TODO LO QUE PASÓ

Pampita después del escándalo

Tras una semana escandalosa en ShowMatch, donde sufrió roces con el resto del jurado y con varios participantes, la modelo salió a defenderse en medio de los rumores de renuncia: “Si me lastiman, me retiro”. Además, toda la verdad sobre cómo supera la ruptura con su ex, la misteriosa relación con Pico Mónaco y cómo le impactó el nuevo vínculo de la China Suárez con sus hijos.

04/10/2016

Actualidad

Es difícil manejar tanta exposición cuando por una cosa o por otra estás siempre en el candelero”. Eso afirman los que más conocen a Carolina “Pampita” Ardohain (38), quien vivió una agitada semana en la que se convirtió en blanco de todas las críticas. Primero fue un choque automovilístico que protagonizó a pocas cuadras de su domicilio, y luego el duro cruce con su compañero de jurado Marcelo Polino, tras el cual decidió abandonar en vivo el piso del Bailando el martes pasado.

“La acusación de Polino fue la gota que rebalsó el vaso. Caro es una mujer de carácter. En los momentos en que estás fuerte hay comentarios que no te afectan, pero ella venía de unos días de gran carga emocional”, aseguran desde el círculo íntimo de la top, movilizada por el aniversario del fallecimiento de Blanquita –se cumplieron cuatro años el pasado 8 de septiembre– y por el suicidio de un íntimo amigo de la familia, al que despidieron el 21 en un cementerio privado de Pilar.

“Cualquier muerte violenta te revive todos los duelos, como el de Blanca o la separación de Benjamín”, precisó la misma fuente, en medio de los rumores de embarazo de la China Suárez y su ex, quienes recientemente estrenaron convivencia en un paquete edificio sobre la Avenida del Libertador.

SENSIBILIDAD A FLOR DE PIEL. “Ojos que no ven, corazón que no siente”, afirma el refrán. Por eso, el día que Desayuno americano puso al aire imágenes de Eugenia Suárez (24) jugando en la una vereda con Benicio (un año y once meses) –el menor de Pampita junto a Vicuña (37), que también tienen a Beltrán (4) y Bautista (8)–, a la modelo no le hizo mucha gracia. “Deberían exponerse menos”, sostuvo un íntimo de la pampeana. Sin embargo, ella misma aseguró: “Todo el amor que les llegue a mis hijos es bienvenido. De todo el mundo. Son niños, son inocentes, y lo único que quieren es amor”. La China afirmó en el mismo tono: “Somos todos padres. Ella es la mamá de los hijos de Benjamín, y lo respeto”.

Pero en el entorno de ambas aseguran en estricto off the record que aún hay rispideces. “Es una situación dolorosa para Caro, pero es un trabajo interno que debe hacer, y tiene muy claro que la prioridad son sus chicos y su felicidad. Entre ellas no tienen trato. La relación es con Benja, que con el tema de la separación ya cerrado y sin intenciones de volver de ninguna de las partes, se centra en sus hijos”.

 

EL DOLOR DE LA PERDIDA. Algo muy movilizante fue que el 8 de septiembre último la ex pareja organizó una misa nocturna en la iglesia Nuestra Señora de la Merced, de San Isidro, a raíz del cuarto aniversario de la muerte de Blanquita. Conmovida, Pampita le dedicó un emotivo mensaje en su cuenta de Instagram: “Ojalá pudiera devolver el tiempo para verte de nuevo, para darte un abrazo y nunca soltarte. Mas comprendo que llegó tu tiempo, que Dios te ha llamado para estar a su lado. Así El lo quiso”.

A los pocos días, el 20 de septiembre, otra pérdida volvió a sacudir a la modelo: el suicidio de Matías Corti Maderna, muy allegado a la familia y ex esposo de su íntima amiga Puli Demaría, cuyos hijos  tienen la misma edad que los suyos. “Fue muy sorpresivo y revivió en Caro momentos de mucho dolor; por eso tuvo una semana difícil”, explicó una fuente cercana de Pampita, quien contó que la modelo hace terapia desde hace años y afronta cada piedra en el camino con su mayor arma: la sonrisa.

 

TENSION EN LA PISTA. Aunque los cruces y tensiones ya son un clásico en ShowMatch, Pampita atravesó una de sus peores semanas como jurado. Discutió con sus compañeros de trabajo, abandonó el piso en vivo y amenazó con renunciar al certamen, aunque al final –y pese a ser duramente criticada– se reincorporó al programa.

LUNES 26. Angel de Brito dio la noticia de que Pampita había tenido un accidente el viernes 23. “Chocó a un lisiado y no quiso darle la documentación”, aseguró en Angeles de la mañana. La modelo llamó para hacer al aire su descargo: “Dejen de difamarme. Soy una madre que se rompe el alma por mis hijos, trabajando todas las noches y ustedes todas las semanas están tirándome mierda”, lanzó disgustada.

