día de mi cumpleaños: el 21 de marzo.
 

Después de la mega fiesta, la flamante señora de Uriburu describió los soñados tres días con sus noches que pasaron en el Este, sin un segundo de descanso: “La verdad, salió más lindo de lo que podía haberme imaginado. Estoy cumpliendo una fantasía. Esta Navidad voy a agradecerle a Dios que nos haya regalado un fin de semana tan mágico, con un clima ideal, y junto a la gente que queremos. Con Joe estamos repletos de amor y contentos por todo lo vivido”.

Por Kari Araujo Fotos: Cuika Foto

notasrelacionadas