La previa del estreno

Pedro & José María hablan de su nueva película

El dúo, que protagonizó Socios por accidente 1 y 2, vuelve en vacaciones de invierno con la comedia Cantantes en guerra. ¿Cómo es su vida lejos del cine y la tele? ¿Son amigos? ¿Tienen divismos? ¿Se celan con Paula y Mónica, sus respectivas mujeres? Mano a mano con la pareja más exitosa de la pantalla grande nacional.

16/07/2017

Actualidad

Haceme un favor: ¿no le cargás nafta a mi auto?”, le pide José María Listorti (44) antes de la entrevista a uno de los chicos de la producción de Cantantes en guerra, el filme que se estrena el 13 de julio junto a Pedro Alfonso (37, actor de Multitalent Agency). Minutos después le preguntamos:

–¿Tenés divismos, como tu personaje, José María?

–No, ninguno.

–¡Pero si hace un ratito pedías que te vayan a cargar nafta!

Pedro: ¡Es verdad! Tiene mucho de divo y yo lo puedo confirmar, porque fui su productor. Llega y te tira las llaves del auto para que se lo estaciones. Una vez vino con uno automático... ¡y yo no sabía ni cómo abrir la puerta!

José María: Eso habla bien de mí, que siempre te dejo manejarlo. No, en serio, sólo con eso del auto, nada más. No me gusta dar vueltas para estacionar. 

–¿Y vos, Pedro?

–Mi único divismo es que si en el teatro me falta un fernet con hielo, no puedo arrancar. A veces todos terminan corriendo porque no encuentran cubitos... Se me hizo una costumbre desde mi debut, cuando tomé un vasito para sacarme la vergüenza. Es como el mate, un ritual... No es que salga en pedo al escenario, eh.

..........................................................

Se conocen desde el 2003. “¿La primera vez que lo vi a José? Cuando fui a una entrevista para trabajar en Telefe y pasó muy canchero al lado mío. No me olvido más... ¡Hasta se lo conté a mis amigos!”, relata Pedro. Recién trabajaron juntos en 2007, en Este es el show, como conductor y productor. “Ahí empezamos a encontrarnos en un mismo código”, revela. Años después, en 2014, llegaría su debut como dupla cinematográfica en Socios por accidente 1 y luego (2015) la confirmación de su química con una segunda parte. “¿Ya pasaron dos años?”, se preguntan, conociendo la respuesta y el motivo. Sí, ya que regresan interpretando a amigos que forman parte de un dúo musical y terminarán compitiendo, traición mediante, para convertirse en el reguetonero número uno. “Queríamos hacer algo distinto para sorprender al público, y se nos ocurrió que nos vean cantando”, dice Josema. ¿Sus personajes? “El mío tiene la onda de Ricardo Fort, ¡que me encantaba! Me divierte hacerme el excéntrico. Soy de los que en su casa andan con medias y ojotas”, confiesa. Pedro, en cambio, interpreta un personaje “más como yo, un tipo más tranquilo y familiero, aunque de repente puede explotar”, confiesa Alfonso, noticia por estos días además debido a su gira con Abracadabra, la reciente incorporación a la novela Las Estrellas y por haberse bajado del Bailando (ambos programas de eltrece). “Ya era mi quinto certamen y arranqué nada más por la costumbre de que los campeones vuelven. No voy a cometer el error de decir que es una despedida, porque ¿quién sabe?”, resume.

–¿Cómo es que llegaron a su tercera película?

José María: Es que nos conocemos tanto... Nos miramos y ya sabemos lo que piensa el otro.

Pedro: En las duplas lo importante es que cada uno tenga su lugar. En el cine somos como en la vida: yo, más vergonzoso, fóbico de la gente y de perfil bajo, y José, re caradura, un tipo que disfruta incomodándote. Capaz que se pone a gritar en el lobby de un hotel, o mientras espera su pedido en McDonald’s... ¡le come las papas fritas al desconocido de al lado!

José María: Me encanta esa impunidad. Es que me hice trabajando en la calle, con cámaras ocultas, desnudándome delante de todo el mundo... Me divierto. Lo mío es muy al estilo de Emilio Disi.

–Sus personajes se marean con la fama. ¿Alguna vez les pasó en la vida real?

José María: No. Yo sigo teniendo los mismos amigos del barrio. Si fuiste a un cumpleaños mío de hace veinticinco años y vas a uno ahora, verás a la misma gente, con apenas algunas incorporaciones, como Pedro y Paula y Freddy (Villarreal). Alguno te puede decir que la fama te cambió, pero en realidad todos vamos cambiando porque evolucionamos, seamos o no figuras públicas.

Pedro: Es imposible que la fama no te maree un poco, sobre todo en el Bailando. A mí me jugó a favor que trabajaba ahí como productor y me sentía en casa. Por eso siento que no me pasó. El sábado estuve en la despedida de Cavenaghi y los jugadores me saludaban por ni nombre... ¡No lo podía creer! ¡Fue un flash!

–¿Cuál es su cable a tierra?

Pedro: Los amigos, la familia...

José María: ...¡y la Play!

Pedro: ¡Totalmente! Cuando juego, aunque Paula nunca me vaya a entender, me desconecto de todo.

–¿Se celan con sus parejas?

José María: No, con Mónica no nos damos motivos.

Pedro: Nosotros algo sí. Paula me revisa el celular, aunque en el fondo no es enferma de celos. Cuando me enteré de que en Las Estrellas tenía que besarme con Natalie Pérez, estaba angustiado y nervioso antes de contarle, y al final terminamos ensayando juntos. Ahí me dijo: “Chapala fuerte, que no sea un papelón”. Pau siempre me apoya en todo.

–¿Es cierto que sus respectivas mujeres se encargan de sus looks?

Pedro: Sí, yo me pongo lo que elige ella. Si tuviera que describir a Paula con una palabra, sería “solución”. Yo me ahogo, pero ella es muy práctica y soluciona todo: el pago de cuentas, la ropa, horarios, AFIP, contador, ¡todo!

José María: En casa es igual. Mónica es la jefa del hogar: me ayuda con la ropa y se encarga del supermercado, los chicos... La verdad, digámoslo juntos, Pedro...

Ambos: ¡Somos tipos con suerte!

Por Maru Cociffi. Fotos: Tiff Prensa & Comunicación.

famosos
en esta nota:

famosos en esta nota:

Pedro Alfonso
José María Listorti

notasrelacionadas