MARTES 27. Nicole Neumann –enfrentada desde hace años con Pampita– volvió a la pista. La rubia y la morocha tuvieron su esperado enfrentamiento, aunque el batacazo lo dio Polino, quien puso en tela de juicio la presencia de Carolina en el jurado. “Llegó acá porque inventó una historia: que había visto en un motor-home a su ex marido con una chica que nada tiene que ver. Vino ensuciando la honorabilidad de una amiga mía. Con lo que inventó le hizo daño a La China y a su familia”, acusó. La morocha se levantó inmediatamente y se retiró del piso, encerrándose en su camarín durante casi dos horas. “Sabía que lo de Nicole era parte del show. Lo que realmente la hirió fue el comentario tan violento de Polino. Se sintió calumniada e injuriada”, precisaron fuentes cercanas a Ardohain. Las críticas no tardaron en llegar, y Moria, fiel a su lengua karateca, aseguró: “Bailando es el reality de Pampita; todos somos funcionales a ella. Le encanta. Si no, no hubiera aceptado participar. Fue cornuda, humillada, y con todo lo que le pasó, éste es un mimo al alma. Es tapa de todas las revistas y después vuelve con su sonrisa como si nada”.

 

MIERCOLES 28. Aunque se había comprometido a hacer una presencia en el desfile de Calandra en el Yacht Club de Puerto Madero, optó por faltar a la cita. Según trascendió, “no quería lidiar con la prensa y reavivar el fuego de la noche anterior”. Ese mismo día la visitó Chano Charpentier y por la noche se reunió con Fede Hoppe y el Chato Prada, quienes fueron a su casa para persuadirla de que no renunciara al programa. Aunque tenía planeado tomarse jueves y viernes para viajar a Miami, lograron disuadirla con la promesa de ponerle un punto final a la polémica, para calmar las aguas. “Ella acepta el juego, pero desborda cuando se meten con su vida privada. Su límite son sus afectos y sus temas personales”, contó un amigo.

JUEVES 29. Después de varias idas y vueltas donde se barajaron opciones de reemplazo (la primera en la lista fue María Vázquez), Pampita decidió regresar a ShowMatch: “Es mi trabajo y nunca pensé en renunciar. Si me lastiman me retiro, porque no quiero devolver con la misma moneda”, dijo el lunes en una entrevista en Este es el show. Mucho se especuló acerca de las exigencias que impuso para su vuelta: se habló de un pedido de disculpas públicas por parte de Polino y hasta de una suma de dinero extra, que fue desmentida por Prada. “Es un disparate”, precisó el productor.

 

TRAS LA TORMENTA. El fin de semana trajo la calma, y aunque no pudo viajar a Miami, la modelo voló el sábado a Mar del Plata para conducir un desfile en Paseo Aldrey, el nuevo shopping de la ciudad. Nacho Viale –a quien Pampita sigue catalogando como “un amigo”– la llevó hasta Aeroparque. La top viajó acompañada por su manager, Gastón Stati, su amiga Angeles Balbiani y su hermano Guillermo. Luego de cumplir con sus compromisos laborales, se encontraron con Julio Iglesias en el hotel Hermitage, y finalizaron su estadía en Mardel con una cena en La Paloma, el restaurante de Juan “Pico” Mónaco, su relación actual.

“Le gusta mantenerse ocupada, sobre todo cuando a los chicos les toca estar con Benja”, asegura un íntimo de la diosa. ¿Y el amor? “Aunque la gente especule con Nacho o con Pico, ella por ahora no quiere ponerse de novia. Tuvo una relación de diez años y aunque todo esté terminado, su corazón necesita sanar. Por eso está buenísimo que viaje con amigas, que se divierta y disfrute”, precisa la misma fuente, quien expresa que “no es algo que le caiga en gracia a Benjamín, que como buen chileno es muy formal”, pero que ella se guía por lo que le hace bien.

“Me pasan cosas comunes y corrientes. La gente me tiene mucho cariño, me quiere ver bien, y lo agradezco. El día que tenga algo importante para contar lo voy a compartir, pero por ahora me siento más cómoda cerrando esa puerta”, aseguró la morocha. “Tengo mala suerte en el amor”, les confía a sus íntimos, aunque los que la quieren le aconsejan “tiempo al tiempo”. Lo sabe mejor que nadie: “En el amor necesito tomarme un tiempo para mí”.

Por Maru Cociffi y Flor Illbele. Fotos: Fabián Uset, Alejandro Carra, Diego Soldini, Movilpress, archivo Atlántida, Ideas del Sur y diario La Capital de Mar del Plata.

famosos
en esta nota:

famosos en esta nota:

Carolina Pampita Ardohain
Benjamín Vicuña

notasrelacionadas